EE. UU. anuncia aumento de asistencia para El Salvador, Guatemala y Honduras

EE. UU. anuncia aumento de asistencia para El Salvador, Guatemala y Honduras

Por Oficina de Prensa/USAID
mayo 14, 2021

La vicepresidenta de los Estados Unidos Kamala Harris anunció, el 26 de abril de 2021, que los EE. UU. destinarían USD 310 millones para incrementar la asistencia al Triángulo Norte, incluyendo USD 255 millones para satisfacer las necesidades humanitarias inmediatas y urgentes de los habitantes de El Salvador, Guatemala y Honduras, y refugiados, personas desplazadas y migrantes vulnerables en la región. La asistencia incluye unos USD 104 millones del Departamento de Estado de los EE. UU., USD 125 millones de la Agencia de los EE. UU. para el Desarrollo Internacional (USAID en inglés), y USD 26 millones del Departamento de Defensa de los EE. UU.

En el último año, el número de personas que necesitan ayuda humanitaria en estos países aumentó en más del 75 por ciento. Actualmente, debido al impacto del COVID-19, sumado a varios años de sequía consecutivos, graves problemas por inseguridad alimentaria, altos niveles de violencia y persecución prevalentes y la secuencia de huracanes que tuvo lugar en noviembre, más de 10 millones de personas requieren asistencia humanitaria.

Este nuevo financiamiento de USAID proporcionará ayuda fundamental, para satisfacer necesidades cada vez apremiantes y complejas. Esta asistencia incluye:

  • Más de USD 16 millones para El Salvador, destinados a asistencia alimentaria de emergencia, protección para los más vulnerables y apoyo para personas en recuperación mediante la distribución de semillas y herramientas y la mejora de huertos y pasturas comunitarias.
  • Casi USD 54 millones para Guatemala, destinados a asistencia alimentaria de emergencia, programas de recuperación económica para ayudar a las personas a recuperar sus formas de subsistencia, capacitación a familias para promover prácticas saludables de alimentación en lactantes y niños pequeños, detección de desnutrición, campañas de lavado de manos y suministros de higiene para preservar la salud de las personas y reducir la propagación de enfermedades, protección para los más vulnerables, y apoyo a los pequeños agricultores, incluyendo semillas, fertilizantes, aves de corral, alimento para el ganado, acceso a servicios veterinarios y capacitación para desarrollar la resiliencia ante futuras crisis climáticas.
  • Casi USD 55 millones para Honduras, destinados a asistencia alimentaria para la próxima temporada de escasez, apoyo a familias para fortalecer la resiliencia y sostenibilidad de sus fuentes de alimentos a través de prácticas agrícolas climáticamente inteligentes y la diversificación de cultivos, capacitación para ayudar a las familias a incrementar la producción de huevos en aves de corral y así producir alimentos nutritivos y generar ingresos adicionales, protección para los más vulnerables y programas para ayudar a las comunidades a estar mejor preparadas para futuros desastres.

Los EE. UU. son el principal donante de ayuda humanitaria para estos países, y mantiene su compromiso de apoyar a los habitantes de El Salvador, Guatemala y Honduras, así como también a otras personas vulnerables y desplazados en la región. Los EE. UU. también promueven el envío de donaciones para esfuerzos de respuesta.

Este apoyo se suma a sólidos programas a largo plazo, con el fin de abordar las causas fundamentales de la migración irregular desde El Salvador, Guatemala y Honduras mediante la mejora de las oportunidades económicas, el fortalecimiento de la gobernabilidad y la seguridad, el apoyo a los derechos humanos y la construcción de una mayor resiliencia al cambio climático.

Share