Comandante de SOUTHCOM destaca la necesidad de generar alianzas y cooperación en materia de seguridad

Comandante de SOUTHCOM destaca la necesidad de generar alianzas y cooperación en materia de seguridad

Por C. Todd Lopez
julio 22, 2019

En una audiencia ante el Senado de los EE. UU., el Almirante de la Marina de los EE. UU. Craig S. Faller, comandante del Comando Sur (SOUTHCOM) dijo que las alianzas sólidas son la forma de combatir esos esfuerzos.

“La competencia es global, y también lo es aquí mismo, en nuestro vecindario: el hemisferio occidental”, dijo el Almte. Faller ante el Comité de Servicios Armados del Senado.

En Venezuela, continuó, Rusia está alimentando el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro con préstamos y apoyo técnico y militar, mientras que China es el principal acreedor del país.

“[China] oprime al pueblo venezolano con más de USD 60 millardos de deuda, a la vez que exporta tecnología de monitoreo para espiar y oprimir a los venezolanos”, dijo el Almte. Faller, quien recordó a los senadores que hacía poco Irán había reanudado los vuelos directos desde Teherán hacia Caracas, la capital venezolana.

El Almte. Faller dijo que China tenía intereses financieros legítimos en el mundo, incluyendo en Latinoamérica. “Estamos trabajando arduamente como nación para saber cómo se pueden utilizar esos intereses internacionales legítimos dentro del estado de derecho”, puntualizó.

Pero agregó que las inversiones de China en 56 puertos de Latinoamérica, así como también en infraestructura cibernética y de tecnología de la información, facilitaban el camino “para que en el futuro pueda tener acceso e influencia de una dimensión militar clara”.

A su vez, dijo que Rusia, podría definirse como un “oso herido” ávido de poder.

“Su principal objetivo es hacer quedar mal a los EE. UU. en cualquier oportunidad, y hacer lo que sea para obstaculizar cualquier ventaja que tengan, incluso si esa ventaja es para el bien común internacional y de la gente”,

Las actividades de China, Rusia, Irán y Cuba, continuó, son “sumamente nocivas” para la democracia y la seguridad regional de Latinoamérica, además de ir en contra de los intereses estadounidenses en la región.

“China, Rusia y otros pretenden moldear al mundo según sus modelos autoritarios”, dijo. “Están camuflando lo que constituye una amenaza militar a través de la coerción económica, el robo sistemático de tecnología, las campañas de influencia y la actividad cibernética maliciosa”.

Trabajar en Latinoamérica, dijo el Almte. Faller, requiere que los Estados Unidos se enfoquen en lo que saben hacer bien: establecer alianzas.

“La mejor forma de superarlos es enfocarnos en nuestras fortalezas: los lazos fuertes y duraderos que tenemos con nuestros vecinos”, dijo. “La cooperación en materia de seguridad es nuestra mejor herramienta para seguir construyendo estas alianzas sólidas y convertir los desafíos de nuestro hemisferio en oportunidades. Trabajar en conjunto, entrenarse y ejercitarse codo a codo con profesionales militares de las Américas es nuestra ventaja competitiva, y nadie puede igualar nuestro sistema”.

Las naciones amigas latinoamericanas quieren trabajar con los EE. UU. y valoran su aporte, incluyendo las relaciones y ejercicios militares y las escuelas, puntualizó el Almte. Faller.

“Quieren tener la ventaja de una educación, entrenamiento, ejercicios y equipamiento militar de los EE. UU.”, dijo. “Es lo mejor del mundo. Por lo tanto, depende de nosotros facilitarlo de forma relevante, que además genere alguna rentabilidad para los contribuyentes estadounidenses”.

El Almte. Faller dijo que se podría hacer más en cuanto a la capacitación con más fondos. Más aún, explicó a los legisladores, que la cuenta de Educación y Capacitación Militar Internacional del Departamento de Estado de los EE. UU. “ha estado en cero desde que recuerdo”. Esto, dijo al panel del Senado, ha significado una baja de las plazas en escuelas para el personal militar de naciones amigas.

“He defendido, al igual que ex secretarios de Defensa, la idea de considerar un aumento de estas plazas”, dijo. “El presupuesto de todo el Departamento de Defensa es mayor a USD 100 millones, mientras que para SOUTHCOM son unos USD 11 millones. Creo que podría utilizar USD 18 millones, un aumento moderado. Cuando comparamos estas cifras con el dinero que gastamos en otras áreas, nos damos cuenta de que es poco dinero para la alta ganancia que genera”.

Share