Marina de Guerra del Perú y MARFORSOUTH planifican operaciones

Durante el sexto Comité Naval de Operaciones de Infantería de Marina, las dos instituciones definieron su plan de cinco años de trabajos combinados.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 9 septiembre 2018

Relaciones Internacionales

El Capitán de Navío Daniel Valencia Jáuregui, jefe de Estado Mayor de la Fuerza de Infantería de Marina de Guerra del Perú (izquierda) y el Coronel Michael Farrell, jefe del Estado Mayor de la Fuerza del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. Sur, planificaron tareas de cooperación entre ambas instituciones. (Foto: Marina de Guerra de Perú)

Una delegación de oficiales de la Marina de Guerra del Perú, en coordinación con oficiales de las Fuerzas del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. Sur (MARFORSOUTH en inglés), trabajaron juntos para fijarse objetivos y metas de mediano plazo bajo el marco de cooperación entre ambas instituciones. La reunión tuvo lugar en el cuartel general del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM), en Florida, durante el sexto Comité Naval de Operaciones de Infantería de Marina, en la primera semana de junio.

“El propósito principal del comité fue ampliar el marco de planificación establecido en los anteriores Comités Operativos de Infanterías de Marina, que permita la dirección, desarrollo, ejecución y seguimiento de las iniciativas de cooperación en los próximos cinco años”, dijo a Diálogo el Capitán de Navío Daniel Valencia Jáuregui, jefe de Estado Mayor de la Fuerza de Infantería de Marina de Guerra del Perú. “Las iniciativas han sido diseñadas para incrementar el nivel de interoperabilidad en las misiones y tareas de nuestras organizaciones”.

La visión estratégica de MARFORSOUTH para la región de Latinoamérica y el Caribe está orientada a la cooperación multinacional en seguridad hemisférica, para crear a nivel regional una potencia multinacional anfibia de respuesta a situaciones de crisis o ayuda humanitaria, con soporte principal en su organización de la Fuerza de Tarea Marina Aeroterrestre de Propósito Especial. La fuerza de tarea está entrenada y equipada con todo lo necesario para hacer las operaciones asignadas en la región latinoamericana. 

Compromisos alcanzados

Entre los compromisos acordados en la reunión se encuentra el incremento en la capacidad anfibia y la integración de los recursos navales del Perú para la ejecución de ejercicios anfibios multinacionales. “La meta trazada es que en 2021 el ejercicio multinacional UNITAS anfibio se realice en el Perú, con la conducción y la planificación de un escenario de ayuda humanitaria”, dijo el Cap. de Nav. Valencia. “A partir del 2022 queremos efectuar operaciones reales como parte de una fuerza multinacional, con una fuerza de tarea anfibia que involucre medios de superficie, de infantería de marina, aeronavales y logísticos”.

Los representantes militares también acordaron fortalecer la capacidad para la ejecución de ejercicios contra amenazas no convencionales. La misión es desarrollar la doctrina de maniobras mecanizadas o motorizadas en terrenos urbanos, contra amenazas irregulares y en escenarios cambiantes, en entornos permisivos y hostiles, y planificar la ejecución de operaciones civiles-militares y de información e inteligencia.

“Las amenazas transnacionales [como narcotráfico y terrorismo] ya no son problema de un Estado, son problemas globales” dijo a Diálogo el Capitán de Fragata Eduardo Díaz, integrante de las Fuerzas Especiales de Infantería de Marina de Guerra del Perú. “Tenemos que compartir información y hacer esfuerzos combinados multinacionales para atacar esas amenazas”.

Oficiales de la Marina de Guerra del Perú participaron en el sexto Comité Operativo de Infantes de Marina 2018, en el cuartel general del Comando Sur de los Estados Unidos. (Foto: Marina de Guerra de Perú)

Las dos delegaciones coincidieron en que el intercambio de entrenamiento y capacitación de los próximos años estará enfocado a la integración de los procesos de planificación, comando y control y logística, con énfasis en las operaciones anfibias con buques, aeronaves e infantes de marina. En el mediano plazo planean estar en condiciones de conformar una fuerza de tarea anfibia multinacional. 

Fuerza de tarea anfibia

El concepto operacional es ser la columna vertebral de un destacamento anfibio. Sus elementos deberán tener capacidad expedicionaria, con suficiente poder para organizar la misión en contra de la amenaza a enfrentar, y que esté conformada en su totalidad por contingentes navales.

“El interés común de la creación de la fuerza multinacional ayuda a orientar el esfuerzo de la Marina de Guerra del Perú hacia su propia fuerza de tarea anfibia con capacidad expedicionaria, para estar en condiciones de formar parte de la fuerza multinacional”, aseguró el Cap. de Nav. Valencia. Es una fuerza de tarea anfibia polivalente, flexible y móvil, de empleo inmediato y capaz de ser desplegada [con recursos] navales y aéreos, para proyectar el poder naval del mar hacia tierra, como respuesta a situaciones de crisis o ayuda humanitaria.​​​​​​​ 

Capacidades y misiones estratégicas

“Perú y los Estados Unidos robustecen las capacidades y la integración a través del asesoramiento de procedimientos operativos y protocolos en la interacción de buques, aeronaves y fuerzas anfibias, y de un mayor intercambio de oficiales peruanos en las unidades expedicionarias del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. y de capacitación en sus escuelas de guerra”, comentó el Cap. de Nav. Valencia. “El nivel académico militar [estadounidense] es alto, los instructores son gente con mucha experiencia”, agregó el Cap. de Frag. Díaz.

“Eventos como el Comité Operativo de Infanterías de Marina contribuye a las relaciones de conocimiento entre las marinas de los dos países. El intercambio de entrenamiento y capacitación debe ponerse en práctica en la ejecución de operaciones reales en el área del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, en Perú”, finalizó el Cap. de Nav. Valencia.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 5
Cargando las Conversaciones