• Home »
  • Destacados »
  • La Dirección de Ejercicios y Asuntos de Coalición (J7/9) del Comando Sur fortalece la cooperación internacional y la interoperabilidad entre países amigos

La Dirección de Ejercicios y Asuntos de Coalición (J7/9) del Comando Sur fortalece la cooperación internacional y la interoperabilidad entre países amigos

La Dirección de Ejercicios y Asuntos de Coalición (J7/9) del Comando Sur fortalece la cooperación internacional y la interoperabilidad entre países amigos

Por Geraldine Cook/Diálogo
junio 07, 2021

Colombia y los Estados Unidos tienen una relación de apoyo mutuo desde hace décadas con fuertes lazos de trabajo en equipo, operaciones, ejercicios y esfuerzos combinados. Esta relación se consolida aún más con el General de Brigada del Ejército de Colombia Erik Rodríguez, al frente de la dirección de Ejercicios y Asuntos de Coalición (J7/9) del Comando Sur (SOUTHCOM).

Nativo de Bucaramanga, Colombia y con 32 años al servicio de su país, el Gral. de Bda. Rodríguez dirige la oficina encargada de fortalecer las alianzas, los ejercicios, las operaciones de asuntos civiles y las actividades de asistencia humanitaria.

Diálogo habló con el alto oficial sobre los desafíos de su posición, la respuesta del J7/9 ante el COVID-19 y la importancia de la cooperación internacional como eje para enfrentar al crimen internacional organizado.

Diálogo: ¿Cuál ha sido el mayor reto para cumplir la misión del J7/9 durante COVID-19?

General de Brigada del Ejército de Colombia Erik Rodríguez: El principal reto ha sido mantener los compromisos, la presencia y las actividades de cooperación internacional. Esto ha planteado dos retos a superar. El primero está relacionado con la protección de la fuerza, ya que SOUTHCOM debe garantizar que se cumpla la agenda y los compromisos adquiridos con las naciones amigas, pero también garantizar la seguridad de los miembros de las fuerzas militares y de seguridad propios y de los países aliados en los ejercicios, así como también en las conferencias o en las actividades de asistencia humanitaria. De manera que gran parte del esfuerzo ha sido dirigido a mitigar los riesgos de contagio del COVID a quienes participan. Y el segundo reto, ha sido que esta pandemia llegó como un factor que genera un mayor estrés en la situación de seguridad y estabilidad de la región. Algunos fenómenos de criminalidad se han incrementado. Como el narcotráfico, también lo han hecho otros fenómenos que afectan a la población, como la migración, principalmente en Centroamérica.

Diálogo: ¿Cuál es el rol crítico que juegan los esfuerzos multinacionales en la seguridad regional, especialmente en los esfuerzos contra el crimen organizado trasnacional?

Gral. de Bda. Rodríguez: Cuando una organización criminal desborda las fronteras de nuestras naciones, y en ocasiones desborda las capacidades de nuestras organizaciones de seguridad y de las fuerzas militares, la cooperación internacional es imprescindible para poder atacarlos. Para explicar esto quiero hacer referencia al concepto del círculo vicioso, que en repetidas oportunidades ha expresado el señor Almirante [Craig S.] Faller. Hay una gran cantidad de amenazas que convergen en nuestra región y una de ellas son actores como organizaciones criminales transnacionales, grupos extremistas violentos y actores estatales externos de la región, que confluyen para proteger actividades [el narcotráfico, el tráfico de armas y/o personas y los actos terroristas], o promover sus intereses. Pero también hay otros fenómenos, que sí se unen a este círculo vicioso como son los fenómenos de carácter natural, afectan las condiciones de seguridad como sucedió en el 2020 con los huracanes Eta y el Iota, las erupciones volcánicas, o el mismo COVID-19. Por eso es fundamental la cooperación internacional, para tener la capacidad de generar respuestas conjuntas, coordinadas y eficaces, para enfrentar a la criminalidad y a las emergencias naturales y humanitarias.

