Armadas de países amigos mejoran sus capacidades de seguridad marítima

Oficiales navales de cuatro países sudamericanos consolidan conocimientos en seguridad y defensa de tránsito marítimo en OCONTRAM 2018.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 30 mayo 2018

Capacitación y Desarrollo

Siete oficiales latinoamericanos consolidaron conocimientos de seguridad marítima y relaciones entre instituciones dedicadas al mar, con el curso OCONTRAM 2018, en la Escuela Nacional de Náutica de la Armada Argentina. (Foto: Armada Argentina)

Un equipo de siete oficiales de las armadas de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay y de la Prefectura Naval Argentina reafirmó sus conocimientos en seguridad marítima para la conducción de operaciones de control naval. El Curso Internacional de Oficial de Control Naval de Tráfico Marítimo (OCONTRAM), fue dictado del 12 al 23 de marzo de 2018 en la Escuela Nacional de Náutica Manuel Belgrano, de la Armada Argentina, en Buenos Aires.

“Los oficiales fueron capacitados en la guía, apoyo y defensa del tráfico marítimo, así como en el derecho del mar y el entendimiento del mundo naviero mercante y pesquero”, dijo a Diálogo el Capitán de Fragata Sergio Daniel Hoj, jefe de operaciones del Comando Local de Control Operativo de la Armada Argentina. “La instrucción teórica y práctica dictada cada año por el Comando Naval de Tránsito Marítimo de la Armada está abierta a todos los países del mundo”.

Los beneficios

La capacitación engloba los conceptos y procedimientos vigentes utilizados para la conducción de operaciones de protección y seguridad del tránsito marítimo en tiempo de crisis o conflicto armado. Además forma parte de la fase de preparación del del Plan para la Coordinación de la Defensa del Tráfico Marítimo Interamericano , al que pertenecen la mayoría de las armadas del hemisferio occidental, que busca desarrollar cursos que posibiliten una instrucción estandarizada entre las armadas.

Durante dos semanas, los alumnos se especializaron en la preparación de mensajes; aprendieron a operar el sistema de encriptación de mensajes Atria, que cuenta con un sistema de protección y discreción en la tramitación de comunicación. Además practicaron el sistema naval de información de envío mercantil, para trabajar en situaciones de crisis, mientras observan su evolución en cada una de sus áreas de responsabilidad.

Oficiales de las armadas de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay y de la Prefectura Naval Argentina se capacitaron durante dos semanas en el Curso Internacional de Oficial de Control Naval de Tráfico Marítimo, dictado por el Comando Naval de Tránsito Marítimo de la Armada Argentina. (Foto: Armada Argentina)

“Identificamos cómo se realiza el traspaso de información entre las distintas organizaciones de Control de Tráfico Marítimo y entre países”, comentó a Diálogo el Teniente Segundo de la Armada de Chile Alejandro León Solari, jefe del Departamento de Seguridad y Operaciones Marítimas de la Gobernación Marítima de Iquique. “Todos los alumnos expusimos nuestros sistemas de trabajo en nuestras instituciones, establecimos relaciones y comparaciones”.

Impacto directo

Los egresados del curso adquirieron herramientas para interactuar a nivel puerto y en un Estado Mayor, entre la comunidad marítima y la fuerza naval que proporcione seguridad y defensa al tráfico marítimo, si encuentran amenazas a nivel regional. “El conocimiento de estas habilidades permitirá a los oficiales hacer efectivo [el proceso] de la información sobre movimientos de buques en el mar, vías navegables y puertos [militares, mercantes, pesqueros y científicos],” precisó el Cap. de Frag. Hoj.

“Interactuar e intercambiar los métodos de trabajo de los países en control de tráfico marítimo nos permite mejorar nuestros procesos y lograr un mejor desempeño durante los ejercicios internacionales”, expresó el Tte. 2.º León. “La clave del éxito en control naval de tráfico marítimo es mantener buenas relaciones entre países. Contribuye a un mejor traspaso de la información y con ello a un control positivo del panorama de superficie”.

OCONTRAM es un pilar fundamental para las instituciones que efectúan tareas de control marítimo. “Sin lugar a dudas, la coordinación y cooperación entre las distintas organizaciones, potencian los resultados obtenidos en materia de seguridad en el Atlántico Sur y vías navegables interiores, las cuales son nuestra área de responsabilidad”, manifestó el Cap. de Frag. Hoj.

Más allá de los desafíos académicos para aprobar el curso, hay otros desafíos para asimilar tecnologías y diferentes tipos y formas de trabajo que no son las empleadas en las realidades de cada país. “De esta manera, [se fortalece] el esfuerzo realizado por cada una de las marinas y soluciona los diferentes tipos de problemáticas que ya no reconocen fronteras, dejando de ser nacionales para pasar a ser regionales, cuando no globales”, concluyó el Cap. de Frag. Hoj.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 3
Cargando las Conversaciones