Las dimensiones de la seguridad

The Dimensions of Security

Por Dialogo
noviembre 09, 2012


Entrevista con el General de División del Ejército ecuatoriano Oswaldo Jarrín, actual presidente del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Internacional del Ecuador

Desde su trinchera de la academia, el General de División del Ejército ecuatoriano Oswaldo Jarrín desmenuza conceptos, descifra hipótesis y examina acontecimientos complejos con la desenvoltura que le confieren sus vivencias en el campo de batalla. El general en retiro, quien en la actualidad es presidente del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Internacional del Ecuador, desempeñó un papel clave durante largos y complicados años en la historia de su país: fue ministro de Defensa, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y subsecretario de Defensa.

Más dos décadas atrás, el Gen. Jarrín hizo un alto en su carrera militar para cursar estudios en el Colegio Interamericano de Defensa, adonde regresó en octubre pasado como panelista en el Simposio por el 50 Aniversario de esa institución. En una entrevista concedida a Diálogo, el militar y académico ecuatoriano abordó temas como la importancia de la cooperación de todas las organizaciones del estado en la lucha contra el narcotráfico, el concepto de seguridad multidimensional, y la ayuda que las Fuerzas Armadas pueden brindar en casos de desastres.

Diálogo: General, en sus columnas de opinión en el diario ecuatoriano El Comercio, usted hace énfasis en que el problema del narcotráfico se debe combatir desde todos los flancos. ¿Qué papel desempeñan las Fuerzas Armadas en esa estrategia holística?

General (retirado) Oswaldo Jarrín: Las Fuerzas Armadas del Ecuador trabajan directamente en la seguridad fronteriza, en cooperación con las otras instituciones que tienen la responsabilidad de participar en una estrategia antinarcóticos, como es la Policía, con sus unidades antinarcóticos. Se necesita un criterio holístico para tratar el fenómeno de las drogas, porque es una afectación grave a los valores sociales, a la economía. Todos estos aspectos son la responsabilidad de las instituciones del estado en sus respectivos campos. Entonces las Fuerzas Armadas están vigilantes en la protección y seguridad fronterizas, la Policía en la cooperación antinarcóticos, Aduanas en su rol… Es un trabajo integrado de todas las instituciones para preservar la vigencia de la ley, la protección del patrimonio y de la economía.

Diálogo: Durante las sesiones del Simposio por el 50 Aniversario del Colegio Interamericano de Defensa se habló repetidamente del concepto de seguridad multidimensional como el que debe servir de guía para enfrentar las nuevas amenazas que enfrentan nuestros países. ¿Podría ahondar al respecto?

General Oswaldo Jarrín: Después de varios años de estudio por parte de expertos, durante la conferencia de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Bridgetown y en la conferencia especial de seguridad en México, en el 2003, se actualizó el concepto de seguridad que era producto de la Guerra Fría. Ese nuevo concepto, a partir del 2003, permitió ver a la seguridad de manera más amplia, de acuerdo con las nuevas amenazas. Sin embargo, este concepto dejó un criterio en cada estado: Según su soberanía, determinar la prioridad de esas amenazas, y las políticas necesarias para enfrentarlas. De esas políticas se deben derivar estrategias apropiadas para cada institución. Cada estado tiene dos vertientes para el cumplimiento de las misiones de sus instituciones, entre ellas las Fuerzas Armadas. La primera es su constitución. La segunda vertiente son los convenios y tratados internacionales que forman parte del cuerpo legal por el que debe regirse cada estado, para que en el nivel gubernamental se determine una política nacional de cómo aplicar la ley, y determinar las respectivas medidas para afrontar estas amenazas.

Diálogo: Entonces, teniendo en cuenta este concepto de seguridad convencional, ¿cuál es el papel que desempeñan las Fuerzas Armadas en su país?

General Jarrín: Las Fuerzas Armadas, además de cumplir con la constitución, tienen una ley y una política específicas para sus misiones. Desde el año 2000 se estableció la Política de Defensa Nacional que es el “libro blanco”. Ahí se especifican los escenarios, las amenazas, la composición del sistema de defensa y cómo emplearse en las diferentes circunstancias. Atención en desastres, por ejemplo, es un objetivo estratégico dentro de la defensa. La protección y seguridad de fronteras está vinculada con la soberanía nacional e integridad territorial. Por consiguiente el mar, el espacio aéreo y la frontera son responsabilidad específica de las Fuerzas Armadas. Estas no van directamente a combatir en forma puntual estas amenazas no tradicionales como el crimen organizado, porque es tarea policial. Sin embargo, en el momento en que un país ya tiene fronteras seguras, de hecho ya están cooperando [las Fuerzas Armadas] con la seguridad interior de un estado.

Diálogo: A propósito del tema de los desastres naturales, tengo entendido que su país recibió el apoyo de militares de otras naciones de la región, durante los voraces incendios forestales que recientemente causaron muertes y provocaron la destrucción de miles de hectáreas de bosques.

General Jarrín: Sí. Debemos reconocer, en primer lugar, una muy buena gestión de la Secretaría Nacional de Riesgos y una excelente cooperación internacional. No hay país que tenga las condiciones suficientes para enfrentar estas situaciones que son situaciones de riesgo, más que una amenaza. Son situaciones que superan las capacidades de las instituciones. Aquí participaron helicópteros y un equipo especializado de control de incendios forestales de Chile, helicópteros de Venezuela y Colombia, y un avión cisterna de Brasil. Esto fue un ejemplo de cooperación.

Diálogo: ¿Cree que el Colegio Interamericano de Defensa mantiene la vitalidad y la trascendencia que lo motivó a usted a estudiar aquí hace dos décadas?

General Jarrín: El Colegio Interamericano cumple ejemplarmente el gran reto de estar a la altura de las circunstancias que se van presentando. Hice una analogía en mi exposición entre el Colegio y la OEA. Y la OEA ha tenido una evolución adaptativa, de respuesta a las circunstancias que se han ido viviendo. Por esta razón, pasó de la defensa colectiva, a la seguridad colectiva, y luego a la seguridad cooperativa. Esta es una demostración de cómo va respondiendo a las situaciones geopolíticas globales, a las necesidades de seguridad regionales y a las diferentes situaciones. Las discusiones [durante el Simposio del Colegio Interamericano de Defensa] han sido de gran nivel. Y creo que las ideas que se discutieron en materia de seguridad regional son un aporte muy grande para todo el continente.



Share