Mujeres rompen paradigmas en la Secretaría de Defensa de Honduras

Mujeres rompen paradigmas en la Secretaría de Defensa de Honduras

Por Geraldine Cook/Diálogo
agosto 26, 2021

La subsecretaria de Estado en el Despacho de Defensa Nacional de Honduras, MBA Heidi Carolina Portillo Lagos, es la primera mujer en su país en ocupar este cargo. Diálogo conversó con la subsecretaria Portillo sobre los avances de género y el tema de los derechos humanos al interior de las Fuerzas Armadas de Honduras, entre otros temas.

Diálogo: Usted es la primera mujer en su país en obtener este alto nombramiento. ¿Cuál ha sido el impacto de su posición para las mujeres de las Fuerzas Armadas de Honduras?

Heidi Carolina Portillo Lagos, subsecretaria de Estado en el Despacho de Defensa Nacional de Honduras: Las mujeres rompemos paradigmas a diario. Antes de ser nombrada viceministra ocupe varios cargos en la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA), y recuerdo que escuchábamos rumores que decían “van a nombrar al nuevo viceministro de la defensa”, ya que este puesto estuvo acéfalo durante casi siete años. Creo que ni siquiera yo pensé que este nombramiento sería un día asignado a una mujer, porque la costumbre hacía suponer que era un puesto exclusivo para hombres. Muchas de las mujeres que integran las Fuerzas Armadas de Honduras me han expresado la satisfacción y el orgullo que sintieron al saber mi nombramiento, ya que representa un gran logro para todas ellas, porque permite que se acorten las brechas de género dentro de la institución militar.

Soy consciente que queda mucho trabajo por hacer en esta materia, pero hasta el día de hoy hemos logrado que se visualice al más alto nivel en las fuerzas armadas el rol que desempeñamos las mujeres, ya que demostramos que tenemos las mismas competencias o capacidades de los hombres, y muchas veces hasta las superamos. Las mujeres que integran nuestras fuerzas armadas son excepcionales y merecen que se reconozcan su esfuerzo, su sacrificio y valentía. Como directora de Derechos Humanos tuve la oportunidad de trabajar con la temática de género, y ahora como viceministra tengo la obligación de lograr que la equidad para las mujeres sea un tema de prioridad en la Fuerzas Armadas de Honduras.

La Subsecretaria de Estado en el Despacho de Defensa Nacional de Honduras Heidi Carolina Portillo Lago recibió de las Fuerzas Militares de Honduras una condecoración por su apoyo al programa Guardianes de la Patria en diciembre de 2019, cuando ocupaba el cargo de Directora de Derechos Humanos. (Foto: Archivo personal)

Diálogo: ¿Cuál es su principal objetivo en este cargo?

Subsecretaria Portillo: Mi objetivo principal es continuar el trabajo a la par del ministro de la Defensa, General (r) Fredy Santiago Díaz Zelaya, para que desde la SEDENA generemos acciones que garanticen que las fuerzas armadas puedan contar de manera oportuna con los recursos económicos y la logística que requieran para cumplir con su misión. Dentro de mis prioridades está el continuar con el establecimiento de alianzas, con los organismos que quieran colaborar en el fortalecimiento de las capacidades para la institución, y consolidar el trabajo y los avances en materia de derechos humanos, logrados con el apoyo de la oficina de Derechos Humanos del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM) a través de la Iniciativa de Derechos Humanos.

Diálogo: ¿Cuál considera que es su mayor desafío?

Subsecretaria Portillo: Tengo varios desafíos, entre ellos realizar una modificación orgánica de SEDENA, para establecer una estructura más sólida y funcional que nos permita promover el crecimiento personal y profesional de nuestros colaboradores, para que puedan acompañar desde la parte administrativa el trabajo que realizan las fuerzas armadas. Otro de mis desafíos es [continuar] la política de derechos humanos que hemos trabajado con SOUTHCOM, establecer las bases para generar una política de defensa nacional, y abrir un centro de capacitación de derechos humanos dentro de las fuerzas armadas, para que sea un referente regional.

