Fuerzas Armadas de Perú protegen a soldados y civiles contra el virus del ébola

Peruvian Military Protects Soldiers and Civilians from Ebola Virus

Por Dialogo
febrero 10, 2015




Para proteger a los soldados y a la población civil, las Fuerzas Armadas de Perú se encuentran realizando cuidadosos estudios a soldados que regresan de misiones de paz auspiciadas por las Naciones Unidas en África, a raíz del mortal virus del ébola.

El Comando Conjunto anunció que las Fuerzas Armadas están realizando estrictos procedimientos en relación a las tropas que regresan al país de misiones de paz en África y Haití, aunque en éste último no se registraron casos de infección.

A los soldados que regresan de dichas misiones se les realizarán exámenes en el Instituto Nacional de Salud para determinar si están infectados con el virus. Los procedimientos están diseñados para proteger la salud de los soldados que fueron enviados a regiones donde el virus está presente, así como a aquellos que regresan al país desde zonas donde aún no fue detectado.

El Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea, la Unidad de Operaciones de Paz y el Ministerio de Salud están coordinando los nuevos protocolos.

En África, Perú tiene observadores militares que fueron enviados a Costa de Marfil y soldados dedicados al entrenamiento de la fuerza policial civil en Liberia, el segundo país con mayor número de casos de ébola confirmados.

Se espera que otro grupo de soldados peruanos regrese de una misión de paz en África el 1 de agosto, donde Perú cuenta con un total de 39 oficiales y soldados.

Ofrecer atención sanitaria para proteger a soldados y civiles









“Al igual que otros países de la región que envían fuerzas militares en misión de ayuda humanitaria, Perú viene implementando protocolos y programas de prevención de la enfermedad para lo cual los efectivos militares reciben capacitación permanente en medidas de protección contra la enfermedad y están dotados de equipos de protección personal para atender casos de potencial presencia de la enfermedad en el área de responsabilidad ”, explicó Fernando Palomino Milla, Contralmirante retirado de la Marina de Guerra de Perú.

En octubre, el Presidente Ollanta Humala firmó un decreto en el que se ordena la implementación de medidas para evitar el ingreso del ébola a Perú.

Dichos procedimientos están demostrando ser eficaces. Hasta fines de enero, no se han registrado casos de ébola en América Latina.

Evitar la propagación del virus es vital debido a su alta tasa de mortalidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de letalidad del Ébola en África ascendió al 70% en octubre.

El virus se transmite por contacto directo con sangre, fluidos corporales y tejidos de animales y personas infectadas.

Las autoridades sanitarias de África Occidental han estado luchando contra el actual brote del mortal virus desde hace casi ya un año. Comenzó en Guinea en diciembre de 2013 y luego se propagó a Liberia y Sierra Leona. Nigeria, Senegal y Mali reportaron luego casos de infectados, pero han sido declarados libres de la enfermedad.

Trágica muerte de soldado no vinculada al ébola


Autoridades militares peruanas estaban preparadas para tratar un posible caso de ébola a principios de enero.

El 26 de diciembre, el oficial del Ejército de Perú Mario Rengifo Clavijo, quien había regresado recientemente de una misión en África, fue internado con síntomas similares a los del Ébola, tales como fiebre alta, náusea y debilidad.

El 14 de enero, el soldado falleció mientras estaba siendo atendido en el Hospital Militar Central, pero los análisis médicos determinaron que Rengifo Clavijo había contraído malaria y no ébola.



Para proteger a los soldados y a la población civil, las Fuerzas Armadas de Perú se encuentran realizando cuidadosos estudios a soldados que regresan de misiones de paz auspiciadas por las Naciones Unidas en África, a raíz del mortal virus del ébola.

El Comando Conjunto anunció que las Fuerzas Armadas están realizando estrictos procedimientos en relación a las tropas que regresan al país de misiones de paz en África y Haití, aunque en éste último no se registraron casos de infección.

A los soldados que regresan de dichas misiones se les realizarán exámenes en el Instituto Nacional de Salud para determinar si están infectados con el virus. Los procedimientos están diseñados para proteger la salud de los soldados que fueron enviados a regiones donde el virus está presente, así como a aquellos que regresan al país desde zonas donde aún no fue detectado.

El Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea, la Unidad de Operaciones de Paz y el Ministerio de Salud están coordinando los nuevos protocolos.

En África, Perú tiene observadores militares que fueron enviados a Costa de Marfil y soldados dedicados al entrenamiento de la fuerza policial civil en Liberia, el segundo país con mayor número de casos de ébola confirmados.

Se espera que otro grupo de soldados peruanos regrese de una misión de paz en África el 1 de agosto, donde Perú cuenta con un total de 39 oficiales y soldados.

Ofrecer atención sanitaria para proteger a soldados y civiles









“Al igual que otros países de la región que envían fuerzas militares en misión de ayuda humanitaria, Perú viene implementando protocolos y programas de prevención de la enfermedad para lo cual los efectivos militares reciben capacitación permanente en medidas de protección contra la enfermedad y están dotados de equipos de protección personal para atender casos de potencial presencia de la enfermedad en el área de responsabilidad ”, explicó Fernando Palomino Milla, Contralmirante retirado de la Marina de Guerra de Perú.

En octubre, el Presidente Ollanta Humala firmó un decreto en el que se ordena la implementación de medidas para evitar el ingreso del ébola a Perú.

Dichos procedimientos están demostrando ser eficaces. Hasta fines de enero, no se han registrado casos de ébola en América Latina.

Evitar la propagación del virus es vital debido a su alta tasa de mortalidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de letalidad del Ébola en África ascendió al 70% en octubre.

El virus se transmite por contacto directo con sangre, fluidos corporales y tejidos de animales y personas infectadas.

Las autoridades sanitarias de África Occidental han estado luchando contra el actual brote del mortal virus desde hace casi ya un año. Comenzó en Guinea en diciembre de 2013 y luego se propagó a Liberia y Sierra Leona. Nigeria, Senegal y Mali reportaron luego casos de infectados, pero han sido declarados libres de la enfermedad.

Trágica muerte de soldado no vinculada al ébola


Autoridades militares peruanas estaban preparadas para tratar un posible caso de ébola a principios de enero.

El 26 de diciembre, el oficial del Ejército de Perú Mario Rengifo Clavijo, quien había regresado recientemente de una misión en África, fue internado con síntomas similares a los del Ébola, tales como fiebre alta, náusea y debilidad.

El 14 de enero, el soldado falleció mientras estaba siendo atendido en el Hospital Militar Central, pero los análisis médicos determinaron que Rengifo Clavijo había contraído malaria y no ébola.
me comentario es que vayan al servicio militar todos los jovenes peruano.
Share