• Home »
  • Uncategory »
  • Colombian Security Forces Focus on Crop Substitution in Fight Against Drug Trafficking

Las fuerzas de seguridad de Colombia se enfocan en la sustitución de cultivos para combatir el narcotráfico

Colombian Security Forces Focus on Crop Substitution in Fight Against Drug Trafficking

Por Dialogo
febrero 29, 2016




Funcionarios de seguridad de Colombia están poniendo énfasis en la sustitución de cultivos ilícitos con alternativas legales como parte de la lucha del país contra el tráfico de drogas, en conjunción con la campaña permanente de las Fuerzas Armadas para erradicar la coca, el ingrediente principal que se utiliza para la fabricación de cocaína.

“Estamos ante la mayor sustitución de cultivos ilícitos por la vía de la competitividad económica porque hay sectores como el cacao que están en bonanza y producen más recursos a los campesinos”, dijo el Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, en el foro “Nuevos retos de la Política Antidroga en Colombia”.

Durante el evento, realizado en enero en Bogotá, Villegas detalló los beneficios de los programas de erradicación y sustitución para quienes dejan de cultivar coca para cultivar productos legales de exportación como el café, la yuca, la papaya y el cacao. Por ejemplo, de los cerca US$700 en que un agricultor vende una tonelada de hojas de coca, puede pasar a recibir algo más de US$3.000 por una tonelada de cacao o US$3.400 por una de café.

Expandir las oportunidades


El Ministerio de Justicia de Colombia anunció recientemente que apoyará seis nuevos proyectos de sustitución de cultivos ilícitos, beneficiando a 554 familias en diversas regiones como Putumayo, Santander, Antioquia, Magdalena y Nariño. El gobierno apoyará la iniciativa mediante la inversión de alrededor de US$270 millones y se centrará en los municipios de Necoclí, Santa Marta, Sucre, Andes, Linares y Valle del Guamuez.

Estados Unidos, una nación amiga clave, está apoyando esta iniciativa mediante la asignación de US$ 5 millones para apoyar el programa "Cacao para la Paz " , que será implementado por la Agencia para el Desarrollo Internacional y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. “Cacao para la Paz apoyará los esfuerzos de Colombia para avanzar en el crecimiento económico rural lícito a través del cacao, particularmente en las zonas afectadas por el conflicto”, explicó la Subsecretaria de Estado de los Estados Unidos, Heather Higginbottom, durante su visita a Colombia el 19 de febrero.

Higginbottom se reunió con antiguos agricultores dedicados al cultivo de coca que han hecho la transición a la producción de cacao y también con el Ministro de Agricultura de Colombia, Aurelio Iragorri, con quien firmó una declaración conjunta de intención sobre asistencia técnica y educación.

Iniciativas de erradicación


El programa del gobierno colombiano para respaldar la plantación de cultivos legales es impulsado por las iniciativas de las fuerzas de seguridad para la erradicación de la coca. Se han destinado un total de 7.000 efectivos de las Fuerzas Armadas a 21 departamentos del país para fortalecer estas iniciativas, declaró Villegas.

Asimismo, se ha triplicado el número de efectivos en los Grupos Móviles de Erradicación (GME), que realizarán su misión de erradicación en cuatro fases. “Las Fuerzas Armadas se harán cargo de 22 GME por fase, con más de 1.500 efectivos que serán destinados a la seguridad de los grupos y unos 2.560 uniformados realizarán actividades de erradicación [...] la Policía tendrá 28 GME con aproximadamente 2.800 elementos destinados a la seguridad”.

Mientras tanto, de acuerdo con la densidad de los cultivos ilícitos, la Policía Nacional de Colombia (PNC) realiza operaciones de erradicación manual en los departamentos de Chocó, Nariño y Guaviare, explicó el Jefe de Erradicación de Cultivos Ilícitos de la Policía Nacional de Colombia, Teniente Coronel José Roa Castañeda.

Entre el 1 de enero y el 10 de febrero, la PNC erradicó 300 hectáreas de cultivos ilegales y destruyó 4.966 hectáreas de cultivos ilícitos en 2015, añadió el Tte. Cnel. Roa Castañeda. Las operaciones de aspersión aérea, con el uso de glifosato han ayudado a las autoridades a lograr una disminución del 57% de los cultivos de coca existentes en un lapso de 14 años. En 2014, había 69.132 hectáreas de cultivos de coda en todo el país, muy por debajo de las 162.510 hectáreas en el año 2000.

La estrategia de aspersión ha sido una herramienta efectiva, pero las autoridades ahora están haciendo énfasis en la sustitución de cultivos. En 2015, Colombia suspendió las aspersiones con glifosato, pues el producto fue calificado por la Organización Mundial de la Salud como posible cancerígeno.

“Hemos diseñado una nueva estrategia en la cual se movilizaron más Compañías de Seguridad para la Erradicación (CASEG) [tropas que proporcionan seguridad] y se incrementó el número de Grupos Móviles de Erradicación enviados hacia las zonas de mayor influencia”, dijo el Tte. Cnel. Roa Castañeda a Diálogo
. “Para el presente año, la Fuerza Pública programó erradicar 16.279 hectáreas a nivel nacional en varios departamentos”.

Historias de éxito


La nueva política antidrogas de Colombia tiene en cuenta todas las experiencias exitosas de sustitución de cultivos a lo largo de la lucha contra el narcotráfico. Una de ellas es la de la Asociación de Cacaoteros de Tarazá que, en el marco de un programa de sustitución de cultivos liderado por las Naciones Unidas, ha convertido la región del Bajo Cauca Antioqueño de zona cocalera producen productora de toneladas de cacao para exportación.

En 2015, la organización Misión Chocolate logró por primera vez comercializar cacao en grano para ser exportado a mercados europeos. El agente de carga internacional QL Solutions, de España, compró 25 toneladas de cacao para exportar a Europa, después de comprobar la calidad del producto de asociaciones de desarrollo alternativo que hacen parte de los programas de sustitución de cultivos ilícitos.

Otro caso de éxito es el de las comunidades indígenas koguis, arhuacos, kankuamos y wiwas, que habitan la Sierra Nevada de Santa Marta, en donde los cultivos de coca han sido reemplazados por pimienta, caucho, caña de azúcar y café. Con el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) se han beneficiado desde 2006 más de 134.000 familias que decidieron cambiar sus cultivos ilícitos por estos productos y por actividades como la pesca, la apicultura, la artesanía y el turismo.

Sin embargo, Colombia todavía es uno de los principales productores de coca en el mundo, alcanzando las 69.000 hectáreas en 2014, lo cual representa un 44 % más que en 2013, según el último Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca en Colombia divulgado por la ONUDD en noviembre de 2015.
SEÑORES PARA ACABAR CON LOS CULTIVOS ILÍCITOS TIENEN QUE TENER MUCHOS PROGRAMAS DE INGRESOS PARA ESOS CAMPESINOS QUE POR NO TENER UNA VÍA PARA SACAR SUS PRODUCTOS AL MERCADO ESO TIENEN QUE HACER SEMBRAR ESE CULTIVO POR QUE UN KILO LO SACAN FÁCIL yo no soy cultivador de esos cultivos ilicito
Share