DARPA redobla su compromiso con Tern al financiar el 2º vehículo de prueba

DARPA Doubles Down on Tern by Funding 2nd Test Vehicle

Por Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA)
diciembre 30, 2016

Tern, un programa conjunto entre DARPA y la Oficina de Investigación Naval (ORN, por sus siglas en inglés) de la Armada de los EE. UU., busca aumentar considerablemente la efectividad de los navíos de cubierta pequeña desplegados en posiciones de vanguardia tales como los destructores y las fragatas, habilitándolos para que sirvan como sitios móviles de lanzamiento y recuperación para sistemas aéreos no tripulados (UAS, por sus siglas en inglés) diseñados especialmente. En 2015, DARPA otorgó la tercera fase de Tern a un equipo liderado por la corporación Northrop Grumman a fin de construir un sistema de demostración de tecnología a escala completa. Desde entonces, el programa ha logrado avances considerables en numerosos frentes, incluido el comienzo de la fabricación de las alas y el término de pruebas satisfactorias de su vehículo de prueba, y DARPA le encargó a Northrop Grumman que fabricara un segundo vehículo de prueba. “En DARPA se ha considerado la construcción de un segundo vehículo Tern durante más de un año”, dijo Dan Patt, administrador de los programas de DARPA. “La adición de un demostrador de segunda tecnología aumenta la robustez del programa de demostración de vuelo y permite a los socios militares trabajar con nosotros hasta la madurez, lo que incluye hacer pruebas de distintas cargas útiles y experimentar con diferentes métodos para el uso operativo.” Tern contempla un nuevo UAS de altitud intermedia y larga duración que podría operar desde las cubiertas para helicópteros en navíos más pequeños en mares agitados o en situaciones expedicionarias mientras se logra un vuelo de larga duración eficiente. Para proporcionar estas y otras capacidades previamente inalcanzables, el diseño de la tercera fase de Tern es un avión sentada sobre su cola con alas de vuelo y un sistema de propulsión doble de contra rotación montado en la nariz. El avión despegaría como helicóptero y después efectuaría una maniobra de transición para orientarse hacia un vuelo con alas durante el resto de la misión. Una vez completada la misión, el avión regresaría a la base, efectuaría nuevamente la transición a una orientación vertical y luego aterrizaría. El tamaño del sistema sería uno que cabría con seguridad dentro del hangar del barco para operaciones de mantenimiento y almacenamiento. Tern ha logrado los siguientes hitos técnicos para su vehículo de prueba en 2016: -- Fabricación de alas: desde que empezó la tercera fase a principios de 2016, Tern ha terminado de fabricar componentes importantes de la estructura del avión y anticipa un montaje final en el primer trimestre de 2017. Una vez completada, la estructura del avión alojará el sistema de propulsión, los sensores y otros sistemas comerciales para fabricar el vehículo de demostración de la tecnología a escala completa. -- Pruebas de motor: en las fases segunda y tercera, Tern ha probado con éxito numerosas modificaciones de un motor General Electric existente para permitir su funcionamiento en orientaciones verticales y horizontales. Este tipo de motor fue escogido porque es maduro e impulsa múltiples plataformas de helicópteros en uso actual. -- Integración de software: en el verano boreal de 2016, Tern abrió su Estación de Pruebas de Integración de Software (SITS, por sus siglas en inglés), parte del Laboratorio de Integración de Sistemas que sustenta el desarrollo de software para el programa. La estación de prueba incluye los equipos y el software de sistemas de gestión de vehículos, y usa herramientas de simulación de alta fidelidad para permitir pruebas rápidas de software de control de aviación en todas las fases de vuelo. El SITS está ayudando a garantizar que el vehículo de demostración de tecnología podría volar de forma segura en condiciones difíciles tales como el despegue, recuperación y transición de vuelo horizontal y vertical. Están a punto de empezar las pruebas adicionales. Una versión de 1/5 de escala del modelo de vehículo aprobado está en prueba en un túnel de viento de 80’ x 120’ en el Complejo Nacional Aerodinámico a Escala Completa (NFAC) del centro de Investigación Ames de la NASA. Los datos recabados durante esta prueba se usarán para describir mejor el rendimiento aerodinámico de la aeronave y validar los modelos aerodinámicos. “Estamos logrando avances sustanciales hacia nuestras pruebas de vuelo programadas, con gran parte de los equipos ya fabricados y el desarrollo y la integración de software en plena actividad”, dijo Brad Tousley, director de la Oficina de Tecnología Táctica de DARPA, que supervisa Tern. “A medida que nos adentramos en un territorio desconocido—nadie ha volado antes un avión grande sentado sobre su cola sin tripular—seguimos entusiasmados con las futuras capacidades que podría permitir una demostración de Tern satisfactoria: reconocimiento, determinación de blancos y respaldo de ataques orgánicos, persistentes y de largo alcance desde la mayoría de los barcos de la Armada.” Actualmente, Tern debe iniciar pruebas del sistema de propulsión integrado en la primera parte de 2017, pasar a pruebas basadas en tierra a principios de 2018 y culminar en una serie de pruebas de vuelo en el mar a fines de 2018. DARPA y la Armada de los EE. UU. tienen un Memorándum de Entendimiento para compartir la responsabilidad del desarrollo y de las pruebas del sistema de demostración de Tern. El Laboratorio de Combate del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. (MCWL, por sus siglas en inglés) también ha expresado interés en las capacidades potenciales de Tern y está apoyando el programa.
Share