Maduro falla a los venezolanos respecto a COVID-19

Maduro falla a los venezolanos respecto a COVID-19

Por Noelani Kirschner/ShareAmerica
mayo 05, 2020

Hospitales de toda Venezuela enfrentan escasez de suministros que afectan tanto a los médicos como a los pacientes. Según una encuesta nacional realizada el 2 de abril y certificada por la Asamblea Nacional, el 92 por ciento del sector salud no tiene jabón disponible. La misma encuesta encontró que el 61 por ciento no tiene mascarillas y el 79 por ciento no tiene guantes desechables.

La Asamblea Nacional ha expresado su preocupación en un comunicado que dice: “Los hospitales centinela donde se concentran 60 por ciento de los casos de coronavirus en Venezuela no están en condiciones para atender a los pacientes contagiados por el COVID-19”. Los hospitales centinela están seleccionados para recolectar datos en un área de alta probabilidad de encontrar casos de una enfermedad.

En un sitio web del Ministerio de Salud, Nicolás Maduro enumeró 46 centros médicos que su régimen afirmó que estaban “preparados” para recibir pacientes de COVID-19, según un informe de Reuters.

Ahora, él y sus aliados están castigando a los periodistas, médicos y miembros de la Asamblea Nacional, por hablar contra el estado deficiente de la infraestructura médica en su país.

Darvinson Rojas, periodista independiente venezolano, tuiteó el 20 de marzo sobre la discrepancia entre el número de casos de COVID-19 confirmados reportados por el régimen de Maduro y la cantidad reportada por hospitales y periodistas.

Un día después, Rojas fue arrestado por la policía especial de Maduro, que argumentó haber recibido un aviso anónimo de que Rojas había sido diagnosticado con COVID-19 aun cuando no era cierto, según el Comité para la Protección de los Periodistas. Sus padres también fueron detenidos e interrogados por la policía pero después fueron liberados esa misma noche.

Al liberar al padre de Rojas, este dijo a un periodista local que había podido oír a la policía interrogar a su hijo sobre sus reportajes del 20 de marzo sobre las estadísticas de COVID-19.

Rojas fue liberado finalmente el 2 de abril con restricciones para su libertad, según informes de los medios en Venezuela.

De manera similar, el Dr. Rubén Duarte publicó un video en las redes sociales, pidiéndole al régimen de Maduro equipamiento para que su hospital pudiera cumplir con los códigos mínimos de salud, para tratar pacientes con coronavirus. En respuesta, la agencia de contrainteligencia del régimen de Maduro detuvo a Duarte.

El miembro de la Asamblea Nacional Tony Geara, tuiteó que un hospital local en un estado del sur de Venezuela no tenía agua corriente. La policía respondió registrando su casa durante cuatro horas. El servicio secreto de Maduro lo arrestó mientras se preparaba para llevar comida a un vecino necesitado, según la Asamblea Nacional.

El 31 de marzo el Gobierno de los Estados Unidos publicó un plan para la restauración de la democracia en Venezuela. Como explicó el secretario de Estado de los EE. UU. Mike Pompeo. “La urgencia de esto se ha vuelto aún más seria a la luz del fracaso del régimen de Maduro, para prepararse y abordar adecuadamente la pandemia del COVID-19”.

Share