Grupo de Lima pide que denuncias sobre violaciones de derechos humanos en Venezuela sirvan de prueba en la Corte Penal Internacional

Grupo de Lima pide que denuncias sobre violaciones de derechos humanos en Venezuela sirvan de prueba en la Corte Penal Internacional

Por Eduardo Szklarz/Diálogo
diciembre 08, 2020

En una declaración difundida el 13 de octubre de 2020, el Grupo de Lima pidió que las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos en Venezuela provenientes de un informe de las Naciones Unidas sirvan de prueba para la Corte Penal Internacional en sus indagaciones sobre el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro.

“[Los gobiernos del Grupo de Lima] manifiestan su condena a las sistemáticas violaciones a los derechos humanos perpetradas por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, que comprende presuntos crímenes de lesa humanidad”, dice la declaración.

Los delitos fueron documentados en el informe de la Misión Internacional Independiente de las Naciones Unidas de

Los ministros de Relaciones Exteriores de las naciones del Grupo de Lima celebran una reunión sobre la crisis venezolana, en Santiago, el 15 de abril de 2019. El Grupo de Lima, formado en su mayoría por naciones latinoamericanas, está buscando una solución a la crisis de Venezuela. (Foto: Martin Bernetti/AFP)

Determinación de los Hechos en Venezuela, publicado el 16 de septiembre.

“[Los gobiernos] también expresan que se investigue a fondo las conexiones del régimen ilegítimo con el crimen organizado, el terrorismo y las redes de corrupción transnacionales, el narcotráfico, la trata de personas y el contrabando”, afirmó el Grupo de Lima.

La declaración fue firmada por Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela (miembros del Grupo de Lima), además de Ecuador y El Salvador (países observadores).

Reunidos de manera virtual, los miembros de ese foro de cancilleres de las Américas renovaron su apoyo al presidente interino Juan Guaidó y a la Asamblea Nacional, como autoridades venezolanas legítimas y democráticamente electas.

La Misión Internacional Independiente fue establecida en septiembre de 2019 por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, para investigar ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, cometidos en Venezuela desde 2014.

Los crímenes fueron perpetrados tanto por las Fuerzas de Acción Especial de la Policía Nacional Bolivariana como por los organismos de inteligencia del Estado, entre ellos el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional y la Dirección General de Contrainteligencia Militar.

Según el informe, “las técnicas de tortura incluían posiciones de estrés, asfixia, golpes, descargas eléctricas, cortes y mutilaciones, amenazas de muerte y tortura psicológica”.

“Los organismos de inteligencia también sometieron a la disidencia –tanto hombres como mujeres– la violencia sexual, incluyendo violaciones sexuales con partes del cuerpo u objetos y amenazas de violación sexual a la persona detenida o a sus seres queridos, desnudez forzada, así como palizas y descargas eléctricas en los genitales”, dijo Francisco Cox, integrante de la Misión, en un comunicado.

Share