• Home »
  • Uncategory »
  • Naval Special Warfare Operators Assist Honduran Military in Establishing Elite Maritime Unit

Operadores de Guerra Especial Naval colaboran con militares hondureños para crear la Unidad de Élite Marítima

Naval Special Warfare Operators Assist Honduran Military in Establishing Elite            Maritime Unit

Por Dialogo
febrero 08, 2013



Con un índice de homicidios de 86 muertos por cada 100.000 habitantes, se
considera a Honduras como uno de los países más peligrosos del mundo, según
estadísticas publicadas en un informe del año 2011, elaborado por la Oficina de
Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC).



Este índice de homicidios, que cuadruplica al de México, pone en evidencia a
un país donde la violencia forma parte de la vida cotidiana. Muchas de estas
víctimas están vinculadas al narcotráfico, el cual se vale de Honduras y otras
naciones centroamericanas para establecer puntos de tránsito desde Sudamérica hacia
México y Estados Unidos. La mayor parte de estas actividades ilícitas ingresan a la
zona por vía marítima.



Durante un reciente despliegue de seis meses, miembros del Elemento Táctico
de Guerra Especial Naval-Alfa (NSWTE-A) – elemento de maniobras de despliegue
adjunto a la Unidad de Guerra Especial Naval-Cuatro (NSWU-4) en apoyo al Comando de
Operaciones Especiales Sur – participó junto a sus homólogos hondureños para
entrenar y aumentar las capacidades militares de la flamante Fuerza Especial Naval
de Honduras (FEN). La FEN es una unidad marítima de Operadores Especiales capaces de
combatir el crimen organizado transnacional dentro y cerca de sus vías navegables.



La NSWU4, cuya sede se encuentra en la Base Expedicionaria Conjunta de Little
Creek, VA, y en apoyo del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM), sito en la
Base de Reserva Aérea Homestead, Florida, ha diseñado e implementado un plan
comprensivo de entrenamiento y mantenimiento para transformar a la FEN en una sólida
fuerza antidrogas.



Diez operadores del Equipo 18 SEAL, adjunto a la NSWU-4, entrenaron y
evaluaron a la FEN durante seis meses mediante un enfoque multidisciplinario, por lo
cual al finalizar dos cursos que formaron parte del curso de Demolición Submarina
Básica/SEAL (BUD/s) de ocho semanas, surgieron 45 efectivos altamente calificados de
Operaciones Especiales Honduras. Estos cursos se crearon luego del entrenamiento de
selección BUD/s que realizan los SEAL de la Marina estadounidense en Coronado,
California.



Algunas de estas estrictas evaluaciones incluyeron una instancia de
entrenamiento físico con troncos, de 13 kilómetros, y otra de natación, en la cual
se cruzan seis millas náuticas de océano por la Bahía de Trujillo. Luego de
completar estas duras pruebas físicas y mentales para ingresar a la FEN, los 45
individuos calificados continuaron con un entrenamiento de habilidades más riguroso
y focalizado en el plano operacional, lo cual completó su transformación en un
equipo disciplinado y dedicado, capaz de brindar a la Fuerza Naval hondureña una
división marítima de operaciones especiales de óptimas capacidades.



Para complementar los esfuerzos de los SEAL de la Marina, miembros del Equipo
de Embarcaciones de Guerra Especial Naval 22 compartieron con sus homólogos del
NSWTE-A por un mes y entrenaron a las FEN en habilidades y procedimientos de
mantenimiento básico de embarcaciones, familiarización con cartas náuticas,
vectorización de barcos y técnicas de intercepción, tácticas de maniobras en
embarcaciones pequeñas y ejercicios de navegación de amplio rango.



“Al combinar los equipos de SEAL y de Operadores Especiales de
Embarcaciones, los FEN recibieron sin duda el mejor entrenamiento marítimo
disponible dentro de las Fuerzas de Operaciones Especiales de los EE. UU.
(USSOF)”, manifestó el oficial a cargo del NSWTE-A.



Además del entrenamiento físico y técnico asociado al operador especial, el
NSWTE-A se focalizó en la formación de un equipo de especialistas en comunicaciones
dentro de la FEN para su especialización en tecnologías radiales Harris, una
capacidad ausente en la mayoría de las unidades centroamericanas debido a la falta
de expertos en ese campo.



“En toda mi carrera militar, solo recuerdo tres oportunidades en las
cuales se utilizaron radios exitosamente dentro de una misión”, indicó el
oficial de mando de la FEN. El militar agregó que las habilidades adquiridas en este
entrenamiento apuntan a mejorar el uso exitoso de las radios durante operativos
militares.



El NSWTE-A también concentró sus esfuerzos en estrategias de autosuficiencia
de naciones amigas al seleccionar a siete miembros de la FEN como futuros
instructores, quienes acompañaron a sus homólogos de la NSW durante la evolución
general del entrenamiento. Esta tutoría brindó a todos los instructores hondureños
competencias y confianza para dirigir futuros cursos de selección y entrenamiento de
sostenimiento interno de forma unilateral.



También se crearon departamentos de organización para incluir capacidades de
asalto, embarcaciones, comunicaciones, ingeniería y entrenamiento, con un oficial de
mando y un asesor alistado asignados a cada departamento.



“La organización táctica única, la presentación de capacidades
funcionales y el desarrollo del orgullo de la unidad y su “esprit de
corps” han logrado propiciar la conducción de entrenamientos y operaciones
hondureñas para el futuro, con el objetivo de proteger sus fronteras del crimen
organizado transnacional y del tráfico ilícito”, declaró el oficial a cargo
del NSWTE-A.






Share