General brasileño habla sobre su participación como subcomandante de interoperabilidad en el Ejército Sur de los EE. UU.

General brasileño habla sobre su participación como subcomandante de interoperabilidad en el Ejército Sur de los EE. UU.

Por Marcos Ommati/Diálogo
marzo 15, 2021

El General de División del Ejército Brasileño Alcides Valeriano de Faria Junior es subcomandante de Interoperabilidad en el Ejército Sur de los Estados Unidos (ARSOUTH, en inglés). Es la segunda vez que un oficial general de un país socio ocupa este puesto. Solo cuatro países, Brasil, Chile, Colombia y Perú, participan de esta rotación, que comenzó en 2017 con el General de Brigada del Ejército de Chile Edmundo Villarroel. ARSOUTH es uno de los componentes militares del Comando Sur de los Estados Unidos, que a su vez es el comando de combate conjunto que coordina los intereses militares estratégicos de los EE. UU. para Sudamérica, Centroamérica y el Caribe. A pocos meses de pasar el mando a su sustituto, un general del Ejército de Colombia, el Gral. de Div. Alcides concedió esta entrevista a Diálogo.

Diálogo: ¿Cuáles son sus funciones principales como subcomandante de interoperabilidad en el Ejército Sur de los EE. UU.?

General de División del Ejército Brasileño Alcides Valeriano de Faria Junior: Apoyar los esfuerzos del Ejército Sur y del Comando Sur de los EE. UU. para desarrollar una respuesta multinacional para las necesidades de asistencia humanitaria y facilitar y mejorar la interoperabilidad entre los EE. UU. y naciones amigas, en apoyo a la misión y líneas de esfuerzo de ARSOUTH, principalmente en lo que respecta a la ayuda humanitaria y el apoyo en casos de desastre, además de operaciones y ejercicios multilaterales combinados.

Diálogo: En su opinión, ¿que requiere un oficial para ser seleccionado al puesto que usted desempeña actualmente?

Gral. de Div. Alcides: Creo que, además de su carrera militar, son importantes algunos aspectos como la capacidad de trabajo en equipo, el conocimiento del idioma y estar acostumbrado a trabajar en un entorno multinacional, lo que facilita mucho las cosas. Personalmente, creo que es importante estar abierto a recibir nuevas ideas y comprender las distintas formas en que las personas resuelven los problemas, sin soluciones preestablecidas. Pero me gustaría señalar que cada país tiene la libertad de nombrar al oficial que ocupará ese puesto, respetando, por ejemplo, la “descripción del puesto” [descripción de las funciones que ejercerá], el puesto y la experiencia profesional del militar en cuestión, obviamente.

Diálogo: ¿Por qué cree que es importante que un oficial general de una nación socia desempeñe esta función?

Gral. de Div. Alcides: Creo que es importante darle la oportunidad a un oficial general de participar en la concepción y elaboración de una actividad desde su inicio, con lo cual puede aportar su experiencia regional al evento. Me refiero a la forma en que un determinado país o ejército cumple sus misiones y que podría denominarse filtro o componente cultural. Además, un oficial general puede abrir puertas y establecer contactos en niveles superiores, así como también agilizar procedimientos internos. Esta cualidad solo puede obtenerla una persona que esté efectivamente integrada en la organización, en este caso, al Ejército Sur de los EE. UU. Creo que este es, precisamente, mi mayor aporte como oficial general aquí: abrir puertas, mantenerlas abiertas, facilitar la comprensión y el entendimiento mutuos y demostrar que no solo el Ejército Brasileño, sino todos los ejércitos de nuestra región, en general, pueden integrarse y participar en las actividades de ARSOUTH. También creo que mi mayor legado será consolidar la participación del general de un país amigo como subcomandante en el Ejército Sur de los EE. UU.

Diálogo: ¿Considera que el idioma es una barrera para lograr la plena interoperabilidad?

Gral. de Div. Alcides: No diría que es una barrera, sino más bien un desafío. Lo ideal sería que todos aquí habláramos el mismo idioma. Pero somos conscientes de que esto no es posible. Entonces, este es otro aspecto de la interoperabilidad en el que hay que trabajar. Tenemos que ser conscientes de que, cuando decimos algo, es posible que nuestro interlocutor no comprenda completamente lo que quisimos decir.

Diálogo: ¿Podría dar un ejemplo?

Gral. de Div. Alcides: En portugués existe un término, segurança [seguridad], que en inglés se desdobla en dos palabras y dos conceptos, safety y security – que conllevan distintas aplicaciones y, en consecuencia, distintas medidas para cada una de ellas. Por lo tanto, creo que es importante que cuando se empieza a diseñar un ejercicio combinado debería aplicarse el “filtro de idioma” para adecuar y ajustar los términos de modo que la interoperabilidad sea lo más completa posible.

Diálogo: Usted mencionó los ejercicios combinados. El más reciente, en donde participaron ARSOUTH y países socios, fue Culminating. ¿Podría hablarnos de la importancia que tiene este ejercicio y de la participación de los militares brasileños?

Gral. de Div. Alcides: Comenzaré explicando el nombre. Lo llamamos Culminating porque fue el punto cúlmine de un plan que inició hace 5 años. Para lograr el éxito en un ejercicio de alta intensidad y alto nivel como ese, se requirió de una planificación detallada, una logística meticulosa y un entrenamiento adecuado con el Ejército de los EE. UU., uno de los ejércitos mejor entrenados y más poderosos del mundo. La información que hemos recibido hasta ahora es la mejor posible. Todo salió bien, con un excelente desempeño de nuestro personal. Creo que este es el primer aspecto relevante del ejercicio, es decir, el hecho de que el Ejército Brasileño (EB) acaba de recibir una compañía de paracaidistas entrenada al más alto nivel. El segundo aspecto que considero muy importante es que el ejercicio permitió entrenar la capacidad expedicionaria del EB para trasladar una tropa de Brasil para operar en cualquier parte del mundo. De este modo, también termina siendo un ejercicio logístico, ya que hay que transportar, además de personal, municiones y armamento, y todo esto en un entorno de COVID-19. Esto, sin duda, fue un factor de complicación, que nos obligó a tomar todas las precauciones, hacer pruebas antes de embarcar para confirmar si había algún infectado, además de mantener a las tropas en cuarentena por un tiempo determinado antes del inicio del ejercicio. También creo que el gran beneficio ha sido el aumento de la interoperabilidad entre nuestros ejércitos, y eso tiene mucho que ver con mis funciones en el ARSOUTH. En última instancia, Culminating sirvió de modelo para ejercicios con otros ejércitos. Colombia, por ejemplo, también enviará, a mediados de año, a un pelotón para participar en un ejercicio con personal militar estadounidense en Fort Polk, Louisiana. La idea del comandante de ARSOUTH [General de División del Ejército de los EE. UU. Daniel R. Walrath] es llevar a cabo un gran ejercicio de rotación con una nación socia de nuestra región todos los años.

Diálogo: ¿Cuál es la principal lección aprendida en su puesto actual en ARSOUTH?

Gral. de Div. Alcides: Creo que la lección más importante que aprendí fue conocer y comprender cómo funciona el proceso de toma de decisiones del Ejército de los EE. UU. Pude verlo en una situación de ejercicio y también en la vida real, cuando EE. UU. prestó ayuda a las víctimas y distribuyó ayuda humanitaria a países centroamericanos afectados por los huracanes Eta e Iota, junto con las fuerzas armadas de las naciones afectadas.

Share