El Salvador promueve interoperabilidad entre bomberos y militares

Las autoridades militares y civiles buscan mejorar la capacidad de respuesta en operaciones de rescate para asistir a la población salvadoreña.
Lorena Baires/Diálogo | 30 agosto 2018

Capacitación y Desarrollo

Durante el entrenamiento con el personal de la Guardia Nacional del Ejército de New Hampshire, militares y bomberos unieron sus capacidades para fortalecer los mecanismos de ayuda a las víctimas de emergencias durante la temporada de lluvia. (Foto: Sargento del Ejército de los EE. UU. Charles W. Johnston, 114.º Destacamento de Relaciones Públicas)

El Cuerpo de Bomberos (CBES) y la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) fortalecen sus mecanismos de respuesta conjunta ante emergencias, gracias a la cooperación de la Guardia Nacional del Ejército de New Hampshire (NHANG en inglés). Entre el 5 y 7 de junio de 2018, los bomberos y militares salvadoreños recibieron un entrenamiento sobre técnicas de rescate durante inundaciones repentinas, deslizamientos de tierra y terremotos.

“En las jornadas se practicaron diferentes sistemas de cuerdas y técnicas de lanzamiento, anclaje y nudos. También compartimos conocimientos sobre la planificación de una operación de rescate”, explicó el Teniente Coronel del Ejército de los EE. UU. Greg Heilshorn, portavoz de la NHANG. “El curso es una manera de mostrar cómo las autoridades civiles y militares pueden trabajar juntas en una situación de emergencia”.

El intercambio planteó un desafío importante para ambas instituciones salvadoreñas: mejorar los tiempos de reacción y elevar el nivel de interoperabilidad. El escenario de entrenamiento fue en el municipio de San Pablo Tacachico, en las fangosas y rápidas corrientes del río Suquiapa, al norte del departamento de La Libertad.

“El entrenamiento inició con nudos básicos utilizados para amarrar cuerdas y anclarlas de manera segura para abarcar áreas peligrosas durante los rescates, algo nuevo para ellos”, detalló la Teniente del Ejército de los EE. UU. Katrina Simpson, instructora asistente de la NHANG. “Les mostramos técnicas como la bolina, el cuadrado, la mariposa, la figura doble ocho y el enganche de clavo”.

Los lazos de cooperación entre los representantes del CBES y la FAES se reforzaron con cada nuevo aprendizaje, evidente en la práctica y en los resultados obtenidos durante los ejercicios. “Es raro que los militares y bomberos entrenen juntos, pero ha sido una ventaja adicional”, comentó el Mayor del Ejército de los EE. UU. Brian Fernandes, comandante del grupo de entrenamiento de la NHANG. “Estamos aquí para intercambiar ideas que pueden salvar vidas”. 

La gran prueba

En la última jornada de ejercicios los participantes realizaron rescates simulados en las corrientes del Suquiapa. Las lluvias típicas de la época incrementaron el grado de dificultad de la situación de riesgo recreada al inicio del ejercicio. Militares y bomberos formaron dos equipos y se turnaron para rescatar y ser rescatados.

Un equipo de la Unidad de Rescate Humanitario de la Fuerza Armada de El Salvador aprendió de la Guardia Nacional del Ejército de New Hampshire diversas técnicas para rescatar víctimas de deslizamientos de tierra durante la época invernal. (Foto: Sargento del Ejército de los EE. UU. Charles W. Johnston, 114.º Destacamento de Relaciones Públicas)

Los miembros de un equipo descendieron hasta la corriente y permitieron que los arrastrara río abajo. Con rapidez y precisión, el otro grupo sujetó y arrojó cuerdas desde las altas y empinadas riberas. Repitieron el ejercicio varias veces hasta lograr una excelente precisión en el menor tiempo.

“El ejercicio sirvió para corregir algunos errores, intercambiar propuestas y ponerlas en práctica. Nos sirvió para fortalecer nuestros lazos de cooperación con los bomberos; aprendimos mucho de ellos”, aseguró el Subteniente del Ejército de El Salvador Johny Sibrián, comandante de la sección de Búsqueda y Rescate de la Unidad de Rescate Humanitario. “De igual forma vamos a trabajar juntos para lograr el mismo adiestramiento y conocimiento en la asistencia de emergencias, para que el apoyo a la población civil sea más efectivo”.

“Cuando ocurre un desastre por eventos naturales como los causados por lluvias copiosas, se necesita que todos manejemos las mismas técnicas y protocolos de operación”, dijo el Sargento del CBES Wilfredo Laínez. “El curso nos ha permitido practicar cómo ejecutaríamos un rescate juntos. Ojalá pudiéramos tener más prácticas con ellos”.

Lazos de cooperación

El Salvador participa de los intercambios con New Hampshire desde el 2000, a través del Programa de Asociación Estatal de la Guardia Nacional. El programa vincula a la Guardia Nacional de un estado de los EE. UU. con las fuerzas armadas de un país amigo en una relación de cooperación mutua.

“Estamos orgullosos de nuestra relación con El Salvador; ha fomentado tremendas oportunidades de capacitación, así como amistades duraderas y un profundo respeto por nuestras culturas”, dijo el Tte. Cnel. Heilshorn. “No dudo que aprendemos unos de otros y nos convertiremos en soldados y ciudadanos más equilibrados”.

El CBES se mostró agradecido con el apoyo recibido de los instructores para elevar el nivel de conocimientos de los bomberos. “Es una oportunidad que permite a nuestros cuadros [de tarea] brindar un mejor servicio a la población en situaciones de emergencia”, expresó el Mayor de Bomberos Joaquín Parada, director del CBES. “Para nosotros es importante que nuestros cuadros tengan diferentes habilidades en aguas rápidas porque somos un país afectado por inundaciones y deslizamientos de tierra en el período invernal, en donde coordinamos con la FAES para tener mayores posibilidades de salvar a las víctimas”.

El Coronel del Ejército Domingo Antonio Monterrosa, comandante del Centro de Operaciones de Paz de la FAES, clausuró el adiestramiento con entrega de diplomas a todos los participantes y un agradecimiento al equipo de la NHANG. “Estamos agradecidos por las jornadas de intercambio de conocimientos que sin duda alguna servirán para mejorar los servicios que prestamos a los ciudadanos cuando las emergencias ocurren y en donde la Fuerza Armada se une a los bomberos para proteger la vida”, finalizó el Cnel. Monterrosa.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 248
Cargando las Conversaciones