Cirujanos del Comfort Extraen Restos de Bala y Metralla de la Mandíbula de un Colombiano

Por Dialogo
junio 12, 2009

TUMACO, Colombia (10 de junio de 2009) – Un grupo de cirujanos a bordo del buque hospital USNS Comfort (T-AH 20) realizó una serie de procedimientos para extraer los restos de bala y metralla del rostro de un Colombiano. El paciente, Giovanni Meza de 31 años de edad originario de Tumaco, llegó al Comfort en busca de la asistencia humanitaria que ofrece el Promesa Continua 2009 (CP09). Los procedimientos que se realizaron fueron una cirugía en la articulación maxilofacial, una coronoidectomía, y un examen del tejido cicatrizado, así como también la extracción de restos de bala y metralla, que el paciente recibió durante un tiroteo. “Este es el primer procedimiento de esta clase en la misión”, dijo el Teniente Comodoro Víctor Díaz, asignado como enfermero anestesista a bordo del Comfort. “Es algo único, ya que fue la primera vez que empleamos fibra óptica para insertar el dispositivo nasal de respiración”. El Comfort cumple en Colombia parte de la misión CP09, que combina personal militar e interagencial estadounidense, organizaciones no gubernamentales, marineros de asistencia comunitaria, académicos y naciones aliadas para brindar atención médica, odontológica, veterinaria y servicios de ingeniería en donde se encuentre el personal. Otros equipos de cirugía han realizado procedimientos similares, pero ninguno utilizó esta exclusiva tecnología. Estas capacidades tecnológicas son posibles gracias a los esfuerzos conjuntos de los miembros del equipo de CP09, incluyendo aliados de la misión de procedencia brasileña. “Es interesante observar cómo otros países se desenvuelven en los entornos quirúrgicos”, dijo la Teniente Isabele Bulhoes, cirujana de emergencia a bordo del Comfort, miembro de la Armada Brasileña y miembro clave del equipo para lograr el éxito de la operación de Meza. “Estamos haciendo mucho para la gente de Colombia. En otro momento, los pacientes hubiesen tenido que viajar grandes distancias y pagar mucho dinero para someterse a este tipo de tratamientos. Veo que estamos haciendo lo correcto, dado el elevado número de pacientes quirúrgicos que residen aquí en Tumaco”. No sólo contribuyeron a la cirugía algunos aliados internacionales miembros de la misión, sino que también varios voluntarios para tareas humanitarias, provenientes de organizaciones no gubernamentales estadounidenses (ONG) comparten sus varios años de experiencia en cada uno de los quirófanos del Comfort. La operación de Meza incluyó miembros de dos ONG: miembros del Proyecto HOPE y estudiantes de la Universidad de California en San Diego (UCSD), quienes observaban y aprendían mientras la cirujana a cargo de la operación, Teniente Comodoro Samira Meymand, detallaba paso a paso el procedimiento. “La misión y las cirugías que hemos observado han sido increíbles”, dijo Matthew Vavrik, estudiante de odontología de UCSD, quien se encuentra a bordo del Comfort. “Nunca había estado en Latinoamérica o el Caribe; esta ha sido una experiencia que me ha hecho abrir los ojos. Lo más interesante de esta misión es el hecho de que en realidad no es solo una misión militar estadounidense”. “El poder formar parte de esta experiencia y recibir entrenamiento por parte de los odontólogos a bordo ha sido grandioso”, dijo Wendy Westberry, estudiante de odontología de la UCSD a bordo del Comfort. “Estoy muy “enganchada” y lista para la misión del año que viene”. Proyecto HOPE ofreció al cuerpo de cirugía una enfermera profesional, Eliza Speakman, quien se aseguró que cada miembro del equipo tuviera el instrumental, el equipo y medicamentos necesarios para reparar exitosamente la mandíbula de Meza. “La oportunidad de trabajar en el quirófano de un barco sólo se da una vez en la vida”, dijo Speakman. “La misión es importante para el Proyecto HOPE, ya que nos brinda una oportunidad para trabajar con las fuerzas militares y naciones anfitrionas para cultivar la amistad en la naturaleza de la alianza.” CP09 ofrece la oportunidad no sólo de brindar asistencia humanitaria, sino que también de aprender de nuestros aliados anfitriones, y así entrenar un equipo de expertos en distintas disciplinas que puedan responder en caso de una crisis regional. Además, cirugías como éstas son un ejemplo del espíritu que tiene la misión Promesa Continua 2009. La combinación los rasgos personales de los miembros, con el apoyo de la Embajada de Estados Unidos y profesionales médicos de la comunidad del país anfitrión, da un mensaje de esperanza y vida a los pacientes y sus familias. Meza expresó al equipo de cirugía: “Ustedes son como ángeles guardianes para mi”. El Comfort planea visitar dos países más para cerrar su misión Promesa Continua del año. El Salvador y Nicaragua. Se estima que la embarcación estará en Colombia hasta el 17 de junio. Los equipos a bordo de Promesa Continua 2009 ya han asistido a más de 45.000 pacientes en Antigua y Barbuda, República Dominicana, Haití y Panamá.
Share