Mejoras en seguridad iraquí en la fase final de operación Nuevo Amanecer

The Guerrillas’ Child Armies

Por Dialogo
abril 01, 2011


Un líder del ejército estadounidense en Irak manifestó que todas las tropas de Operación Nuevo Amanecer tienen provisto retirarse en diciembre a más tardar.

Según el acuerdo de seguridad de 2008, firmado por Estados Unidos e Irak, la Operación Nuevo Amanecer terminará a fines de 2011.

El General de Brigada Jeffrey Buchanan, portavoz de las fuerzas estadounidenses e iraquíes y director de Efectos Estratégicos, señaló que durante los cuatro despliegues de los que participó en el lugar fue testigo de una transformación en las fuerzas de seguridad iraquíes.

“Es muy inspirador ver cómo han progresado”, afirmó Buchanan.

El general dijo que las fuerzas iraquíes han logrado bastante de lo que se habían propuesto: los niveles de seguridad han mejorado y el nivel de violencia se mantiene bajo en todo el país. Agregó que no es menor el hecho de que la fuerza de seguridad con mayor crecimiento en el mundo haya logrado esto al mayor ritmo operacional.

No obstante, indicó que aún queda mucho por hacer.

“Francamente, tenemos bastante por hacer en el tiempo que nos queda. Sin embargo, estamos dispuestos a trabajar al máximo”, declaró. “Confío en que Irak va a seguir avanzando con constancia hacia el progreso”

En los nueve meses que restan en Irak, Buchanan puntualizó que las tropas seguirán enfocándose en lo que ya vienen trabajando: entrenamiento. La OTAN y las tropas estadounidenses vienen asistiendo a las Fuerzas de Seguridad Iraquíes en áreas como puntería, operaciones antiterroristas y procedimientos de arresto, lo cual no cambiará, agregó Buchanan.

Esto concuerda con la postura de “evaluación y asistencia” que adquirió Estados unidos desde el año pasado, cuando Irak asumió el liderazgo en materia de seguridad.

Buchanan expresó que Irak tiene como objetivo final estabilizarse, afianzar su soberanía y ser autónomo.

Otro acuerdo firmado en 2008 abarcó el marco estratégico en pos de un plan de progreso a largo plazo en Irak. Con esta finalidad, un reducido contingente de personal militar y de la embajada estadounidense permanecerá en Irak, tal como hacen en otros países de la región, manifestó Buchanan.

En cuanto a la retirada de Irak, el General de Brigada afirmó que “esos son nuestros planes a futuro”. “No planeamos continuar con la coalición de las fuerzas estadounidenses e iraquíes después de 2011”.

Buchanan aclaró que si en el futuro se envían tropas a Irak, será como parte de la comitiva normal de la embajada y no como despliegue. Agregó que es posible que se envíen a Irak soldados capacitados en materia de equipamiento por tiempo determinado, con el objetivo de contribuir al entrenamiento del Ejército Iraquí.

No obstante, luego de que las tropas estadounidenses se retiren, Irak seguirá teniendo problemas considerables con al-Qaeda. Buchanan explicó que, si bien la violencia ha disminuido en Irak, al-Qaeda sigue constituyendo una seria amenaza.

“Aún están allí y son muy, muy peligrosos. Nunca han cambiado su ideología y están dispuestos a masacrar la cantidad de gente que puedan”, señaló.

Buchanan expresó que los próximos nueve meses constituirán un momento significativo para las relaciones entre Estados Unidos e Irak.



Share