Los EE. UU. aumentaron el respaldo militar a Belice, cuenta el General

U. S. Increased Military Support  to Belize, Says General

Por Dialogo
febrero 23, 2015




Aún cuando un gobierno ha tomado las medidas de orden público más diligentes para el control de los narcóticos, el país puede figurar en la lista estadounidense sobre zonas de mayor tránsito de drogas o de países de mayor producción de drogas ilícitas. Ese es exactamente el caso de Belice en el año fiscal 2015. Los países productores de drogas ilícitas o ubicados en zonas de tránsito frecuente de drogas se incluyen en la lista debido a la combinación de factores geográficos, comerciales y económicos que permiten que las drogas se produzcan y transporten dentro de sus fronteras.


Debido a su ubicación geográfica (al lado de Guatemala y debajo de México) y a su población proporcionalmente pequeña, un poco más de 340.000 personas en un área de alrededor de 23.310 kilómetros cuadrados, el país se ha transformado en una especie de almacén de drogas que se transportan al lucrativo mercado de los Estados Unidos.


Diálogo habló sobre este y otros temas que afectan la seguridad nacional de Belice con el General de Brigada David Jones, comandante de la Fuerza de Defensa de Belice, durante la decimotercera
Conferencia de Seguridad de las Naciones Caribeñas (CANSEC, por sus siglas en inglés) que se llevó a cabo en Nassau, Bahamas, del 20 al 23 de enero.


DIÁLOGO:
No se sabe mucho sobre Belice en lo que respecta a problemas con las drogas o pandillas criminales, pero sabemos que existen. ¿Por qué hay una percepción externa de que todo en Belice es tranquilo y pacífico?

General de Brigada David Jones:
Quizás sea porque no aparece mucho en las noticias internacionales, pero a nivel local tenemos los mismos problemas que el resto de la región. Las pandillas criminales se han manifestado en Belice y estamos entre los diez países principales, o quizás los seis países principales, con las mayores tasas de asesinato en el mundo, porque estas pandillas llevan años matándose entre sí, al menos durante la última década. Durante el último año tuvimos aproximadamente entre 35 y 40 homicidios por cada 100.000 habitantes; es un número bastante alto para un país que solía ser una mancomunidad británica, siempre conocida por su carácter pacífico.

DIÁLOGO:
Tanto que solían llamarla la Joya del Caribe…

Gral. de Bda. David Jones:
¡Exactamente! Sin embargo hay problemas detrás de esa aparente tranquilidad. La violencia de las pandillas criminales se ha manifestado. La policía no puede controlar la situación. La Fuerza de Defensa de Belice, nuestro ejército, ha tenido que involucrarse y ayudar a la policía a intentar frenar el crimen. Aparte de eso tenemos el narcotráfico, que es el motivo por el cual estamos en esta conferencia, porque muchas drogas atraviesan nuestro país por tierra, mar y aire. Así que además del problema con las pandillas criminales tenemos el problema del narcotráfico que nos afecta y eso perpetúa el problema porque con ello aparece más dinero para financiar la actividad criminal También nos afectan el tráfico de armas y municiones, además del tráfico de personas. Muchas drogas pasan por Belice hasta llegar a los Estados Unidos.

DIÁLOGO:
¿Qué dice la Constitución de Belice en cuanto al apoyo de la Fuerza de Defensa de Belice a la policía en estas situaciones?

Gral. de Bda. David Jones:
Las Fuerzas de Defensa de Belice se han formado principalmente para defender al país, pero parte de nuestra misión también es brindar ayuda a las autoridades civiles, es decir, ayudar al departamento de policía cuando es realmente necesario. Esperamos que no se torne en algo permanente, como en otras islas del Caribe. Sin embargo, el año pasado, por primera vez en 23 años, la Fuerza de Defensa de Belice se retiró de las calles en su trabajo con la policía. La policía ahora está en la capital, en donde se encuentra la mayor parte del problema con las pandillas criminales. Estamos intentando que nuestras fuerzas armadas no apunten sus armas a los ciudadanos. Eso lo analizamos y lo acordamos a nivel del Consejo de Seguridad Nacional y hemos adoptado medidas para sacar al ejército de las calles. Parece que la policía tiene el control de la situación y nosotros siempre estamos listos en caso de que necesiten nuestra ayuda. Volveremos y los ayudaremos, de manera similar a lo que sucede en el resto de las islas del Caribe.

