Paraguay y EE. UU. capturan líder de red internacional de lavado de dinero

Paraguay y EE. UU. capturan líder de red internacional de lavado de dinero

Por Juan Delgado/Diálogo
septiembre 28, 2021

El 24 de agosto, los gobiernos de Paraguay y los Estados Unidos realizaron una acción coordinada en contra de la red de blanqueo de dinero de Kassem Mohamad Hijazi, un ciudadano brasileño de origen libanés implicado en la financiación del terrorismo de Hezbolá.

En respuesta a una solicitud de extradición de los EE. UU., los equipos de la Secretaría Nacional Antidrogas de Paraguay (SENAD) capturaron a Hijazi, y allanaron sus oficinas en Ciudad del Este, Paraguay, localizada en la Triple Frontera con Argentina y Brasil. A las pocas horas de su detención, el Departamento del Tesoro de los EE. UU. impuso sanciones anticorrupción contra Hijazi, su primo hermano Khalil Ahmad Hijazi y una de sus asociadas, la empresaria paraguaya Liz Paola Doldán González, indicó un comunicado del Departamento del Tesoro de los EE. UU. El Tesoro también designó a cinco entidades “relacionadas con sus esquemas de corrupción”.

Según el Tesoro, la red de lavado de blanqueo de Hijazi opera a escala mundial desde 2017, “con la capacidad para blanquear cientos de millones de dólares”.

El centro de investigación basado en Washington D.C. Fundación para la Defensa de las Democracias reportó que un cable diplomático de los EE. UU., de 2005, denomina a Hijazi como “principal recaudador de fondos y activista de Hezbolá, que apoya actividades relacionadas con el terrorismo de Hezbolá”.

En un comunicado, la SENAD indicó que la organización de Hijazi se encontraba en la lista de las organizaciones internacionales de narcotráfico y blanqueo de dinero más prolíficas, de la Administración de Control de Drogas (DEA en inglés) de los EE. UU. “Kassem Mohamad Hijazi estaría permeando hábilmente las debilidades del sistema financiero nacional e internacional, para colocar y estratificar fondos procedentes de actividades ilícitas, entre ellas el narcotráfico, generando transacciones comerciales fraudulentas”, agregó la SENAD.

Según el Tesoro, Hijazi utilizaba empresas de importación y exportación, como España Informatica S.A. –de la que Khalil Ahmad Hijazi es el presidente–, para importar mercancía de los EE. UU. a través de puertos de entrada en Paraguay y venderla en el país. Las ganancias se transferían luego a través de casas de cambio y bancos en Ciudad del Este a los Estados Unidos, China y Hong Kong, entre otros lugares. La red de empresas de fachada y las relaciones comerciales de Hijazi le permitían mover sus ganancias ilícitas por todo el mundo, y su red se extendería hasta los Estados Unidos, Sudamérica, Europa, el Medio Oriente y China. Según el diario paraguayo El Independiente, operaría con más de 110 empresas.

“Fuentes antidrogas indicaron que supuestamente Hijazi no opera para una organización exclusiva o para grupos de un solo ámbito delictivo, sino que gerencia el blanqueamiento de activos de cualquiera que requiera sus recursos, incluso la inteligencia norteamericana lo relaciona con financiamiento del grupo chiíta Hezbolá”, reportó El Independiente.

Según la SENAD, en 2004 Hijazi y su hermano Chadi Mohamad Hijazi ya habían sido investigados por la justicia paraguaya por evasión impositiva, lavado de dinero y remesa ilegal de divisas.

Share