Ayuda para seguir en la escuela a niños que huyeron de Venezuela

Ayuda para seguir en la escuela a niños que huyeron de Venezuela

Por Share America
octubre 02, 2019

Entre 2016 y 2018, la inscripción escolar en Venezuela desde jardín de niños hasta 12.º grado, se redujo en dos millones de alumnos. Los jóvenes abandonaron la escuela por los cortes de electricidad o por la escasez de alimentos. Muchos se fueron de Venezuela. Más de cuatro millones de venezolanos, incluyendo un millón de niños, huyeron hacia países vecinos a causa de las desastrosas políticas del régimen de Nicolás Maduro.

Por eso los EE. UU. enviaron más de USD 376 millones desde el inicio del año fiscal 2017, para financiar la respuesta ante la crisis regional venezolana, incluyendo casi USD 334 millones en ayuda humanitaria y USD 43 millones en asistencia económica y para el desarrollo.

Los niños venezolanos que dejaron sus hogares encuentran muchas adversidades. Algunos enfrentan obstáculos para asistir a la escuela en sus países anfitriones. Los EE. UU. apoya su acceso a una educación segura.

La Educación No Puede Esperar, una organización no gubernamental internacional que recibió un subsidio de USD 21 millones de los EE. UU., anunció en junio una iniciativa para atender a 84 500 niños y adolescentes que no asisten a la escuela en Brasil, Colombia, Ecuador y Perú. El programa beneficiará tanto a niños venezolanos como a los niños de la nación anfitriona.

La interrupción de la educación de los niños genera altos costos a largo plazo. Las investigaciones demuestran que el sufrimiento severo y prolongado provoca daños en el desarrollo del cerebro, y anticipa altos índices de deserción escolar y bajos índices de alfabetización. La respuesta humanitaria de los EE. UU. a través de sus naciones amigas ayuda a reducir las posibilidades de que la crisis venezolana produzca una generación perdida de jóvenes sin preparación para contribuir a la sociedad.

Además de brindar financiamiento para contribuir al aprendizaje de los niños, los EE. UU. desplegaron al buque hospital USNS Comfort en una misión de cinco meses por países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, para brindar apoyo a los sistemas de salud que reciben a venezolanos desplazados.

Share