DIÁLOGO:
Belice forma parte del Caribe, pero geográficamente es parte de Centroamérica. Quiero decir, está bastante cerca de la región ubicada en el ojo de la tormenta, por así decirlo, en lo que respecta al narcotráfico. ¿Trabaja Belice junto con los países vecinos para recolectar y compartir información?

Gral. de Bda. David Jones:
Sí, geográficamente estamos en Centroamérica, pero tradicionalmente y en realidad somos un país del Caribe. Solíamos ser una mancomunidad británica y somos un país angloparlante. Es el único país angloparlante de Centroamérica, por lo que tenemos vínculos estrechos con el Caribe porque compartimos una cultura similar. Afortunadamente, también tenemos vínculos estrechos con Centroamérica y Sudamérica, porque compartimos mucho del mismo problema del narcotráfico. Llevamos a cabo conferencias con otros países de Centroamérica y compartimos la frontera norte con México y la oeste con Guatemala. Estos países tienen el mismo problema que nosotros, por lo que debemos trabajar con ellos. En consecuencia, nos comprometimos a trabajar no solo con los países centroamericanos, sino también con los sudamericanos porque tenemos un problema regional que afecta a todos los países en esta región, incluidos nosotros. La única forma en que podemos enfrentar y frenar el narcotráfico es combatiéndolo juntos como una red y compartir información. Hemos comenzado a hacer esto y estas conferencias son ideales para tal fin; personalmente tengo la oportunidad de reunirme con los jefes de distintos países. Existe una conferencia similar en Centroamérica [CENTSEC], allí podré reunirme con los jefes y jefes militares de las delegaciones de Centroamérica, por lo que podremos analizar cómo podemos compartir información y trabajar juntos para alcanzar nuestras metas en común.

DIÁLOGO:
¿Cómo colaboran y trabajan juntos Belice y Estados Unidos?

Gral. de Bda. David Jones:
Belice ha estado recibiendo importante apoyo de los EE. UU. Son nuestros más fervientes partidarios y nos están ayudando más que otros países del mundo. Han visto la importancia estratégica del rol de Belice en sus esfuerzos por combatir el narcotráfico y además de comprometerse con su apoyo, han demostrado que están dispuestos a ayudarnos. Así que han hecho donaciones importantes para que mejoremos nuestra capacidad de formación del ejército y nuestra policía y han enviado tropas a Belice para realizar entrenamientos y hacer reparaciones y mantenimiento de algunos de nuestros vehículos o aeroplanos, y también de nuestros barcos. Trabajan estrechamente con la Guardia Costera. El año pasado hubo un aumento significativo en el apoyo por parte del gobierno de los Estados Unidos y de sus Fuerzas Armadas, y se espera que eso aumente incluso más este año, lo cual suena esperanzador. Nos complace recibir su apoyo y estamos dispuestos a hacer nuestro aporte para combatir al crimen organizado y al narcotráfico en la región.

DIÁLOGO:
¿Cuál es el mayor desafío que tiene la Fuerza de Defensa de Belice?

Gral. de Bda. David Jones:
El mayor desafío es nuestra falta de recursos. También necesitamos más entrenamiento para nuestras tropas, pero mayormente creo que necesitamos aumentar el tamaño de nuestra Fuerza. Sabemos cuál es el problema. Lo reconocemos y estamos seguros de que el narcotráfico nos afecta, pero en realidad no contamos con los recursos, en particular con respaldo aéreo. El respaldo aéreo es fundamental para combatir estos problemas porque a veces tenemos aviones que vienen de Venezuela, Colombia o algún otro país de Sudamérica. Eso todo va directamente a Belice y aterriza aquí. No contamos con la capacidad aérea para ir tras aviones, así que vienen y se van casi como quieren, porque no tenemos esa capacidad aérea para detener a estos aviones cuando ingresan a la región.

DIÁLOGO:
¿Qué tipo de colaboración existe con otros países?

Gral. de Bda. David Jones:
Deberíamos tener una colaboración más estrecha con nuestros colegas mexicanos y guatemaltecos, porque compartimos las fronteras. Estamos trabajando estrechamente, pero aún restan cosas por hacer. Necesitamos cooperar más, pero creo que estamos yendo en la dirección correcta en lo que respecta a México y Guatemala, y con conferencias continuas, como esta, que nos abren las puertas para más colaboración entre los gobiernos de los tres países y el resto de Centroamérica. Puedo ver gran progresos en el futuro para Belice si seguimos trabajando con el resto de nuestros vecinos centroamericanos.



