Cascos azules del Perú contribuyen con la paz mundial

Cascos azules del Perú contribuyen con la paz mundial

Por Pedro Francisco Hurtado Cánepa/Diálogo
julio 21, 2021

El 22 de junio el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú reportó que 27 mujeres y 178 hombres del Ejército, Marina de Guerra y Fuerza Aérea, integrantes de la Compañía de Ingeniería Perú, partieron para integrarse a la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA en francés).

“Ustedes parten para dar continuidad a la contribución que realiza nuestro país en la República Centroafricana, para proteger a la población y apoyar el proceso de transición allí instalado”, afirmó la ministra de Defensa Nuria Esparch, durante la ceremonia de despedida al contingente militar.

Para participar en misiones de paz, los militares son capacitados con cursos sobre la construcción de aeródromos, alistamiento en operaciones de paz, entrenamiento en equipos móviles, derechos humanos, y enfermedades tropicales, además de idiomas como el francés e inglés, dijo a Diálogo el Teniente Coronel del Ejército del Perú Alex Pérez Castillo, 2.do comandante del 5.to contingente.

Las militares peruanas integrantes de los cascos azules en la misión de paz MINUSCA, son parte fundamental para interactuar con la población más vulnerable de la República Centroafricana. (Foto: Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú)

La Compañía de Ingeniería Perú se encuentra desplegada en la República Centro Africana desde 2016 y es relevada anualmente, informó el Ministerio de Defensa. “Durante 2020 y parte de 2021, los militares peruanos realizaron trabajos de mantenimiento y construcción de carreteras, repararon tres puentes, acondicionaron el terreno para ubicar al hospital de Bouar – Baoro, y apoyaron en la construcción de áreas deportivas”, dijo el Tte. Cnel. Pérez. “Además, construyeron en Bouar, capital de la prefectura dNana-Mambéré, un helipuerto que sirve como base de operaciones de un escuadrón de aviación de Bangladesh, y que cuenta con tres plataformas de aterrizaje, pista de espera y superficies de carga y descarga”.

El Tte. Cnel. Pérez destacó la presencia del personal militar femenino para la protección a la población civil. “Al tener contacto con personas vulnerables como mujeres y niños se puede apreciar que se encuentran más abiertas a interactuar con ellas, facilitando así el apoyo, cumpliendo el objetivo y creando confianza en la población”, aseguró.

En la República Centroafricana dos de cada tres niños necesitan asistencia humanitaria, y uno de cada cuatro niños está desplazado o es un refugiado, según un informe de UNICEF del 2018.

Los entrenamientos previos en sus países de origen permite a los cascos azules estar alertas ante los constantes conflictos en los que se encuentran esas regiones, en donde existen grupos rebeldes que mantienen en constante zozobra a la población, aseguró el Tte. Cnel. Pérez “la finalidad es llevar paz y seguridad a estos lugares”, concluyó.

Share