Guardacostas de EE.UU. decomisan drogas con ayuda de vehículo aéreo no tripulado por primera vez

UAS assists U.S. Coast Guard’s narcotics seizure for first time

Por Dialogo
julio 31, 2013







WASHINGTON, D.C., EE.UU. – La Guardia Costera de Estados Unidos recientemente llevó a cabo su primer decomiso de drogas con la ayuda de un sistema aéreo no tripulado (UAS). Durante la operación se confiscaron 567 kg de cocaína de una lancha rápida que navegaba por aguas del océano Pacífico.

El vehículo aéreo no tripulado, o dron, estaba siendo probado por segunda vez en el marco de tres demostraciones para medir sus capacidades a bordo del cúter Bertholf de la Guardia Costera. Las pruebas que se están llevando a cabo buscan medir la capacidad de las aeronaves UAS y el manejo de técnicas de abordaje.

Durante una misión de dos semanas, oficiales de la Guardia Costera operaron el sistema ScanEagle por más de 90 horas.

Uno de los éxitos del sistema sucedió el 29 de mayo, cuando la aeronave ScanEagle pudo rastrear y brindar información en tiempo real sobre la ubicación de una lancha rápida que navegaba por el océano Pacífico Oriental y que se sospechaba transportaba drogas. La aeronave UAS rastreó la embarcación sospechosa hasta que el helicóptero MH-65D y botes del cúter Bertholf la interceptaron, arrestando a la tripulación y confiscando 567 kg de cocaína, avaluadas en US$19 millones.

La cocaína fue transportada el primero de julio a la base de la Guardia Costera en Miami Beach, Florida.

La embarcación en que se transportaba la droga fue inicialmente divisada por una aeronave de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., antes de ser rastreada por la aeronave UAS y abordada por oficiales del navío Bertholf.

La aeronave UAS fue evaluada por un equipo de técnicos y aviadores de la sede de la Guardia Costera, el Centro de Investigación y Desarrollo de la Guardia Costera, la Base Aérea North Bend de la Guardia Costera, en Oregon, y por Insitu Inc., una compañía con sede en Washington, D.C. especializada en la construcción de aviones no tripulados.



La Guardia Costera ha identificado las aeronaves UAS a bordo de un navío como un elemento integral que fortalece la eficacia operacional de su flota.

Los resultados de las pruebas son positivos y las aeronaves UAS podrían llegar a ser para EE.UU. otra herramienta en su lucha contra el narcotráfico.

EE.UU. juega un importante papel en la llamada Operación Martillo, una misión internacional que reúne a un grupo de naciones interesadas en disminuir las rutas del narcotráfico en ambas costas del istmo centroamericano.

La Operación Martillo, dirigida por el Grupo de Trabajo Interagencial Sur de EE.UU. e incluye a Canadá, Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Francia, Guatemala, Honduras, los Países Bajos, Nicaragua, Panamá, España y el Reino Unido, lucha contra las organizaciones criminales transnacionales, limitando sus posibilidades de emplear la región centroamericana como área de transito.

Dicha operación es esencial en la lucha contra el narcotráfico dado que alrededor del 80% de los cargamentos de cocaína son transportados por vía marítima. Cerca del 90% de la cocaína que llega a EE.UU. pasa por Mexico y América Central, según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU.

Desde su inicio en enero de 2012, y más precisamente entre el 15 de enero de 2012 y el 17 de julio de 2013, la Operación Martillo ha permitido la confiscación de 207.740 kg de cocaína, 37.397 kg de marihuana, 152 bienes y 472 detenidos.

El Grupo de Trabajo Interagencial Sur y el Comando Sur de EE.UU. continuarán trabajando de manera estrecha con las naciones asociadas a través de la Operación Martillo, pues el 69% de las confiscaciones realizadas el pasado año fiscal contó con la participación de una nación asociada. Durante el año fiscal 2011, el 59% de las confiscaciones realizadas contó con la participación de una nación asociada.

Share