Comandante de SOUTHCOM destaca la necesidad de rapidez y esfuerzo para salvar vidas en Haití

Comandante de SOUTHCOM destaca la necesidad de rapidez y esfuerzo para salvar vidas en Haití

Por Jim Garamone/DOD News
agosto 20, 2021

La rapidez es esencial para salvar vidas durante una catástrofe como la del terremoto en Haití, y el Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM en inglés) se ocupa de salvar vidas, subrayó el Almirante de la Marina de los EE. UU. Craig S. Faller, comandante de SOUTHCOM, en una entrevista el 17 de agosto de 2021.

El terremoto, de magnitud 7,2 en la escala de Richter, sacudió el sudeste de Haití en las primeras horas del 14 de agosto. Antes de cumplirse las 24 horas, SOUTHCOM ya contaba con equipos en el lugar para evaluar daños y salvar vidas. El esfuerzo ha continuado ininterrumpidamente, incluso cuando la tormenta tropical Grace azotó el área afectada el 17 de agosto.

“Desde el principio, sabíamos que se trataba de un terremoto masivo, con altas probabilidades de pérdidas de vida”, manifestó el Almte. Faller. El 18 de agosto los funcionarios haitianos calcularon alrededor de 1941 fallecidos, además de miles de personas que continúan desaparecidas. Más de 10 000 personas resultaron heridas y más de 60 000 viviendas quedaron destruidas. Muchos de los desaparecidos podrían estar atrapados bajo los escombros de esas viviendas.

La Agencia de los EE. UU. para el Desarrollo Internacional es la agencia federal designada para dirigir el esfuerzo de ayuda al que SOUTHCOM presta apoyo. De inmediato, ambas entidades vincularon sus capacidades de mando y control.

Evaluar la magnitud del daño fue clave para brindar ayuda y capacidades a la nación isleña. En menos de 24 horas, “logramos que [una aeronave de inteligencia, vigilancia, reconocimiento de] la Marina volara desde el USNS Burlington”, indicó el Almte. Faller. Los P-8 de la Marina también sobrevolaron las áreas afectadas y líderes clave pudieron observar el alcance de los daños.

Inmediatamente después, un equipo de evaluación de SOUTHCOM llegó a Haití y pudo observar los daños en carreteras, puentes, aeropuertos, muelles y pistas de aterrizaje. El equipo logró direccionar los helicópteros de la Guardia Costera de los EE. UU. hacia pistas de aterrizaje utilizables, y las tripulaciones comenzaron inmediatamente a transportar víctimas a un hospital en Puerto Príncipe, un área que por fortuna no se vio afectada por el terremoto.

Más recursos estadounidense se están enviando para contribuir a los esfuerzos. Helicópteros de la Guardia Nacional de Puerto Rico y del Ejército de los EE. UU. vuelan hacia la zona. El USS Arlington, un buque de transporte anfibio con helicópteros a bordo, también se dirige al lugar. Este buque de la Marina cuenta con un equipo quirúrgico. Los helicópteros han sido fundamentales para transportar el equipo de búsqueda y rescate desde el condado de Fairfax, Virginia, hacia las zonas afectadas.

“Quedan muchas más búsquedas y rescates”, expresó el Almte. Faller. “Esta tormenta afectó nuestra capacidad para operar, aunque no hubo tantas inundaciones como esperábamos. Pero esa tormenta tropical llenó de agua la isla entre ayer y hoy [17-18 de agosto]”.

El comando también está trabajando en estrecha colaboración con socios internacionales. “Hay un equipo colombiano de búsqueda y rescate que ha estado en el lugar desde ayer [17 de agosto]”, expresó. “Están trabajando a tiempo completo y nadie lo había pedido. Así son los colombianos”.

Jamaica enviará un equipo de búsqueda y rescate a bordo de un barco de apoyo del Reino Unido. El equipo desembarcará y el buque permanecerá frente a las costas, listo para brindar cualquier clase de asistencia. Los franceses enviarán una fragata con capacidades aéreas. “La República Dominicana se ha portado extraordinariamente”, expresó. “Llevaron por aire los primeros suministros de ayuda y participaron en [las actividades de] búsqueda y el rescate en todo momento”.

El Almte. Faller dijo que el apoyo recibido del Pentágono ha sido excelente. Agregó que le otorgaron todas las capacidades solicitadas y que, incluso con todo lo que está sucediendo en Afganistán, el secretario de Defensa de los EE. UU. Lloyd J. Austin III y el General del Ejército de los EE. UU. Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, se contactaron diariamente con él.

En breve, llegará a Haití una importante cantidad de asistencia por helicópteros, que están operando en forma continua, salvo en los peores momentos de la tormenta tropical. El Almte. Faller cuenta también con aeronaves C-130 de SOUTHCOM, verdaderos caballos de batalla que no dejaron de trasladar suministros de ayuda a Haití en ningún momento.

El Comando también está trabajando con agencias no gubernamentales para brindar suministros y capacidades médicas al área afectada. “Nuestra primera misión [el 18 de agosto] fue un hospital, a través de una de las ONG que utilizará helicópteros de carga pesada para trasladarse al área afectada”, dijo el Almte. Faller.

Toda esta rapidez se logra gracias a que SOUTHCOM trabaja normalmente con otras agencias asociadas y con la comunidad internacional. El Almte. Faller dijo que los organismos, como la Agencia de los EE. UU. para el Desarrollo Internacional son una parte primordial del equipo de SOUTHCOM, cuyas oficinas están en el comando y asisten a las sesiones informativas de la operación junto con sus homólogos militares. Lo mismo ocurre en el trabajo con socios y en las instalaciones donde el comando trabaja junto a Colombia, Canadá, los Países Bajos, Francia, el Reino Unido y la República Dominicana, además del resultado de años de trabajo y ejercicio conjunto, expresó el Almte. Faller.

En el futuro, el comando trabajará con todos para continuar salvando vidas. Haití ha estado bajo una tensión considerable desde el asesinato de su presidente hasta el terremoto, la tormenta tropical Grace y otra tormenta que se avecina. “Espero que el mensaje en Haití sea que los EE. UU. y socios internacionales están aquí para ayudarlos a ponerse de pie y seguir adelante”, manifestó el Almte. Faller.

Share