Paracaidismo brasileño destaca en Latinoamérica

Paracaidismo brasileño destaca en Latinoamérica

Por Taciana Moury/Diálogo
enero 23, 2018

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) cerró el 2017 con su mejor desempeño en salto libre en los últimos años. Su equipo Halcones llevó a Brasil el nuevo título de campeón latinoamericano de paracaidismo, al ganar la competencia realizada en Córdoba, Argentina. Los militares de la FAB, cuatro relativistas (los que desafían la gravedad) y un camarógrafo fueron los vencedores en la modalidad de Formación en Caída Libre 4-WAY (en cuatro direcciones), donde compitieron contra atletas de Argentina, Chile, Guatemala y Ecuador.

Según el Mayor de la FAB Diego Gabriel da Silva, jefe del equipo Halcones, la paciencia fue la variable diferencial durante la competencia. “Llegamos a Argentina con una modificación reciente en el equipo de salto 4-WAY y sabíamos que en varias ocasiones sufriríamos dificultades en cuanto a la coordinación de los atletas”, reveló. “Mantener la calma en ese momento fue fundamental para esperar la hora justa para movernos y ampliar nuestra comunicación visual durante el vuelo”.

Los atletas militares de la FAB alcanzaron 146 puntos en 10 rondas y superaron a los demás equipos. Lograron resultados a su favor con mucho entrenamiento y dedicación. “Antes de cualquier competencia siempre repasamos los puntos básicos de la modalidad para evitar fallas. También estamos atentos a las reglas de cada prueba, ya sea civil o militar”, declaró el May. Gabriel, y agregó que el triunfo es un punto de referencia para los Halcones y para la historia deportiva de la FAB.

Historia

La FAB participa en campeonatos militares de paracaidismo desde 1976, pero el equipo Halcones existe desde hace 10 años. En la actualidad 30 militares integran el equipo, entre atletas y personal de apoyo. “En la Fuerza Aérea los militares no se dedican exclusivamente a una concentración, tal como sucede con los equipos de salto libre del Ejército Brasileño y de la Marina de Brasil. La Comisión de Deportes de la Aeronáutica (CDA) los convoca y traslada desde sus unidades hacia los lugares de entrenamiento”, explicó el May. Gabriel.

Para formar parte del equipo de salto libre de la FAB el militar tiene que manifestar su interés a su superior y participar en el entrenamiento. “El vicepresidente de la CDA analiza la aprobación para ingresar. Luego, el atleta pasa por un entrenamiento y realiza saltos para observar su aptitud y evolución. Cuando surge la necesidad de nuevos integrantes en el equipo, la comisión técnica de Halcones formaliza la invitación al militar interesado para que integre el equipo durante un año. Si su comandante lo autoriza, el militar entra al equipo”, dijo el May. Gabriel.

El oficial agregó que el adiestramiento de los atletas es un proceso de dos pasos. En las unidades militares los atletas hacen entrenamiento aeróbico y anaeróbico. Se cuelgan de un aparato sujeto a una cuerda elástica para entrenar pisadas repetidas en un plato electrónico, que simula un aterrizaje con el paracaídas en la modalidad Precisión de aterrizaje. “En la misión los atletas realizan saltos en las modalidades de Precisión de aterrizaje, Formación en caída libre y Estilo, desde el amanecer hasta el atardecer. Día por medio, después de terminar los saltos, corren unos 25 minutos a ritmo medio”, dijo el May. Gabriel.

Cada integrante del equipo se prepara para realizar una función específica. “El front o point [delantero] es el que vuela un poco más alto que los demás para acoplarse a las formaciones, la mayoría de las veces outfacing [de espaldas], y forma figuras con el outside center [central externo], en bloques giratorios verticales. Este integrante realiza los movimientos más complejos y define el centro de gran parte de las figuras, con movimientos infacing [de frente] y outfacing. El inside center [central interno] es el responsable del ritmo del equipo y realiza grips [agarres] casi siempre infacing, además de dar las señales para la mayoría de los miembros de la formación. El infacing forma la pieza de abajo en los giros de bloques verticales, junto con el back [respaldo], que vuela un poco más bajo que los demás integrantes, para acoplarse a las formaciones”, explicó el May. Gabriel.

Los Halcones participan en demostraciones en eventos militares y civiles de Brasil, además de representar al país en los principales campeonatos nacionales e internacionales del sector. El equipo ha estado presente en los campeonatos mundiales militares desde 2013 y participa en el Programa de Alto Rendimiento (PAAR) del Ministerio de Defensa.

Programa de Alto Rendimiento

Según la información del Ministerio de Defensa, el PAAR está compuesto por 652 atletas de los cuales 552 son del plantel de militares temporales y 75 de carrera, y es una asociación de los ministerios de Defensa y de Deportes. El paracaidismo es una de las siete modalidades que son por naturaleza militares, junto con cross country (campo traviesa), lifesaving (salvavidas), orientación, pentatlón aeronáutico, pentatlón militar y pentatlón naval. Sin embargo el PAAR incluyó un total de 41 modalidades, de las cuales 34 son olímpicas, por ejemplo atletismo, bádminton, futbol, gimnasia artística, nado sincronizado y natación.

Los atletas militares brasileños entrenan enfocados en los VII Juegos Mundiales Militares de 2019, y rumbo a las Olimpíadas de Tokio, en 2020. Para ello, el Departamento de Deporte Militar (DDM) del Ministerio de Defensa promueve la participación militar brasileña en eventos deportivos de alto nivel. “Desde 2008, realizamos un trabajo más sistemático de apoyo al deporte nacional, y buena parte [del trabajo] fue visto en las Olimpíadas de Río 2016, al conquistar 13 de las 19 medallas que obtuvo Brasil”, declaró el Teniente General del Cuerpo de Infantería de Marina de Brasil Paulo Martino Zuccaro, director del DDM, en una nota publicada en el sitio del Ministerio de Defensa.

Share