Cómo las lanchas rápidas revolucionaron las operaciones narco-marítimas

Las pangas tienen un rol crítico en las rutas de tráfico marítimo que se extienden de Sudamérica a Norteamérica y el Caribe.
Mayor del Ejército de los EE. UU. Brenda Fiegel, Oficina de Estudios Militares Extranjeros, Fuerte Leavenworth, Kansas | 12 julio 2018

Amenazas Transnacionales

El Servicio Nacional de Guardacostas de Costa Rica confiscó la panga en aguas internacionales fuera de la costa del Pacífico oriental de Costa Rica. (Foto: Servicio Nacional de Guardacostas de Costa Rica)

En Latinoamérica las autoridades enfrentan una batalla en constante evolución con las organizaciones narcotraficantes, ya que el contrabando les genera ganancias de miles de millones de dólares al año. A su vez, las organizaciones narcotraficantes utilizan esas ganancias para asuntos que el ciudadano común ni se imagina, debido a restricciones monetarias. Por ejemplo, las organizaciones narcotraficantes que operan casi en cualquier país pueden comprar su “derecho para operar libremente” al pagarle al orden público y a personal gubernamental, a cambio de favores polifacéticos y protecciones.

Otro beneficio que implica un interminable flujo de fondos es la capacidad para construir embarcaciones avanzadas de tráfico, que se utilizan para trasladar cargamentos de Sudamérica a mercados rentables en los Estados Unidos y Europa. Si bien las embarcaciones que utilizan las organizaciones narcotraficantes han evolucionado en los últimos 20 años, cabe destacar que las embarcaciones ya probadas como las pangas, que se readaptaron y se convirtieron en lanchas rápidas, son una pieza fundamental para el arsenal de tráfico marítimo de cualquier cartel.

Breve reseña sobre la panga

La panga original ganó popularidad mundial en la década de los años 60. En ese tiempo se utilizaban principalmente para la pesca. Sin embargo, por su diseño, la embarcación estilo panga puede adaptarse fácilmente en lo que se denomina go-fast (lancha rápida) en el mundo del narcotráfico.

Como indica la revista Boating Magazine en su publicación de agosto 2017, el modelo panga original fue construido con madera, pero con el paso del tiempo, los fabricantes se dieron cuenta de que podían fabricar modelos con fibra de vidrio de manera más rápida y rentable a partir de moldes, en vez de fabricarlos con madera. Además, los modelos hechos con fibra de vidrio demostraron ser sumamente duraderos y pueden incluir múltiples motores fuera de borda, lo que permite que se muevan más rápido.

Inside Costa Rica señala que, para los traficantes de droga, la incorporación de fibra de vidrio es significativa, ya que le otorga a las lanchas rápidas la capacidad de evitar la detección de radares. Asimismo, los modelos más nuevos están construidos con fibra de vidrio en su totalidad, mientras que en las lanchas rápidas tradicionales solo los cascos estaban hechos de este material. Existen diversos motivos sobre la importancia del uso de fibra de vidrio. Sin embargo, el motivo principal es la dificultad que tienen los radares para detectarla.

Además, los modelos más nuevos son más livianos, más rápidos y más amplios que las tradicionales lanchas rápidas renovadas. Por ejemplo, al comparar el tiempo que le lleva hacer el mismo viaje a una lancha rápida renovada y a una de fibra de vidrio, la última es dos veces más rápida. Finalmente, los modelos más nuevos consumen menos gasolina, lo que indica que en algunos casos no se necesitarán puntos de reabastecimiento.

Características adicionales de pangas rápidas para el tráfico de drogas

Generalmente, las pangas que se utilizan en el narcotráfico están equipadas con GPS, sistemas de comunicación satelital, y equipos de visión nocturna. Otra característica importante de las pangas utilizadas para el narcotráfico es que están pintadas de azul, negro o verde en el interior para camuflarse mejor en mar abierto. Debido a su color, si los miembros de la tripulación de la lancha advierten la presencia de patrullas aéreas o marítimas, simplemente apagan los motores y cubren la embarcación con una lona azul, técnica que demostró tener mucho éxito incluso a corta distancia, ya que es casi imperceptible.  

El diseño de estas embarcaciones también es importante, ya que son versátiles y tienen buena estabilidad en mar abierto y aguas poco profundas. Asimismo, el diario colombiano Semana informó que pueden estar equipados con motores múltiples (de dos a cinco motores), de 250 a 300 caballos de fuerza, lo que les permite viajar de 50 a 60 millas por hora en condiciones óptimas de mar.

Otra característica de las pangas nuevas se conoce como rampa Delta, una superficie de lanzamiento ligeramente cóncava y plana que se extiende a lo largo de la quilla. Esta particularidad mide aproximadamente 5 centímetros de ancho en dirección a la proa y alrededor de 30 centímetros en la popa. Es útil para los traficantes de droga, ya que les permite sacar rápidamente la embarcación del océano hacia aguas poco profundas y luego hacia la playa, si necesitan hacer una descarga rápida.

Además, la rampa, en combinación con un travesaño angosto, influye en la capacidad de la embarcación para controlar las olas. Esto significa que la embarcación se convierte de inmediato en un planeador y salta sobre las olas, en vez de cortarlas. Para los fines del narcotráfico, esta característica es clave ya que los interiores ahuecados de estas embarcaciones pueden llevar hasta 1,5 toneladas o más de cocaína en un solo cargamento, y si el travesaño angosto y la rampa que se utiliza en los modelos más nuevos corta las olas, posiblemente podría ocurrir que la panga se vuelque o se vuelva inestable.

Las pangas rápidas han estado en circulación por muchas décadas, pero probablemente seguirán siendo fundamentales para las organizaciones narcotraficantes debido a factores como velocidad, versatilidad y costos. También son difíciles de detectar en alta mar y con frecuencia pueden superar a las embarcaciones de vigilancia utilizadas por las entidades encargadas del cumplimiento de la ley.

Finalmente, las pangas rápidas parecen haber llegado para quedarse sin importar el modelo, ya sea de fibra de vidrio o de estilo más tradicional. De lo que podemos estar seguros es que las organizaciones narcotraficantes encuentren más recursos para que estas embarcaciones sean más efectivas y más difíciles de ser detectadas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 0
Cargando las Conversaciones