Personal del Ejército de Guatemala ayuda a combatir incendios en todo el país

Por Dialogo
mayo 25, 2016





Al menos 30 miembros de cada brigada del Ejército de Guatemala han recibido capacitación este año sobre cómo combatir incendios forestales, ahora que el Sistema Nacional de Prevención y Control de Incendios Forestales (SIPECIF) ha requerido cada vez más la ayuda del Ejército de Guatemala para ayudar en la extinción de incendios.

Solamente durante la segunda semana de abril, miembros de la Brigada de Operaciones de Selva – junto con bomberos y otros voluntarios – pasaron seis días extinguiendo incendios en el Parque Nacional de Laguna del Tigre, que es una zona protegida y forma parte de la Reserva de la Biosfera Maya en el departamento de Petén. “El Ejército capacita a su personal de tropa y los pone a disposición”, comentó el vocero del SIPECIF, Adolfo Cifuentes, a Diálogo
. “Por cada brigada militar entre 50 y 80 elementos están siempre a disposición, pero si se requiere de más personal, ellos siempre están listos para ayudar”.

Las brigadas del Ejército en zonas que históricamente son el lugar del mayor número de incendios cuentan con la mayoría de los militares con capacitación como bomberos.


De los 292 incendios forestales registrados en Guatemala durante la segunda semana de mayo, 38 se han producido en Baja Verapaz, 38 en Totonicapán, 30 en Jutiapa, 28 en Quiché, 25 en Huehuetenango y 23 en San Marcos y los 110 restantes se produjeron en los otros 16 departamentos de la nación centroamericana, según el Departamento de Protección Forestal del del Instituto Nacional de Bosques (INAB).

Sin embargo, el director del Departamento de Protección Forestal, Roger Agustín, comentó que se había producido un total de 425 incendios forestales, pero no todos han requerido la atención del SIPECIF, el cual está formado por el Ejército, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), la Asociación Nacional de Municipalidades (ANAM) y el INAB.

Se han dado un promedio de 530 incendios forestales anualmente en los últimos cinco años, afectando a 9.571,3 hectáreas. Los 292 incendios forestales de este año hasta la segunda semana de mayo han impactado 5.543,3 hectáreas, según reportó el INAB.

El 60 por ciento de los incendios han sido causados intencionadamente, el 19 por ciento se han atribuido a la quema agrícola, el 6 por ciento a leñadores, el 4 por ciento a hogueras de campamentos y el 11 por ciento no tienen un origen identificado, según el INAB.

Pronóstico elevado


Las altas temperaturas de marzo hicieron que las reservas de agua en la tierra se agotasen antes de lo esperado, lo cual favoreció la proliferación de incendios forestales.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (INSIVUMEH) reportó que el 62 por ciento de los incendios se habían producido entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, hora local, “que es en el período de máxima radiación solar y el descenso de la humedad relativa”. También se espera que las temperaturas aumenten en los próximos meses, lo cual, combinado con una reducción del contenido de humedad “crea las condiciones propicias para el desarrollo de incendios forestales”.

Las Fuerzas Armadas de Guatemala, además de la capacitación recibida por 30 miembros de cada brigada, han “preparado a las escuadras de 12 brigadas con tácticas”, explicó la teniente coronel de Sanidad Militar y vocera del Ejército Karen López. “Tienen listo su equipo, porque sabemos que la mayoría de los incendios son provocados.”

Apoyo diferente


El General de Infantería Álvaro Pérez, Director del Sistema Integrado de Reducción de Riesgos del Ministerio de la Defensa afirmó que su institución proporciona personal para combatir incendios y se coordina con los bomberos y la CONRED. Personal del Sistema Integrado de Reducción de Riesgos recibió recientemente capacitación de la Agencia de Cooperación Brasileña durante la primera semana de mayo.

El Gral. Pérez declaró que su dirección coordina la asistencia del Ejército al SIPECIF, no solamente con el personal disponible sino también con vehículos que movilizan a su propio personal y el de otras instituciones. Agustín estuvo de acuerdo en que la ayuda del Ejército para combatir los incendios forestales es muy importante, dado que el SIPECIF no tiene un presupuesto lo suficientemente grande como para contratar al personal necesario, por lo cual el papel del Ejército de haber proporcionado 378 efectivos militares a la iniciativa es vital.
Share