Presunto líder narcotraficante colombiano Daniel Barrera se declara culpable por segunda vez en un tribunal federal estadounidense

Por Dialogo
noviembre 24, 2014



El líder narcotraficante colombiano Daniel Barrera se declaró culpable de dos cargos federales estadounidenses por narcotráfico, y enfrenta una formulación de cargos más.

Barrera, conocido como “El Loco”, enfrenta cadena perpetua tras declararse culpable de asociación ilícita para producir cocaína sabiendo que sería importada a Estados Unidos y otros países. El sujeto realizó la declaración en un tribunal federal en la ciudad de Nueva York el 20 de noviembre.

“Un cabecilla de la droga que enriqueció a dos organizaciones terroristas y a sí mismo produciendo y traficando veneno ahora se enfrenta a perder su riqueza, su imperio y su libertad”, manifestó el fiscal estadounidense de Manhattan, Preet Bharara. El Loco colaboró en su empresa de narcotráfico con dos grupos terroristas, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y las Autodefensas Unidas de Colombia.

A través de un intérprete, El Loco declaró al magistrado estadounidense Ronald Ellis que él había coordinado, junto a otras dos personas, una red masiva de narcotráfico entre 1998 y 2011.

El 9 de octubre, también en el tribunal federal de Nueva York, El Loco se declaró culpable de asociación ilícita para lavar decenas de millones de dólares en ganancias por la venta de cocaína. Se espera que el juez Alvin Hellerstein dicte su condena por ambos cargos el 27 de febrero de 2015. Luego de que el juez sentencie a El Loco en Nueva York, funcionarios de seguridad federales lo transportarán a Miami, donde también enfrenta cadena perpetua por participar en una asociación ilícita de drogas.

Las fuerzas de seguridad capturaron a El Loco cuando realizaba una llamada telefónica desde una cabina en San Cristóbal, Venezuela, en septiembre de 2012. También detuvieron a 36 presuntos integrantes de su organización e incautaron cinco toneladas de cocaína en las semanas previas a la captura de El Loco. Una vez detenido, lo enviaron a Colombia en noviembre de 2012, donde se mantuvo en prisión hasta su extradición a Estados Unidos en julio de 2013.

“El último de los grandes capos ha caído”, señaló el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, tras la captura de El Loco.

El Loco está acusado de supervisar rutas de narcotráfico que transportaban narcóticos desde Colombia a Centroamérica, México y otros países de Sudamérica. El traficante compraba pasta de cocaína a las FARC, procesaba casi 400 toneladas de la sustancia anualmente, y era un proveedor clave de cocaína para la organización de narcotráfico Don Lucho. El última instancia, los narcotraficantes transportaban las drogas a Estados Unidos.

Las autoridades de seguridad federales de Estados Unidos estiman que El Loco se realizó cirugías plásticas para modificar su aspecto a fin de evitar ser detenido. También creen que sumergió sus dedos en ácido para evitar ser identificado a través de sus huellas digitales.

Policía colombiana detiene a padre que habría obligado a su hija a ser mula de drogas


La Policía de Colombia detuvo el 21 de noviembre a un padre que habría obligado a su hija de 11 años a tragar 104 cápsulas llenas de cocaína para que pudiera ser utilizada como mula de drogas, señalan los fiscales.

La policía detuvo a Diego Fernando Mancilla Aguilar en una residencia ubicada a unos 30 km de su ciudad natal de Cali, en el departamento de Valle del Cauca. Las autoridades de seguridad lo acusaron de intento de homicidio, de utilizar a un menor de edad para cometer un delito, y de narcotráfico.

La hija de Mancilla Aguilar fue sometida a una cirugía para salvar su vida la semana pasada, luego de que los médicos descubrieran que había entre 500 y 600 gramos de cocaína en su interior. Al menos una de las cápsulas explotó en su estómago.

La menor, cuya identidad no fue revelada, se cree sería la mula de drogas más joven en la historia del país. Estuvo en terapia intensiva y bajo protección policial hasta el 22 de noviembre. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar tiene la custodia temporal de la menor, cuyos padres recientemente habían solicitado una visa para que ella pudiera viajar al exterior.

“Un caso como este es terrible porque pone en peligro la vida de una niña de 11 años”, manifestó Jhon Arley Murillo, portavoz del instituto. “Vamos a tomar medidas para ofrecerle protección y sacarla de su entorno familiar dañino”.

