DIRANDRO de Perú desmantela organización de lavado de dinero

Por Dialogo
diciembre 18, 2014



El pasado 11 de diciembre, la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional de Perú (DIRANDRO) detuvo a 15 sospechosos e incautó más de 11 millones de dólares en bienes al desmantelar una organización delictiva acusada de lavado de dinero para narcotraficantes, según el Ministro del Interior Daniel Urresti.

Agentes de las fuerzas de seguridad incautaron una serie de vehículos y 16 propiedades de una organización que establecía empresas de fachada y testaferros para lavar dinero procedente de la droga y realizar compras ilegales de inmuebles, según informó el General Vicente Romero Fernández, director de la DIRANDRO.

La organización delictiva habría sido dirigida por Feliciano Contreras Pino, también conocido como “Brujo”. Agentes de las fuerzas de seguridad capturaron a Brujo en el 2012, y un juez peruano lo sentenció a 25 años de prisión por narcotráfico. Los agentes policiacos sospechan que el delincuente todavía desempeña un papel en la organización, la cual opera en Perú y Bolivia. Cuatro de sus hermanos enfrentan cargos en Bolivia por sus presuntas responsabilidades en la empresa criminal.

Perú es el mayor productor de cocaína del mundo y la vecina Bolivia sirve como punto crucial para el transbordo de la droga que se trafica en América, Europa y Asia.

Recientemente Perú y Bolivia firmaron un acuerdo, que entra en vigencia en el 2015, para colaborar en el combate contra el narcotráfico y otras actividades delictivas a lo largo de su frontera común. Con la finalidad de detectar embarcaciones sospechosas en el Lago Titicaca, compartido por los dos países, las fuerzas navales de ambas naciones utilizarán un sofisticado sistema satelital que opera las 24 horas del día. Las interdicciones serán coordinadas por las fuerzas de seguridad de ambas naciones.

La organización de Brujo podría estar vinculada con el Primer Grupo Catarinense (PGC), una organización delictiva con sede en Brasil que podría ser responsable de hasta el 60 por ciento de toda la cocaína que se trafica desde Perú. Se trata del mayor cliente de las numerosas operaciones de cocaína en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) en Perú, donde los grupos narcotraficantes procesan alrededor de 200 toneladas de cocaína anualmente. El PGC transporta por vía aérea la cocaína hacia Brasil utilizando aeronaves livianas que tienen acceso a cerca de 52 pistas de aterrizaje clandestinas en el VRAEM y zonas aledañas. También utilizan rutas terrestres y fluviales a lo largo de la frontera entre Colombia y Brasil, según la DIRANDRO.

Costa Rica incauta un volumen récord de cocaína en el 2014


Costa Rica marcará un récord nacional de más de 26 toneladas de cocaína en el año 2014, cifra que supera el récord del año pasado de 21,8 toneladas, informó el 16 de diciembre el ministro de Seguridad Celso Gamboa.

Este año, las fuerzas de seguridad de Costa Rica confiscaron 13 millones de dólares a narcotraficantes y desarticularon 124 organizaciones delictivas nacionales e internacionales. Según Gamboa, en líneas generales la cantidad de costarricenses implicados en el narcotráfico parece estar disminuyendo. También es probable que el número total de homicidios sea menor que en el 2013.


El pasado 11 de diciembre, la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional de Perú (DIRANDRO) detuvo a 15 sospechosos e incautó más de 11 millones de dólares en bienes al desmantelar una organización delictiva acusada de lavado de dinero para narcotraficantes, según el Ministro del Interior Daniel Urresti.

Agentes de las fuerzas de seguridad incautaron una serie de vehículos y 16 propiedades de una organización que establecía empresas de fachada y testaferros para lavar dinero procedente de la droga y realizar compras ilegales de inmuebles, según informó el General Vicente Romero Fernández, director de la DIRANDRO.

La organización delictiva habría sido dirigida por Feliciano Contreras Pino, también conocido como “Brujo”. Agentes de las fuerzas de seguridad capturaron a Brujo en el 2012, y un juez peruano lo sentenció a 25 años de prisión por narcotráfico. Los agentes policiacos sospechan que el delincuente todavía desempeña un papel en la organización, la cual opera en Perú y Bolivia. Cuatro de sus hermanos enfrentan cargos en Bolivia por sus presuntas responsabilidades en la empresa criminal.

Perú es el mayor productor de cocaína del mundo y la vecina Bolivia sirve como punto crucial para el transbordo de la droga que se trafica en América, Europa y Asia.

Recientemente Perú y Bolivia firmaron un acuerdo, que entra en vigencia en el 2015, para colaborar en el combate contra el narcotráfico y otras actividades delictivas a lo largo de su frontera común. Con la finalidad de detectar embarcaciones sospechosas en el Lago Titicaca, compartido por los dos países, las fuerzas navales de ambas naciones utilizarán un sofisticado sistema satelital que opera las 24 horas del día. Las interdicciones serán coordinadas por las fuerzas de seguridad de ambas naciones.

La organización de Brujo podría estar vinculada con el Primer Grupo Catarinense (PGC), una organización delictiva con sede en Brasil que podría ser responsable de hasta el 60 por ciento de toda la cocaína que se trafica desde Perú. Se trata del mayor cliente de las numerosas operaciones de cocaína en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) en Perú, donde los grupos narcotraficantes procesan alrededor de 200 toneladas de cocaína anualmente. El PGC transporta por vía aérea la cocaína hacia Brasil utilizando aeronaves livianas que tienen acceso a cerca de 52 pistas de aterrizaje clandestinas en el VRAEM y zonas aledañas. También utilizan rutas terrestres y fluviales a lo largo de la frontera entre Colombia y Brasil, según la DIRANDRO.

Costa Rica incauta un volumen récord de cocaína en el 2014


Costa Rica marcará un récord nacional de más de 26 toneladas de cocaína en el año 2014, cifra que supera el récord del año pasado de 21,8 toneladas, informó el 16 de diciembre el ministro de Seguridad Celso Gamboa.

Este año, las fuerzas de seguridad de Costa Rica confiscaron 13 millones de dólares a narcotraficantes y desarticularon 124 organizaciones delictivas nacionales e internacionales. Según Gamboa, en líneas generales la cantidad de costarricenses implicados en el narcotráfico parece estar disminuyendo. También es probable que el número total de homicidios sea menor que en el 2013.
Share