Las FARC se comunican a través de las redes sociales

Por Dialogo
mayo 15, 2012


Con comunicados firmados desde “las montañas de Colombia”, sitios web e incluso cuentas de Twitter, los guerrilleros de las FARC también luchan desde Internet, un espacio que está más convulso que nunca desde la captura del periodista francés Romeo Langlois, el 28 de abril.



Actualmente, las FARC –el grupo guerrillero más antiguo de Latinoamérica– están utilizando las nuevas tecnologías para enviar sus mensajes.



Las FARC “se las arreglan para adaptarse a los medios de comunicación, lo que les permite responder más rápido de lo que solían hacerlo”, explicó Alfredo Rangel, director de la Fundación Seguridad y Democracia.



Por ende, el sitio web de las FARC se ha convertido en el medio de comunicación oficial de los guerrilleros. Irónicamente, la sede del sitio se encuentra en Arizona, los Estados Unidos, enemigo declarado de esa organización.



Otros sitios web que comparten su línea de pensamiento también reproducen los comunicados: Anncol (Agencia de Noticias Nueva Colombia) e, incluso, la Agencia de Prensa Bolivariana.



Internet se ha convertido en uno de los sitios más seguros para los guerrilleros, que prácticamente pusieron fin a los contactos directos con la prensa por temor a ser localizados. Así ocurrió con el portavoz de las FARC, Raúl Reyes, en 2008, cuando murió durante un ataque de bomba en Ecuador, donde había sido localizado gracias a su teléfono satelital.



Además, los bloques del grupo guerrillero tienen páginas web que trasladan continuamente de una dirección a otra debido a las persecuciones oficiales cibernéticas, agregó.



“Nuestro sitio web recibe ataques y bloqueos de forma continua y nuestras estaciones de radio sufren ataques de bomba”, denunció el secretariado de las FARC en el texto.



La actividad cibernauta es tan variada que en los últimos días apareció una cuenta de las FARC en Twitter con unos 5.000 seguidores, y cuya autenticidad no ha sido negada ni afirmada por sus cabecillas.



El último mensaje en la red social, que difundieron varios medios de comunicación, anunciaba la “pronta liberación de Langlois”.



No obstante, según Ávila, los mensajes de Twitter deben tomarse “con mucha precaución”.






Share