EE. UU. cambia de estrategia y ofrece a Venezuela un camino hacia la democracia

EE. UU. cambia de estrategia y ofrece a Venezuela un camino hacia la democracia

Por Geraldine Cook
abril 14, 2020

Los Estados Unidos anunciaron el 31 de marzo que estaban listos para levantar las sanciones contra Venezuela, si Nicolás Maduro y el presidente interino Juan Guaidó aceptaban un acuerdo para establecer un gobierno de transición liderado por ambos partidos en el poder.

Elliott Abrams, representante especial de los EE. UU. para Venezuela, expuso el plan en un artículo editorial publicado el mismo día por The Wall Street Journal, antes de que el secretario de Estado de los EE. UU. Mike Pompeo hiciera el anuncio en una conferencia de prensa.

Pompeo dijo que las sanciones se levantarían solo después de que se haya establecido un gobierno de transición y se hayan marchado las “fuerzas de seguridad extranjeras”, en aparente referencia a los agentes cubanos (y posiblemente rusos) en Venezuela.

“Esperamos que todos los venezolanos tengan en cuenta esta propuesta”, expresó Pompeo. “En todo momento, hemos dejado claro que Nicolás Maduro no volverá a gobernar Venezuela nunca más”, comentó Pompeo ante la prensa.

Actualmente, Maduro tiene el apoyo de los militares, así como también de Rusia y China.

En el artículo, Abrams anunció lo que definió como un Marco de Transición Democrática “para ayudar a los venezolanos a escapar de la crisis nacional, que la caída de los precios del petróleo y el coronavirus han profundizado”. El cambio de estrategia propone que tanto Maduro como Guaidó renuncien y permitan la creación de un “Consejo de Estado” de transición, para establecer nuevas elecciones presidenciales libres y justas en los próximos seis a 12 meses.

Los detalles del plan incluyen disposiciones para que la cúpula militar permanezca en su lugar mientras dure el gobierno de transición, además de exigir el regreso de todos los miembros de la Asamblea Nacional, la suspensión de las acusaciones por desacato emitidas por el Tribunal Supremo de Justicia, la restauración de todos los poderes de la Asamblea Nacional, y la liberación inmediata de todos los presos políticos.

Cuando le preguntaron si Guaidó podría postularse, Pompeo respondió: “Creo que es el político más popular de Venezuela. Creo que si hoy hubiera elecciones le iría increíblemente bien”, dijo Pompeo.

Pompeo agregó que cuando se elaboró este plan en favor de la democracia, funcionarios estadounidenses trabajaron en estrecha colaboración con Guaidó.

Share