Patrullajes marítimos entre Honduras y Guatemala continúan con éxito

Desde hace tres años las fuerzas navales de ambas naciones realizan misiones conjuntas todos los meses, con sus comandantes regionales en constante comunicación.
Iris Amador/Diálogo | 31 agosto 2017

Capacitación y Desarrollo

Las fuerzas determinan un punto de encuentro y salen en misiones conjuntas, de acuerdo con los acuerdos de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas. (Foto: Secretaría de Defensa de Honduras)

De acuerdo con planes establecidos y actualizados dos veces al año, las fuerzas armadas de Honduras y Guatemala cumplen con los tiempos estipulados en los objetivos de su programa de patrullajes marítimos conjuntos en el mar Caribe y en la barra del río Motagua, que desemboca en el golfo de Honduras. La frontera y sus problemas, sin importar su origen, debe ser responsabilidad compartida, aseguran ambos países.

“Desde hace tres años realizamos patrullajes binacionales en este sector, cuya supervisión le corresponde a la Base Naval de Puerto Cortés, tanto vía marítima como la parte terrestre”, dijo a Diálogo el Capitán de Corbeta de la Fuerza Naval de Honduras Jairo Enrique Laínez Ordoñez, comandante de la Base Naval de Puerto Cortés, en el Atlántico hondureño. Los patrullajes bajo la responsabilidad de las unidades fronterizas son realizadas una vez al mes y obedecen a estrategias que han acordado ambas naciones para contrarrestar amenazas que aquejan a la región.

“Hemos verificado que las amenazas son las mismas. Las operaciones son conjuntas y a veces combinadas con otras ramas de nuestras fuerzas armadas, con el propósito de neutralizar un mismo objetivo”, añadió el Cap. de Corb. Lainez. “Es una respuesta efectiva”.

Dos banderas unidas en el mar

Las fuerzas navales de Honduras y Guatemala buscan combatir al crimen organizado en cualquiera de sus manifestaciones: narcotráfico, tráfico de armas, trata de personas y toda forma de contrabando. Oficiales de ambos países han encontrado que en la unión de fuerzas está la multiplicación de la eficacia.

“Ningún país puede sobrevivir solo. Nos fortalecemos intercambiando información y experiencias para hacerle frente a flagelos que nos dañan, traen destrucción y muerte y generan inseguridad en nuestra región”, dijo el Cap. de Corb. Laínez.

“Estamos cumpliendo esos objetivos”, añadió el General de Brigada Pedro Antonio Reina Caro, comandante de la Brigada de Infantería de Marina de las Fuerzas de Mar de Guatemala. “Compartir inteligencia táctica para enfrentar crimen trasnacional nos ha servido para apoyar a nuestras comunidades, y podemos afirmar que la presencia en el mar es un disuasivo para grupos criminales”.

En los patrullajes las fuerzas navales usualmente combinan sus tripulaciones para vigilar costas, barras, lagos y lagunas de ambos países. (Foto: Secretaría de Defensa de Honduras)

El Gral. de Brig. Reina Caro dijo que el actuar de forma coordinada es un factor para que los traficantes se hayan visto forzados a cambiar sus rutas habituales. “Pero sea por el Atlántico o por el Pacífico, hay gente esperándolos”, detalló. “Les estamos haciendo el paso más difícil”.

En un reciente operativo a principios de agosto, las Fuerzas de Mar de Guatemala incautaron el equivalente a US$ 135.000 en mercancías ilegales procedentes de Honduras. “Nos comunicamos. Honduras nos dio la voz de alarma. Solo nos tocó esperar a que vinieran. Y llegaron, como a la media noche. Hubo un cruce de fuego cerca de Santo Tomás de Castilla, a la par de Puerto Barrios”, relató el Gral. de Brig. Reina Caro. “Una información oportuna nos permite actuar”, puntualizó.

“Ese intercambio de información, sin importar cuál país realice la captura, es un éxito para todos”, opinó por su parte el Cap. de Corb. Laínez. “Nadie quiere llevarse los laureles, lo importante es formar un bloque para neutralizar estas amenazas. El logro de uno es el logro de toda la región”.

Coordinación y concordia

Los comandantes de las unidades navales fronterizas están comprometidos no solo a intercambiar inteligencia, sino también a evaluar periódicamente sus procedimientos, sus comunicaciones y resultados. Se ha integrado también en aspectos de entrenamiento.

En los patrullajes mensuales son utilizadas embarcaciones grandes para mar abierto y lanchas más pequeñas con capacidad para entrar a barras, lagos y lagunas, más aptas para persecución. “Algunas personas piensan que la disuasión no es suficiente, pero sí lo es para mantener un clima de seguridad para los vecinos de estas zonas, así como para las personas que transitan legalmente de un país a otro”, aseguró el Gral. de Brig. Reina Caro.

Adicionalmente las autoridades hondureñas y guatemaltecas se apoyan en operaciones encaminadas a la protección del medio ambiente, como en la limpieza de playas, para evitar que grandes cantidades de plástico terminen en el agua; o para prevenir la pesca ilegal. “Nos interesa la protección de los recursos marinos”, dijo el Cap. de Corb. Laínez. “Los patrullajes se realizan en cumplimiento con los acuerdos de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas, para unir potencialidades y fortalecer lazos de hermandad”.

“Son lazos de amistad que hemos tenido mucho tiempo”, complementó el Gral. de Brig. Reina Caro. “Históricamente hemos trabajado así. Tenemos una historia en común. Nos hemos apoyado. Nos presentamos ante el mundo como una sola fuerza en coordinación y concordia. Hemos hecho muchas cosas juntos y así vamos a seguir haciéndolo hacia adelante”, finalizó.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 4
Cargando las Conversaciones