España es considerada un punto de transbordo para los narcóticos sudamericanos que van con destino a Europa.




El líder narcotraficante colombiano Daniel Barrera se declaró culpable de dos cargos federales estadounidenses por narcotráfico, y enfrenta una formulación de cargos más.

Barrera, conocido como “El Loco”, enfrenta cadena perpetua tras declararse culpable de asociación ilícita para producir cocaína sabiendo que sería importada a Estados Unidos y otros países. El sujeto realizó la declaración en un tribunal federal en la ciudad de Nueva York el 20 de noviembre.

“Un cabecilla de la droga que enriqueció a dos organizaciones terroristas y a sí mismo produciendo y traficando veneno ahora se enfrenta a perder su riqueza, su imperio y su libertad”, manifestó el fiscal estadounidense de Manhattan, Preet Bharara. El Loco colaboró en su empresa de narcotráfico con dos grupos terroristas, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y las Autodefensas Unidas de Colombia.

A través de un intérprete, El Loco declaró al magistrado estadounidense Ronald Ellis que él había coordinado, junto a otras dos personas, una red masiva de narcotráfico entre 1998 y 2011.

El 9 de octubre, también en el tribunal federal de Nueva York, El Loco se declaró culpable de asociación ilícita para lavar decenas de millones de dólares en ganancias por la venta de cocaína. Se espera que el juez Alvin Hellerstein dicte su condena por ambos cargos el 27 de febrero de 2015. Luego de que el juez sentencie a El Loco en Nueva York, funcionarios de seguridad federales lo transportarán a Miami, donde también enfrenta cadena perpetua por participar en una asociación ilícita de drogas.

Las fuerzas de seguridad capturaron a El Loco cuando realizaba una llamada telefónica desde una cabina en San Cristóbal, Venezuela, en septiembre de 2012. También detuvieron a 36 presuntos integrantes de su organización e incautaron cinco toneladas de cocaína en las semanas previas a la captura de El Loco. Una vez detenido, lo enviaron a Colombia en noviembre de 2012, donde se mantuvo en prisión hasta su extradición a Estados Unidos en julio de 2013.

“El último de los grandes capos ha caído”, señaló el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, tras la captura de El Loco.

El Loco está acusado de supervisar rutas de narcotráfico que transportaban narcóticos desde Colombia a Centroamérica, México y otros países de Sudamérica. El traficante compraba pasta de cocaína a las FARC, procesaba casi 400 toneladas de la sustancia anualmente, y era un proveedor clave de cocaína para la organización de narcotráfico Don Lucho. El última instancia, los narcotraficantes transportaban las drogas a Estados Unidos.

Las autoridades de seguridad federales de Estados Unidos estiman que El Loco se realizó cirugías plásticas para modificar su aspecto a fin de evitar ser detenido. También creen que sumergió sus dedos en ácido para evitar ser identificado a través de sus huellas digitales.

Policía colombiana detiene a padre que habría obligado a su hija a ser mula de drogas


La Policía de Colombia detuvo el 21 de noviembre a un padre que habría obligado a su hija de 11 años a tragar 104 cápsulas llenas de cocaína para que pudiera ser utilizada como mula de drogas, señalan los fiscales.

La policía detuvo a Diego Fernando Mancilla Aguilar en una residencia ubicada a unos 30 km de su ciudad natal de Cali, en el departamento de Valle del Cauca. Las autoridades de seguridad lo acusaron de intento de homicidio, de utilizar a un menor de edad para cometer un delito, y de narcotráfico.

La hija de Mancilla Aguilar fue sometida a una cirugía para salvar su vida la semana pasada, luego de que los médicos descubrieran que había entre 500 y 600 gramos de cocaína en su interior. Al menos una de las cápsulas explotó en su estómago.

La menor, cuya identidad no fue revelada, se cree sería la mula de drogas más joven en la historia del país. Estuvo en terapia intensiva y bajo protección policial hasta el 22 de noviembre. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar tiene la custodia temporal de la menor, cuyos padres recientemente habían solicitado una visa para que ella pudiera viajar al exterior.

“Un caso como este es terrible porque pone en peligro la vida de una niña de 11 años”, manifestó Jhon Arley Murillo, portavoz del instituto. “Vamos a tomar medidas para ofrecerle protección y sacarla de su entorno familiar dañino”.

España es considerada un punto de transbordo para los narcóticos sudamericanos que van con destino a Europa.


Share