• Home »
  • Uncategory »
  • Salvadoran, Uruguayan Peacekeepers Deploying to Africa Train on Ebola Precautions and Response

Fuerzas pacificadoras de El Salvador y Uruguay reciben capacitación sobre precauciones y respuesta ante el ébola

Salvadoran, Uruguayan Peacekeepers Deploying to Africa Train on Ebola Precautions and Response

Por Dialogo
diciembre 05, 2014




En un esfuerzo por apoyar las fuerzas de operaciones pacificadoras (PKO) salvadoreñas y uruguayas en su preparación para sustituir a sus homólogos en Mali y en la República Democrática del Congo a principios de 2015, el Cirujano General del Comando Sur de EE.UU. (SOUTHCOM) ha contactado al Instituto de Defensa para Operaciones Médicas (DIMO) para proporcionar a las fuerzas un curso predespliegue sobre precauciones, reconocimiento y respuesta ante el ébola en El Salvador y Uruguay a principios de diciembre.

“Estos eventos de capacitación fueron el resultado de una emergente necesidad de SOUTHCOM de aumentar nuestra capacidad regional para prevenir un brote de ébola en el hemisferio occidental. Las claves para evitar un brote y para la prevención son la detección temprana, la respuesta rápida y el aislamiento/capacitación sobre el contacto...el curso de DIMO para la prevención del ébola abordará todas estar áreas”, señaló el Coronel Rudolph Cachuela, Cirujano jefe de SOUTHCOM.

Aunque DIMO normalmente no participa en capacitación de PKO, en este caso sí lo hace a petición de la oficina del Cirujano jefe de SOUTHCOM, debido a la actual epidemia sin precedentes de esta enfermedad en África occidental. Para ello, DIMO modificó un curso existente sobre prevención de enfermedades contagiosas, creando uno enfocado específicamente en el ébola, a fin de que los integrantes de fuerzas salvadoreñas y uruguayas puedan estar preparados. “Si bien el riesgo de que nuestras fuerzas pacificadoras conjuntas en África contraigan la enfermedad del virus del Ébola (EVE) es baja, a menos que estén en contacto directo con pacientes infectados con el virus, nosotros (en coordinación con nuestros homólogos médicos del Ministerio de Defensa) determinamos que capacitación adicional sobre la prevención y respuesta ante el ébola minimizaría el riesgo de una epidemia de ébola en el Caribe, y la región centro y sudamericana”, explicó el Coronel Cachuela.

DIMO es una agencia de doble servicio constituida por personal de la Fuerza Aérea y de la Armada, dedicada a brindar educación y capacitación sobre atención médica de categoría mundial enfocada regionalmente, para aliados de todo el mundo. Elaboran programas para dictar cursos en diversos lugares del mundo con énfasis en crear lazos internacionales para la atención médica, preparación para desastres, prevención de enfermedades contagiosas, y otras materias actuales de atención médica, proporcionando una oportunidad única para que los servicios médicos de la Fuerza Aérea y de la Armada contribuyan con aliados regionales.

Un equipo de DIMO acompañado por personal de la oficina del Cirujano en jefe realizará una edición inicial del curso en El Salvador el 2-3 de diciembre, y de nuevo el 4-5 de diciembre para miembros de las PKO e integrantes del personal médico de Uruguay y El Salvador, quienes serán los responsables de las fuerzas PKO durante su despliegue a la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Mali, MINUSMA. El equipo impartirá luego el curso en Uruguay, el 8-9 de diciembre, a trabajadores médicos militares y a fuerzas PKO que se preparan para su rotación en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo, MONUSCO.

Además de capacitar a las fuerzas PKO, “se busca proporcionar un curso de ‘instrucción para instructores’ donde puedan regresar a sus naciones y capacitar a otros trabajadores de la atención médica”, explicó el Cirujano en jefe de SOUTHCOM, quien fue el arquitecto de la respuesta médica al EVE de SOUTHCOM.