Aún cuando un gobierno ha tomado las medidas de orden público más diligentes para el control de los narcóticos, el país puede figurar en la lista estadounidense sobre zonas de mayor tránsito de drogas o de países de mayor producción de drogas ilícitas. Ese es exactamente el caso de Belice en el año fiscal 2015. Los países productores de drogas ilícitas o ubicados en zonas de tránsito frecuente de drogas se incluyen en la lista debido a la combinación de factores geográficos, comerciales y económicos que permiten que las drogas se produzcan y transporten dentro de sus fronteras.


Debido a su ubicación geográfica (al lado de Guatemala y debajo de México) y a su población proporcionalmente pequeña, un poco más de 340.000 personas en un área de alrededor de 23.310 kilómetros cuadrados, el país se ha transformado en una especie de almacén de drogas que se transportan al lucrativo mercado de los Estados Unidos.


Diálogo habló sobre este y otros temas que afectan la seguridad nacional de Belice con el General de Brigada David Jones, comandante de la Fuerza de Defensa de Belice, durante la decimotercera
Conferencia de Seguridad de las Naciones Caribeñas (CANSEC, por sus siglas en inglés) que se llevó a cabo en Nassau, Bahamas, del 20 al 23 de enero.


DIÁLOGO:
No se sabe mucho sobre Belice en lo que respecta a problemas con las drogas o pandillas criminales, pero sabemos que existen. ¿Por qué hay una percepción externa de que todo en Belice es tranquilo y pacífico?

General de Brigada David Jones:
Quizás sea porque no aparece mucho en las noticias internacionales, pero a nivel local tenemos los mismos problemas que el resto de la región. Las pandillas criminales se han manifestado en Belice y estamos entre los diez países principales, o quizás los seis países principales, con las mayores tasas de asesinato en el mundo, porque estas pandillas llevan años matándose entre sí, al menos durante la última década. Durante el último año tuvimos aproximadamente entre 35 y 40 homicidios por cada 100.000 habitantes; es un número bastante alto para un país que solía ser una mancomunidad británica, siempre conocida por su carácter pacífico.

DIÁLOGO:
Tanto que solían llamarla la Joya del Caribe…

Gral. de Bda. David Jones:
¡Exactamente! Sin embargo hay problemas detrás de esa aparente tranquilidad. La violencia de las pandillas criminales se ha manifestado. La policía no puede controlar la situación. La Fuerza de Defensa de Belice, nuestro ejército, ha tenido que involucrarse y ayudar a la policía a intentar frenar el crimen. Aparte de eso tenemos el narcotráfico, que es el motivo por el cual estamos en esta conferencia, porque muchas drogas atraviesan nuestro país por tierra, mar y aire. Así que además del problema con las pandillas criminales tenemos el problema del narcotráfico que nos afecta y eso perpetúa el problema porque con ello aparece más dinero para financiar la actividad criminal También nos afectan el tráfico de armas y municiones, además del tráfico de personas. Muchas drogas pasan por Belice hasta llegar a los Estados Unidos.

DIÁLOGO:
¿Qué dice la Constitución de Belice en cuanto al apoyo de la Fuerza de Defensa de Belice a la policía en estas situaciones?

Gral. de Bda. David Jones:
Las Fuerzas de Defensa de Belice se han formado principalmente para defender al país, pero parte de nuestra misión también es brindar ayuda a las autoridades civiles, es decir, ayudar al departamento de policía cuando es realmente necesario. Esperamos que no se torne en algo permanente, como en otras islas del Caribe. Sin embargo, el año pasado, por primera vez en 23 años, la Fuerza de Defensa de Belice se retiró de las calles en su trabajo con la policía. La policía ahora está en la capital, en donde se encuentra la mayor parte del problema con las pandillas criminales. Estamos intentando que nuestras fuerzas armadas no apunten sus armas a los ciudadanos. Eso lo analizamos y lo acordamos a nivel del Consejo de Seguridad Nacional y hemos adoptado medidas para sacar al ejército de las calles. Parece que la policía tiene el control de la situación y nosotros siempre estamos listos en caso de que necesiten nuestra ayuda. Volveremos y los ayudaremos, de manera similar a lo que sucede en el resto de las islas del Caribe.

DIÁLOGO:
Belice forma parte del Caribe, pero geográficamente es parte de Centroamérica. Quiero decir, está bastante cerca de la región ubicada en el ojo de la tormenta, por así decirlo, en lo que respecta al narcotráfico. ¿Trabaja Belice junto con los países vecinos para recolectar y compartir información?

