Ex rebelde de FARC relata su juicio ante consejo de guerra luego de la Operación Jaque

Exclusive Interview with Brig. Gen. Carlos Alberto Bordón, Paraguay

Por Dialogo
agosto 18, 2010



Juan Carlos era responsable de satisfacer las necesidades básicas a los
prisioneros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuando una
supuesta misión humanitaria en la selva de Guaviaré tomó 15 prisioneros y les dio la
libertad el 2 de julio de 2008. Lo que luego se convirtió en la exitosa Operación
Jaque, causó su deceso en la guerrilla luego de haber crecido con ellos.

Conocido como “Manchaco”, Juan Carlos se entregó a las autoridades a mediados
de agosto, luego de dos años de intentos infructuosos de escapar y habló con el
periódico colombiano El Tiempo para relatar sus experiencias como
rebelde de las FARC.

Luego de los eventos que terminaron siendo parte de la Operación Jaque, los
líderes de las FARC consideraron a Manchaco un traidor y dieron por hecho que
entregó a los prisioneros por dinero. Fue atado de pies y manos a un árbol en un
campamento donde permaneció bajo la vigilancia del séptimo frente de Asdrúbal
durante más de cuarenta días.

Según El Tiempo, Manchaco fue llevado ante un consejo de
guerra y acusado de colaborar involuntariamente con el enemigo, si bien les aseguró
que no estaba al tanto de lo que ocurría. Dijo que se unió a las FARC “prácticamente
desde los 14 años […]. Para mí fue muy duro que me hubieran hecho eso [encadenado
como los prisioneros]”, admitió. “Nunca se borró de mi mente y nunca se me borrará”,
agregó.

Cuando se le preguntó si consideraba que los prisioneros habían permanecido
encadenados gran parte de un período de diez años, Manchaco replicó que “sí, claro.
Inclusive yo estando ahí detenido quise la intervención de la fuerza pública para
poder salirme”, y admitió que era injusto que “lo vayan a fusilar a uno inocente de
todo”.

Juan Carlos se dio cuenta de que el ejército colombiano – y no una
misión humanitaria – había despegado con sus 15 prisioneros cuando encendió un
televisor para enterarse de que la Operación Jaque había sido una misión de rescate
exitosa y que los prisioneros estaban rumbo a su hogar.

Según sus declaraciones, los prisioneros fueron retenidos como una poderosa
herramienta para utilizar en intercambio de “acuerdos” y “conversaciones” con el
gobierno y el perderlos fue un terrible golpe a todo el grupo guerrillero. No
obstante, Juan Carlos agregó que “las FARC nunca aceptaron de que el gobierno engañó
a las FARC y de que tuvo esa operación tan eficaz”.

Piensa que muchos de los rebeldes permanecen en las FARC “por temor, primero
de que el Ejército los coja y los capture o a que la guerrilla los mate”, pero está
convencido de que la mayoría de ellos desean cambiar y redimirse. No obstante, “las
condiciones no son las mejores y estarán esperando buscando unas más posibles”,
agregó al periódico.

En referencia a sus planes, Manchaco expresó que espera contactarse
nuevamente con sus familiares y volver a empezar. En definitiva “volver a vivir y
empezar una nueva vida’ ya libre de tantas cosas y tratar de olvidar tanto
tiempo perdido”.



Share