Diálogo: SOUTHCOM es el primer comando de combate que tiene a un oficial general extranjero como director en la organización. ¿Qué representa esta asociación para Colombia? ¿Por qué es importante incluir una perspectiva de una nación amiga en el J7/9?

Gral. de Bda. Rodríguez: Para mi país es avanzar en el fortalecimiento de una relación de seguridad entre Colombia y los EE. UU. Es un tema de reciprocidad. Hemos sido socios en materia de seguridad desde ya hace muchos años, y es la manifestación del Estado colombiano de querer no ser solamente receptor de apoyo a la seguridad de nuestro país, sino también ser exportador de seguridad, de contribuir para la seguridad. Por una parte, es retribuir el apoyo a Estados Unidos, pero por otra parte es también participar en construir un entorno más seguro para nuestras naciones amigas.

Tener un oficial extranjero en el J7/9 aporta una perspectiva de Latinoamérica a la planeación y ejecución de los programas de USSOUTHCOM. Y aprovecho la ocasión para mencionar que no soy solo yo en SOUTHCOM, ya que tenemos al General de División de la Fuerza Aérea de Brasil, David, como subdirector de Estrategia, Políticas y Planes; y oficiales de enlace del Perú, Ecuador, Argentina, Chile y Colombia, entre otros, de manera que entre todos aportamos para tener un conocimiento más homogéneo de la región.

 

Tener un oficial extranjero en el J7/9 aporta una perspectiva de Latinoamérica a la planeación y ejecución de los programas de USSOUTHCOM.

 

Diálogo: SOUTHCOM ejecuta alrededor de ocho ejercicios conjuntos/combinados anuales y un sin número de despliegues. ¿De qué manera ayudan estos ejercicios y despliegues a fortalecer los lazos y fomentar la colaboración entre los EE. UU. y los países amigos de la región?

Gral. de Bda. Rodríguez: La respuesta para las amenazas transnacionales es la cooperación internacional, y estos ejercicios son el vehículo para generar esa cooperación. Debemos manejar un lenguaje común, unos procedimientos similares a todas las organizaciones involucradas y tener una facilidad y fluidez de comunicación, además de un conocimiento del contexto, lo cual genera interoperabilidad. Esto permite una capacidad de respuesta, no solo ante las crisis sino también ante la tarea de neutralizar las amenazas transnacionales. Los ejercicios nos generan alistamiento y capacidad de integrar esfuerzos fácilmente. De igual manera los ejercicios facilitan el conocimiento mutuo entre líderes de fuerzas militares y de seguridad de la región, que es imprescindible para generar relaciones fluidas y capacidad de coordinación interinstitucional.

Diálogo: Uno de los programas del J7/9 es la asistencia humanitaria. ¿Cómo ha contribuido este programa a apoyar los esfuerzos de la región contra el COVID-19?

Gral. de Bda. Rodríguez: La oficina de Asistencia Humanitaria, desde el inicio de la pandemia, ha actuado como el equipo de respuesta de SOUTHCOM, dedicado a identificar los espacios donde se puede colaborar y coordinar con las naciones amigas. En el contexto de la pandemia se han ejecutado 513 proyectos en 28 países, en apoyo o en el fortalecimiento de las capacidades de cada nación amiga, para responder a la pandemia. Estos proyectos han tenido un costo de más de USD 72,4 millones, que se han materializado en elementos como hospitales de campaña. Se han donado generadores de oxígeno, ventiladores, equipamiento de protección; y la asistencia humanitaria durante la pandemia se ha convertido en una de las prioridades del Comando.

 

Para ver la entrevista completa con el General de Brigada del Ejército de Colombia Erik Rodríguez, director de Ejercicios y Asuntos de Coalición del Comando Sur de los EE. UU., vaya al siguiente link:

https://dialogo-americas.com/es/articles/direccion-de-ejercicios-y-asuntos-de-coalicion-de-southcom-fortalece-la-cooperacion-internacional/

Share