Panamá aguarda que expertos inspeccionen armas del buque norcoreano

Por Dialogo
julio 18, 2013



CIUDAD DE PANAMÁ, Panamá – Autoridades panameñas aguardaron la llegada de expertos estadounidenses y británicos el 17 de julio para inspeccionar las armas cubanas halladas a bordo de un buque norcoreano, mientras las autoridades de Corea del Sur exhortan a las Naciones Unidas a investigar.
Las autoridades cubanas informaron que las armas halladas en el buque próximo al Canal de Panamá entre toneladas de azúcar eran misiles “obsoletos” de la era soviética, y partes que enviaban de regreso a Pyongyang para reparación.
Sin embargo, Panamá exhortó a inspectores de las Naciones Unidas a examinar el carguero, que podría estar violando las sanciones impuestas a Corea del Norte por su programa nuclear.
“La carga es ilícita porque no está declarada. Lo que no está consignado, aunque sea obsoleto, es contrabando”, indicó el ministro de seguridad, José Raúl Mulino. “Estamos esperando la llegada de expertos de Estados Unidos e Inglaterra, a solicitud nuestra, así como de un equipo técnico del Consejo de Seguridad de la ONU”.
Mientras tanto, las autoridades panameñas acusaron a cada uno de los 35 tripulantes del buque por el “delito de atentar contra la seguridad colectiva”, horas después que las autoridades norcoreanas exigieran que la tripulación y el buque fueran liberados, informó la procuradora general Ana Belfon el 17 de julio.
Los tripulantes enfrentan cargos de entre seis y ocho años de prisión, período que podría ser mayor si utilizaron documentos falsos para transportar armas.
Las autoridades panameñas señalaron el 15 de julio que hallaron equipo militar, que se cree serían misiles, tras detener el buque y realizar una búsqueda de narcóticos. Un día después, Cuba, uno de los pocos aliados de Corea del Norte, afirmó que el cargamento le pertenecía, en tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba declaró que había 240 toneladas métricas de “armamento defensivo obsoleto”, incluidos dos sistemas de misiles antiaéreos a bordo.
También se hallaron “nueve misiles en partes y piezas”, partes de aviones MiG-21 y 15 motores de aviones, “todo fabricado a mediados del siglo XX” y que “sería reparado y enviado de regreso a Cuba”.
“Los acuerdos firmados por Cuba en este tema se sustentan en la necesidad de mantener nuestra capacidad defensiva para preservar la soberanía nacional”, señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba en un comunicado.
El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, mostró una foto de la captura en su cuenta de Twitter, identificado como un sistema de control de radares para misiles tierra-aire construido en la era soviética.
El gobierno de Martinelli informó que las municiones estaban escondidas en un cargamento de 220.000 quintales de azúcar a bordo del buque Chong Chon Gang de bandera norcoreana. Corea del Sur celebró la incautación.
“Si el cargamento incumple las disposiciones de las Naciones Unidas, esperamos que el comité de sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tome medidas relevantes rápidamente”, señaló el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur en un comunicado.
Estados Unidos manifestó que si se lo solicitan ofrecería ayuda. En la ONU, diplomáticos expresaron que la incautación de seguro representa una violación a las sanciones de las Naciones Unidas.
Las autoridades panameñas señalaron el 15 de julio que la tripulación se resistió a la inspección, y que el capitán del buque intentó suicidarse luego de que el mismo fuera detenido. El barco y la tripulación permanecen retenidos. El 16 de julio, periodistas pudieron subir al buque, que estaba oxidado, sucio y con una cocina fría y húmeda. La única parte correctamente amueblada era el dormitorio del capitán.
El buque navegaba desde Cuba con una tripulación de más de 30 individuos cuando fue detenido por agentes antidrogas y llevado al muelle de Manzanillo.

[AFP (Panamá), 17/07/2013; La Estrella (Panamá), 17/07/2013; DPA (Panamá), 18/07/2013]

Share