• Home »
  • Destacados »
  • Asesor militar canadiense habla sobre la importancia del programa de oficiales de enlace de SOUTHCOM

Asesor militar canadiense habla sobre la importancia del programa de oficiales de enlace de SOUTHCOM

Asesor militar canadiense habla sobre la importancia del programa de oficiales de enlace de SOUTHCOM

Por Steven McLoud/Diálogo
mayo 17, 2021

Originario de Quebec, Canadá, el Teniente Coronel Ghislain Rancourt se unió a la Real Fuerza Aérea Canadiense en 1982. Como piloto, el Tte. Cnel. Rancourt tiene más de 3800 horas de vuelo a bordo de las aeronaves CP 140 Aurora y CC 130 Hercules, además de dos despliegues en Afganistán. Durante su segundo viaje fue asesor estratégico del comandante de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad, en Kabul.

Antes de llegar al Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM) en 2016, en el marco del programa Consejeros Militares de Naciones Amigas (PNMA en inglés, también conocido como programa de Oficial de Enlace de Naciones Amigas), el Tte. Cnel. Rancourt pasó tres años como oficial de enlace canadiense en la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur, en Key West, Florida. Este verano de 2021, el Tte. Cnel Rancourt realizará la transición a su próxima misión, al Comando Norte en Colorado Springs, Colorado.

Diálogo: ¿Qué importancia tiene para Canadá el participar en el programa PNMA de SOUTHCOM?

Teniente Coronel de la Real Fuerza Aérea Canadiense Ghislain Rancourt, Consejero Militar de Naciones Amigas en SOUTHCOM: Canadá tiene representación en todos los comandos combatientes de los EE. UU., y para nosotros es muy importante estar en el Comando Sur, porque proporcionamos mucho desarrollo y asistencia de trabajo en la región de Latinoamérica y el Caribe. Es muy importante que nos reunamos y sincronicemos para ver qué clase de colaboración podemos ofrecer en ciertas áreas. Mi presencia aquí facilita este intercambio.

Muchos se preguntan por qué Canadá está aquí en SOUTHCOM. Digo, estamos en el norte. No tenemos ninguna isla canadiense en el área, como sí tienen otros países. Como mencioné anteriormente, es porque queremos ayudar a la región, a la región caribeña. Es parte de nuestro vecindario porque hay una gran diáspora del Caribe en Canadá, y sólo tiene sentido que estemos aquí si es para ayudarlos a ayudarse a sí mismos en el futuro.

Diálogo: Actualmente SOUTHCOM tiene 11 oficiales en el programa de enlace. ¿Por qué es importante para las naciones socias del hemisferio occidental el estar aquí?

Tte. Cnel. Rancourt: Nos brinda un mejor panorama de las necesidades que pueden tener algunos de nuestros socios. Es una relación que se construye, y puedo compartir con ellos mi experiencia y cómo hacemos las cosas. Además aprendo cómo las hacen ellos para que podamos llevarnos, quizás, algunas de las mejores prácticas que jamás se nos hubieran ocurrido.

Diálogo: ¿Cuáles eran sus objetivos al llegar a SOUTHCOM?

Tte. Cnel. Rancourt: Uno de ellos era mejorar el intercambio de información entre aliados y creo que lo hemos logrado. Además, lograr una mejor colaboración con aliados y con SOUTHCOM. Mi objetivo aquí es en primer lugar aumentar el intercambio de información, aumentar la colaboración con SOUTHCOM en actividades dentro de la región para solucionar conflictos, colaborar o no interferir con los demás.

Diálogo: ¿Cómo ha afectado la pandemia del coronavirus a Canadá y qué papel han asumido las Fuerzas Armadas para ayudar a las autoridades civiles?

Tte. Cnel. Rancourt: Canadá es un país grande, el segundo país más grande del mundo, pero solo 38 millones de personas viven en él. Así que hay muchas comunidades remotas por todas partes. Y podemos ir y ayudar en el transporte de personas vulnerables desde aquellas zonas remotas que tenemos en el norte hacia áreas más seguras. Otra ayuda que prestamos fue la distribución de EPP [equipo de protección personal].

Más aún, tenemos la Operación Vector, que se encarga de distribuir la vacuna. Uno de nuestros generales de dos estrellas ha sido asignado a la agencia de salud pública de Canadá. Su función es colaborar en la planificación de todo lo relacionado con la logística de distribución de la vacuna.

Diálogo: En su transición al Comando Norte, ¿qué lecciones ha aprendido durante su permanencia aquí y cómo pretende implementarlas en su nuevo trabajo?

Tte. Cnel. Rancourt: La lección aprendida es que todo lo que ganas es en función de las relaciones que tienes. Creo que también es muy importante la perseverancia. No siempre aceptar el “no” como primera respuesta, porque en el fondo uno sabe que quiere tener un sí. Simplemente hay que ser persistente y estar bien informado sobre cómo abordar un problema. Está muy bien decir “oye, hay un gran problema y tenemos que solucionarlo”. Pero hay que ofrecer una solución, tratar de aportar ideas para mejorarlo.

Básicamente, la lección que aprendí es asegurarme de forjar buenas relaciones. Cada comando es un poco diferente. Cada comando tiene su propia forma de hacer las cosas, la manera de sentirse cómodos. No hay que temer desafiar el statu quo, porque el statu quo puede no ser siempre la salida fácil, pero a veces es necesario abrirse paso para llegar a donde se quiere estar.

Share