Operación Martillo logra grandes avances contra el narcotráfico

Por Dialogo
julio 29, 2013




MIAMI, EE.UU. – La cooperación de Estados Unidos con países del hemisferio occidental y europeos llevó al decomiso de más de 245.000 kg de drogas a través de la Operación Martillo, una misión internacional que reúne a naciones interesadas en reducir las rutas del tráfico ilegal de drogas en ambas costas del istmo centroamericano.
“El compromiso adquirido por [el Comando Sur de EE.UU.] de trabajar con partes interesadas, tanto de la región como del gobierno de EE.UU. – incluyendo las fuerzas armadas y otras agencias de gobierno – está ayudando a crear una red de defensa en el hemisferio occidental, basada en valores y responsabilidades compartidos”, declaró en un comunicado Ash Carter, secretario adjunto de Defensa de EE.UU. “A través de iniciativas como la Operación Martillo, el Comando Sur de EE.UU. y sus socios estás desmantelando las redes del crimen organizado transnacional y obstaculizando el tráfico ilegal de drogas”.
La Operación Martillo, dirigida por la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur e integrada por Canadá, Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Francia, Guatemala, Honduras, los Países Bajos, Nicaragua, Panamá, España y el Reino Unido, se dedica a obstaculizar el trabajo de las organizaciones criminales transnacionales, limitando la capacidad de éstas de usar el istmo centroamericano como área de tránsito.
Desde el 15 de enero de 2012 hasta el 17 de julio de 2013, se han realizado 472 arrestos y decomisado 207,740 kg de cocaína, 37.397 kg de marihuana y 152 bienes a través de la Operación Martillo, la cual fue lanzada en enero de 2012.
Por medio de la Operación Martillo, el Equipo Unido Interagencial Sur y el Comando Sur de EE.UU. continuarán trabajando estrechamente con las naciones asociadas, pues el 69% de acciones llevadas a cabo el pasado año fiscal requirió la participación de una de dichas naciones. Durante el año fiscal 2011, un 59% de las acciones requirió la participación de una nación asociada.
La operación busca disminuir el narcotráfico y desmantelar las redes del crimen transnacional en América Central , dos objetivos clave de la Iniciativa de Seguridad Regional para América Central (CARSI).
“La Operación Martillo demuestra el claro compromiso por parte de naciones del hemisferio occidental y de Europa de trabajar como socios, luchar contra la expansión de las organizaciones internacionales y proteger a los ciudadanos de América Central de la violencia, los daños y la explotación creados por las redes criminales”, declaró en un comunicado conjunto la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur y el Comando Sur de EE.UU.
La Operación Martillo es parte integral de la lucha contra el narcotráfico ya que 80% de los cargamentos de cocaína son transportados por vías marítimas. Cerca del 90% de la cocaína que llega a EE.UU. es transportada a través de México y América Central, según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de Naciones Unidas.
“La Operación Martillo ha tenido gran éxito y demuestra nuestro compromiso adquirido de trabajar con naciones socias y con la comunidad interagencial para combatir la influencia del crimen organizado y obstaculizar el ingreso de drogas en EE.UU.”, declaró en un comunicado el contralmirante Sinclair Harris, comandante de la Cuarta Flota de las Fuerzas Navales del Comando Sur de EE.UU. “Al trabajar en cooperación con las naciones asociadas y fuerzas aliadas para vigilar los litorales, nuestro objetivo es obstaculizar el tránsito a los criminales de forma tal que las rutas marítimas no estén disponibles para que lleven a cabo sus operaciones ilícitas”.
Los países que forman parte de la Operación Martillo están comprometidos con la iniciativa.
“Canadá tiene una firme y creciente relación con la gente y las naciones del Caribe y América Central”, declaró a través de un comunicado la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Diane Ablonczy. “Nuestro compromiso es fortalecer dicha relación a través del intercambio de conocimiento y la unión de recursos para luchar contra amenazas comunes tales como el tráfico internacional de drogas. Al trabajar conjuntamente, logramos mayor seguridad y prosperidad para nuestro hemisferio”.
Share