Como parte del contingente salvadoreño que se dirigirá al norte de Mali en 2015, el Teniente Coronel de la Fuerza Aérea Salvadoreña Rafael Melara participó en el curso el 2-3 de diciembre. “Es muy importante que recibamos esta capacitación, considerando el lugar al que nos dirigimos. Este curso nos enseñará las medidas correctas de prevención, nos enseñará acerca de la evolución de la enfermedad y nos recordará las prácticas de higiene personal que tenemos que mantener nosotros mismos para un mejor desempeño durante nuestras operaciones PKO una vez desplegados”, explicó.

Según información publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 28 de noviembre había ocho casos reportados y confirmados (de los cuales siete fueron confirmados en laboratorio y uno concluyó con una muerte) de ébola en Mali. En contraste, el 21 de noviembre, la Organización Mundial de la Salud declaró la República Democrática del Congo libre de contagio de ébola luego que el país alcanzase la marca obligatoria de 42 días desde que el último caso de ébola diese negativo en dos análisis y fuese dado de alta de un hospital local y no se hubiesen producido nuevos casos. La epidemia en el Congo, sin embargo, no estaba relacionada con la actual epidemia de la enfermedad en África occidental.

Con el lema “Aliados por la salud internacional”, la misión de la oficina del Cirujano en jefe fomenta la realización y sincronización de actividades de participación en la salud para mejorar la preparación médica regional y aumentar la capacidad médica de las fuerzas militares y de seguridad de nuestras naciones aliadas.

La oficina desarrolla y dirige regularmente cursos personalizados de preparación médica tales como el Curso Salvavidas de Combate Táctico (TCLS) para médicos de combate en 2012, en el cual las tropas salvadoreñas recibieron capacitación de médicos peruanos que habían tomado el curso cuando la oficina del Cirujano en jefe lo personalizó para reforzar la capacidad de respuesta médica de primera línea de los militares peruanos desplegados en los valles del Apurimac, Ene y Mantaro en la región meridional central de Perú.

Al usar un enfoque de instrucción para instructores, Estados Unidos y sus naciones aliadas hacen una “cadena de favores”, compartiendo el conocimiento recibido, adoptando los cursos como propios al convertirlos en requisitos estándar en sus programas de estudios para el personal médico militar y para los involucrados en PKO, como en el caso del curso actual sobre precauciones, reconocimiento y respuesta ante el ébola, y pasándolos a otros ejércitos interesados de naciones asociadas.



En un esfuerzo por apoyar las fuerzas de operaciones pacificadoras (PKO) salvadoreñas y uruguayas en su preparación para sustituir a sus homólogos en Mali y en la República Democrática del Congo a principios de 2015, el Cirujano General del Comando Sur de EE.UU. (SOUTHCOM) ha contactado al Instituto de Defensa para Operaciones Médicas (DIMO) para proporcionar a las fuerzas un curso predespliegue sobre precauciones, reconocimiento y respuesta ante el ébola en El Salvador y Uruguay a principios de diciembre.

“Estos eventos de capacitación fueron el resultado de una emergente necesidad de SOUTHCOM de aumentar nuestra capacidad regional para prevenir un brote de ébola en el hemisferio occidental. Las claves para evitar un brote y para la prevención son la detección temprana, la respuesta rápida y el aislamiento/capacitación sobre el contacto...el curso de DIMO para la prevención del ébola abordará todas estar áreas”, señaló el Coronel Rudolph Cachuela, Cirujano jefe de SOUTHCOM.

Aunque DIMO normalmente no participa en capacitación de PKO, en este caso sí lo hace a petición de la oficina del Cirujano jefe de SOUTHCOM, debido a la actual epidemia sin precedentes de esta enfermedad en África occidental. Para ello, DIMO modificó un curso existente sobre prevención de enfermedades contagiosas, creando uno enfocado específicamente en el ébola, a fin de que los integrantes de fuerzas salvadoreñas y uruguayas puedan estar preparados. “Si bien el riesgo de que nuestras fuerzas pacificadoras conjuntas en África contraigan la enfermedad del virus del Ébola (EVE) es baja, a menos que estén en contacto directo con pacientes infectados con el virus, nosotros (en coordinación con nuestros homólogos médicos del Ministerio de Defensa) determinamos que capacitación adicional sobre la prevención y respuesta ante el ébola minimizaría el riesgo de una epidemia de ébola en el Caribe, y la región centro y sudamericana”, explicó el Coronel Cachuela.

