Colombia y México fortalecen interdicción aérea contra tráfico de drogas

Colombia and Mexico Enhance Air Interdiction of Drug Trafficking

Por Julieta Pelcastre/Diálogo
diciembre 16, 2016

Efectivos de la Fuerza Aérea de Colombia (FAC) y de la Fuerza Aérea de México (FAM) realizaron el primer ejercicio simulado de interdicción aérea para impedir al crimen organizado el uso indebido del espacio aéreo en el mar Caribe. El entrenamiento de interdicción aérea MEXCOL I, tuvo lugar del 21 al 25 de noviembre en la isla de San Andrés, en Colombia, en las instalaciones del Grupo Aéreo del Caribe, con la participación de cinco oficiales de cada una de las dos fuerzas aéreas. El objetivo del ejercicio fue poner en práctica los procedimientos operacionales vigentes en materia de interdicción e interceptación aérea, así como en el intercambio de información fluida y eficiente para fortalecer los sistemas de defensa y detectar de manera efectiva los vuelos ilícitos. “El ejercicio fue en forma simulada, para poder verificar cómo podríamos de alguna u otra forma resolver de forma real los problemas”, dijo a Diálogo el Teniente Coronel Andrés Niño, subdirector de Operaciones de Defensa de la FAC. “El acercamiento personal y la generación de confianza son fundamentales para las fuerzas armadas que participan en estas operaciones”, comentó Rubén Sánchez, profesor de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Colombia. MEXCOL forma parte del Memorándum de Entendimiento, firmado el 27 de septiembre de 2015, entre las fuerzas aéreas de Colombia y de México para el establecimiento de procedimientos operativos en materia de interdicción e interceptación aérea. En el ejercicio, los participantes tuvieron la oportunidad de realizar diferentes operaciones de forma virtual, recibir un entrenamiento básico de operaciones con aeronaves de las dos fuerzas aéreas y actualizar las tácticas de interdicción, identificación y transferencia de tráfico aéreo irregular de aeronaves no identificadas para mejorar y fortalecer el control del espacio aéreo. “Lo que hicimos fue simular los centros de operaciones de cada fuerza aérea para entrenar y aplicar procedimientos operacionales para saber qué hacer cuando encontremos aeronaves ilegales en el espacio aéreo de alguno de estos [dos] países”, comentó el Tte. Cnel. Niño. En los procedimientos operacionales se establecieron seis etapas: detección de la aeronave, identificación, clasificación de acuerdo a los protocolos establecidos, interceptación, seguimiento y entrega del objetivo o la aeronave por parte de alguna de las fuerzas aéreas a la otra. Durante MEXCOL I, los participantes realizaron cinco operaciones simuladas en las que aeronaves salían del espacio aéreo mexicano hacia espacio aéreo colombiano tanto por el mar Caribe como por el océano Pacífico. Durante las mismas pudieron reproducirse los medios de detección, radares y aeronaves que usualmente participan en las operaciones contra el narcotráfico por vía aérea. “Lo que también buscábamos era establecer y verificar un correcto, oportuno y claro flujo de información entre ambos centros de operaciones, así como estrechar las relaciones binacionales a través del intercambio de expedientes y la aplicación de procedimientos para la vigilancia y el control del espacio aéreo”, informó el Tte. Cnel. Niño. “Todos los objetivos fueron alcanzados de manera eficiente y exitosa”, agregó. Los oficiales tuvieron la oportunidad de conocer que la FAC y la FAM “tienen similitudes en sus procedimientos, tienen diferentes capacidades y esas capacidades finalmente sirven y son efectivas en la lucha contra el tráfico de drogas por vía aérea”, expresó el Tte. Cnel. Niño. Ambos centros de operaciones mantienen un flujo de información en caso de presentarse una amenaza. Es que, como expresó Sánchez, “la lucha contra el narcotráfico debe ser mancomunada, ningún país podrá resolver por sí solo esta amenaza”. Además, el impacto de los vuelos ilegales es una amenaza para la aviación comercial y civil, “estas aeronaves [ilegales] están poniendo en riesgo la operación de esas aeronaves [comerciales y civiles], principalmente en la ruta del Caribe donde el destino es usualmente Honduras, República Dominicana, Guatemala y México. Por eso es importante la coordinación entre las fuerzas aéreas de la región”, enfatizó el Tte. Cnel. Niño. El Caribe es la principal ruta que utiliza el narcotráfico para transportar la cocaína hacia los Estados Unidos y Europa. Según el Informe sobre Estrategia Internacional de Control de Narcóticos 2016, publicado por el Departamento de Estado de los EE. UU., en el primer semestre de 2015, alrededor de 90 por ciento de la cocaína destinada a los EE. UU. pasó primero por el corredor México-Centroamérica. “Necesitamos congelar a las agrupaciones ilegales que trafican grandes cantidades de droga. Es evidente que la cooperación debe mantenerse en el aire, mar y tierra”, concluyó Sánchez.
Share