Gral. de Bda. David Jones:
Sí, geográficamente estamos en Centroamérica, pero tradicionalmente y en realidad somos un país del Caribe. Solíamos ser una mancomunidad británica y somos un país angloparlante. Es el único país angloparlante de Centroamérica, por lo que tenemos vínculos estrechos con el Caribe porque compartimos una cultura similar. Afortunadamente, también tenemos vínculos estrechos con Centroamérica y Sudamérica, porque compartimos mucho del mismo problema del narcotráfico. Llevamos a cabo conferencias con otros países de Centroamérica y compartimos la frontera norte con México y la oeste con Guatemala. Estos países tienen el mismo problema que nosotros, por lo que debemos trabajar con ellos. En consecuencia, nos comprometimos a trabajar no solo con los países centroamericanos, sino también con los sudamericanos porque tenemos un problema regional que afecta a todos los países en esta región, incluidos nosotros. La única forma en que podemos enfrentar y frenar el narcotráfico es combatiéndolo juntos como una red y compartir información. Hemos comenzado a hacer esto y estas conferencias son ideales para tal fin; personalmente tengo la oportunidad de reunirme con los jefes de distintos países. Existe una conferencia similar en Centroamérica [CENTSEC], allí podré reunirme con los jefes y jefes militares de las delegaciones de Centroamérica, por lo que podremos analizar cómo podemos compartir información y trabajar juntos para alcanzar nuestras metas en común.

DIÁLOGO:
¿Cómo colaboran y trabajan juntos Belice y Estados Unidos?

Gral. de Bda. David Jones:
Belice ha estado recibiendo importante apoyo de los EE. UU. Son nuestros más fervientes partidarios y nos están ayudando más que otros países del mundo. Han visto la importancia estratégica del rol de Belice en sus esfuerzos por combatir el narcotráfico y además de comprometerse con su apoyo, han demostrado que están dispuestos a ayudarnos. Así que han hecho donaciones importantes para que mejoremos nuestra capacidad de formación del ejército y nuestra policía y han enviado tropas a Belice para realizar entrenamientos y hacer reparaciones y mantenimiento de algunos de nuestros vehículos o aeroplanos, y también de nuestros barcos. Trabajan estrechamente con la Guardia Costera. El año pasado hubo un aumento significativo en el apoyo por parte del gobierno de los Estados Unidos y de sus Fuerzas Armadas, y se espera que eso aumente incluso más este año, lo cual suena esperanzador. Nos complace recibir su apoyo y estamos dispuestos a hacer nuestro aporte para combatir al crimen organizado y al narcotráfico en la región.

DIÁLOGO:
¿Cuál es el mayor desafío que tiene la Fuerza de Defensa de Belice?

Gral. de Bda. David Jones:
El mayor desafío es nuestra falta de recursos. También necesitamos más entrenamiento para nuestras tropas, pero mayormente creo que necesitamos aumentar el tamaño de nuestra Fuerza. Sabemos cuál es el problema. Lo reconocemos y estamos seguros de que el narcotráfico nos afecta, pero en realidad no contamos con los recursos, en particular con respaldo aéreo. El respaldo aéreo es fundamental para combatir estos problemas porque a veces tenemos aviones que vienen de Venezuela, Colombia o algún otro país de Sudamérica. Eso todo va directamente a Belice y aterriza aquí. No contamos con la capacidad aérea para ir tras aviones, así que vienen y se van casi como quieren, porque no tenemos esa capacidad aérea para detener a estos aviones cuando ingresan a la región.

DIÁLOGO:
¿Qué tipo de colaboración existe con otros países?

Gral. de Bda. David Jones:
Deberíamos tener una colaboración más estrecha con nuestros colegas mexicanos y guatemaltecos, porque compartimos las fronteras. Estamos trabajando estrechamente, pero aún restan cosas por hacer. Necesitamos cooperar más, pero creo que estamos yendo en la dirección correcta en lo que respecta a México y Guatemala, y con conferencias continuas, como esta, que nos abren las puertas para más colaboración entre los gobiernos de los tres países y el resto de Centroamérica. Puedo ver gran progresos en el futuro para Belice si seguimos trabajando con el resto de nuestros vecinos centroamericanos.
LOS PUEBLOS TIENEN DERECHO DE TENER SU EJERCITO PARA DEFENSA DE LA SOBERANIA NACIONAL, LO ÚNICO QUE ESTE TIENE QUE SER MODERADO YA QUE EXISTE MUCHA POBREZA EN TODO EL MUNDO.EL PRESUPUESTO DE CADA PAIS TIENE QUE APORTAR MAS EN EDUCACION, Y SALUD. Qué belleza, podemos ver que no todo está perdido. Alguien está trabajando para mejorar la situación en el mundo.
Share