Infantes de marina de los EE. UU. y Argentina intercambian conocimientos

Los militares estadounidenses y sus homólogos argentinos consolidaron sus técnicas de combate y aprendieron unos de otros.
Juan Delgado/Diálogo | 23 enero 2019

Capacitación y Desarrollo

El intercambio de conocimiento realizado entre instructores de MARFORSOUTH y sus pares argentinos incluyó entrenamiento físico compuesto de lagartijas en la playa y otros. (Foto: Armada Argentina)

En las playas de Punta Alta, en la provincia de Buenos Aires, Argentina, unidades del Comando de la Infantería de Marina de la Armada Argentina ejercitan técnicas de combate cuerpo a cuerpo. Practican golpes, patadas, estrangulación y otras destrezas para detener a un posible agresor y amortiguar las caídas o reducir las lesiones.

Vestidos con cascos y guantes de boxeo, mejoran sus golpes de puño. También practican el uso de armas blancas para emplearlas con la cantidad de fuerza adecuada. Siguen con un entrenamiento físico riguroso, que incluye lagartijas hasta el agotamiento en la orilla del mar y en la arena.

El entrenamiento de una semana fue parte de un intercambio de conocimiento entre instructores de la Fuerza del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU., Sur (MARFORSOUTH, en inglés) y sus pares argentinos. Tres instructores de MARFORSOUTH lideraron la capacitación en el Comando de Instrucción y Evaluación (COIE) de la Base Naval de Infantería de Marina Baterías, entre el 26 de noviembre y el 1.º de diciembre de 2018.

“El entrenamiento consistió en el intercambio de técnicas y procedimientos en el combate cuerpo a cuerpo mediante la implementación de distintas actividades teóricas y fundamentalmente prácticas”, dijo a Diálogo el Capitán de Navío de la Armada Argentina Javier Pedro López, comandante del COIE. “Se hizo con un importante componente respecto de la potenciación de las habilidades de liderazgo, considerando que los participantes eran personal ya capacitado como instructores de la materia”.

Solucionar situaciones de conflicto

El entrenamiento tuvo como objetivo mejorar la eficiencia del combate cuerpo a cuerpo en base a procedimientos tácticos y maniobras que se utilizan en varias modalidades como artes marciales, boxeo y lucha, entre otras. El temario estuvo orientado en el análisis, planificación y resolución de situaciones de conflicto y buscó reforzar los conocimientos de los participantes en la fisiología y psicología en el combate, pilares fundamentales para la seguridad.

Asimismo, se impartió capacitación en técnicas y procedimientos para el combate con cuchillo, diferentes tipos de cortes, así como armas de oportunidad. Los participantes también se beneficiaron de instrucción teórica sobre la disciplina mental y los valores fundamentales que comparten los infantes de marina.

Con guantes y cascos de boxeo, los infantes de marina argentinos ejercitan técnicas de combate cuerpo a cuerpo bajo el liderazgo de instructores de MARFORSOUTH. (Foto: Armada Argentina)

Para el Cap. de Nav. López, el adiestramiento brindado por MARFORSOUTH es importante porque permite maximizar los conocimientos en situaciones de combate de los infantes de marina argentinos al estilo del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. “En el ambiente operacional moderno, caracterizado por el combate y contacto a muy cortas distancias, la necesidad de intervenir tanto contra combatientes como contra no combatientes, además del respeto de específicas reglas de empeñamiento [para el uso de la fuerza], exige dotar a nuestros infantes de herramientas para cumplir con su misión en forma eficaz”, dijo el Cap. de Nav. López.

Los infantes de marina estadounidenses cuentan con un sistema de combate único desarrollado en el inicio de la década de 2000. El Programa de Artes Marciales del Cuerpo de Infantería de Marina combina técnicas existentes y nuevas de combate cuerpo a cuerpo y en espacios confinados con los valores de honor, coraje y compromiso. El programa hace énfasis en el desarrollo del carácter, incluyendo el uso responsable de la fuerza, el liderazgo y el trabajo en equipo.

Ventaja mutua

El entrenamiento resultó igualmente ventajoso para los instructores de MARFORSOUTH, quienes pudieron aprender de sus pares argentinos mientras compartieron la semana con ellos en la base de Baterías. Asimismo, el intercambio permitió a los participantes reforzar la fraternidad y camaradería así como la interoperabilidad, un elemento indispensable durante el desarrollo de ejercicios u operativos combinados.

“Estoy convencido de que estas actividades nos permiten trabajar codo a codo”, destacó el Cap. de Nav. López. “Considero que existe un beneficio mutuo en el desarrollo de este tipo de actividades ya que permite construir lazos de confianza profesional entre los cuerpos de las infanterías de marina”.

La Armada Argentina, y particularmente el Comando de la Infantería de Marina, cuenta con una larga amistad con los Estados Unidos que incluye varios programas de intercambios entre infantes de marina. Los intercambios y otros programas de apoyo permiten que los participantes compartan conocimientos, destrezas, así como historia y cultura, que estrechan la cooperación entre los dos países.

“A lo largo de los años, las ejercitaciones combinadas que hemos desarrollado son innumerables”, aseguró el Almirante José Luis Villán, jefe del Estado Mayor General de la Armada Argentina, quien se capacitó en la Escuela de Guerra Expedicionaria de la Base del Cuerpo de Infantería de Marina Quantico, en Virginia. “Estos tiempos nos encuentran en una relación inmejorable de intercambios cooperativos de toda índole que coadyuvan a un mejor entendimiento e interoperabilidad institucional”.     

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 410
Cargando las Conversaciones