DIMO es una agencia de doble servicio constituida por personal de la Fuerza Aérea y de la Armada, dedicada a brindar educación y capacitación sobre atención médica de categoría mundial enfocada regionalmente, para aliados de todo el mundo. Elaboran programas para dictar cursos en diversos lugares del mundo con énfasis en crear lazos internacionales para la atención médica, preparación para desastres, prevención de enfermedades contagiosas, y otras materias actuales de atención médica, proporcionando una oportunidad única para que los servicios médicos de la Fuerza Aérea y de la Armada contribuyan con aliados regionales.

Un equipo de DIMO acompañado por personal de la oficina del Cirujano en jefe realizará una edición inicial del curso en El Salvador el 2-3 de diciembre, y de nuevo el 4-5 de diciembre para miembros de las PKO e integrantes del personal médico de Uruguay y El Salvador, quienes serán los responsables de las fuerzas PKO durante su despliegue a la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Mali, MINUSMA. El equipo impartirá luego el curso en Uruguay, el 8-9 de diciembre, a trabajadores médicos militares y a fuerzas PKO que se preparan para su rotación en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo, MONUSCO.

Además de capacitar a las fuerzas PKO, “se busca proporcionar un curso de ‘instrucción para instructores’ donde puedan regresar a sus naciones y capacitar a otros trabajadores de la atención médica”, explicó el Cirujano en jefe de SOUTHCOM, quien fue el arquitecto de la respuesta médica al EVE de SOUTHCOM.

Como parte del contingente salvadoreño que se dirigirá al norte de Mali en 2015, el Teniente Coronel de la Fuerza Aérea Salvadoreña Rafael Melara participó en el curso el 2-3 de diciembre. “Es muy importante que recibamos esta capacitación, considerando el lugar al que nos dirigimos. Este curso nos enseñará las medidas correctas de prevención, nos enseñará acerca de la evolución de la enfermedad y nos recordará las prácticas de higiene personal que tenemos que mantener nosotros mismos para un mejor desempeño durante nuestras operaciones PKO una vez desplegados”, explicó.

Según información publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 28 de noviembre había ocho casos reportados y confirmados (de los cuales siete fueron confirmados en laboratorio y uno concluyó con una muerte) de ébola en Mali. En contraste, el 21 de noviembre, la Organización Mundial de la Salud declaró la República Democrática del Congo libre de contagio de ébola luego que el país alcanzase la marca obligatoria de 42 días desde que el último caso de ébola diese negativo en dos análisis y fuese dado de alta de un hospital local y no se hubiesen producido nuevos casos. La epidemia en el Congo, sin embargo, no estaba relacionada con la actual epidemia de la enfermedad en África occidental.

Con el lema “Aliados por la salud internacional”, la misión de la oficina del Cirujano en jefe fomenta la realización y sincronización de actividades de participación en la salud para mejorar la preparación médica regional y aumentar la capacidad médica de las fuerzas militares y de seguridad de nuestras naciones aliadas.

La oficina desarrolla y dirige regularmente cursos personalizados de preparación médica tales como el Curso Salvavidas de Combate Táctico (TCLS) para médicos de combate en 2012, en el cual las tropas salvadoreñas recibieron capacitación de médicos peruanos que habían tomado el curso cuando la oficina del Cirujano en jefe lo personalizó para reforzar la capacidad de respuesta médica de primera línea de los militares peruanos desplegados en los valles del Apurimac, Ene y Mantaro en la región meridional central de Perú.

Al usar un enfoque de instrucción para instructores, Estados Unidos y sus naciones aliadas hacen una “cadena de favores”, compartiendo el conocimiento recibido, adoptando los cursos como propios al convertirlos en requisitos estándar en sus programas de estudios para el personal médico militar y para los involucrados en PKO, como en el caso del curso actual sobre precauciones, reconocimiento y respuesta ante el ébola, y pasándolos a otros ejércitos interesados de naciones asociadas.
No debemos entrometernos en la vida de otros, pero ustedes hagan allí lo que quieran. Pero tienen que hacerlo ya, ¡para que adelante valga la pena!
Share