Diálogo: En su opinión, ¿cómo ha evolucionado el rol de la mujer en las Fuerzas Armadas de Honduras?

Subsecretaria Portillo: La mujer en las Fuerzas Armadas de Honduras comenzó su participación en 1996 y desde ahí ha evolucionado. En estos momentos el rango más alto alcanzado por las mujeres es en el grado de coronel. La primera generación de mujeres estuvo orientada hacia el área de los servicios y no de las armas, y nuestra legislación establece que para ascender al grado de general tiene que ser de la línea de las armas, y en la actualidad tenemos mujeres que van ascendiendo en esta línea. Cuando las mujeres demostramos que tenemos el nivel profesional y la capacidad que tienen los hombres, el género queda de lado, por que logramos que dejen de existir diferencias entre nosotros. Tenemos una cultura más abierta que ha permitido que las mujeres avancen en sus carreras dentro de la institución. Hay mucho trabajo por hacer, y debemos continuar con la ruptura de esquemas y trabajar en los reglamentos que garanticen que las mujeres puedan tener mayor equidad institucional.

Diálogo: ¿Cómo su experiencia profesional como directora de Derechos Humanos y Equidad de Género de SEDENA la ayuda a manejar el tema de derechos humanos dentro de las fuerzas armadas?

Subsecretaria Portillo: En 2016 se me brindó la oportunidad de crear la dirección de Derechos Humanos y Género, una experiencia enriquecedora que me permitió profesionalizarme en la materia, y ser testigo del profesionalismo de las Fuerzas Armadas de Honduras y del compromiso de los soldados en esta materia. Con la temática de derechos humanos y  género hemos avanzado desde las máximas autoridades, la junta de comandantes, quienes han hecho parte de sus compromisos el poder lograr que las fuerzas armadas estén capacitadas, con la intención de que ninguno de su personal cometa una falta o violación de derechos humanos, ya sea por una acción u omisión.

Diálogo: ¿Cómo ha sido la relación de trabajo con el Instituto de Cooperación para la Seguridad del Hemisferio Occidental (WHINSEC en inglés) y SOUTHCOM, por ejemplo?

Subsecretaria: WHINSEC y SOUTHCOM nos han ayudado mucho porque han invertido mucho en nuestra educación. Con WHINSEC la experiencia ha sido constante, ya que todos los años soldados nuestros se capacitan allí, lo que les permite conocer otras estructuras y líneas de pensamiento para generar cambios positivos tanto en educación, formación, cultura y disciplina militar. También trabajamos en WHINSEC con un grupo de abogados, en los lineamientos para establecer el grupo de asesores jurídicos operacionales en nuestra fuerza armada. Con SOUTHCOM siempre hemos trabajado juntos y nos han apoyado mucho en las capacidades que tienen, no solo en lo militar sino en lo educativo. Es una relación de trabajo y de amistad que le permite a Honduras seguir creciendo y profesionalizándose.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de haber estudiado en el Centro William J. Perry de Estudios Hemisféricos de Defensa?

 Subsecretaria Portillo: El Centro Perry nos permite ver la estructura a nivel regional, y aprender las experiencias de otros países para poder generar cambios en nuestras instituciones. He estado en sus cursos, y en uno de ellos hablamos de las estrategias de defensa y los ministerios de defensa, y esto me ha permitido tener otras visiones regionales, y poder implementar algunas de esas experiencias dentro de la SEDENA, para ayudar en más eficiencia a nuestras fuerzas armadas.

Diálogo: ¿Cuál cree que será su mayor aporte a las Fuerzas Militares de Honduras?

Subsecretaria Portillo: El mayor aporte es abrir los espacios para que las mujeres puedan optar a cualquier cargo que deseen. El romper los paradigmas ayuda no solamente a las mujeres sino a los hombres también, porque les permite adoptar nuevas tendencias, nuevas líneas de acción, y trabajar de manera más eficiente y transparente para el crecimiento institucional.

Share