Armada y Ejército de Chile participan en el Ejercicio RIMPAC 2016

Chilean Army and Navy Participate in RIMPAC 2016 Exercise

Por Carolina Contreras/ Diálogo
septiembre 14, 2016

Un pelotón de 28 paracaidistas de la Brigada de Operaciones Especiales participaron por primera vez en RIMPAC La Armada y el Ejército de Chile entrenaron sus capacidades militares en Rim of the Pacific o RIMPAC 2016 (por su sigla en inglés), el mayor ejercicio naval multinacional del mundo. Esta vez, se desarrolló en las costas de Hawái y al sur de California, desde el 30 de junio al 5 de agosto, bajo el mando de la Armada de los Estados Unidos. Durante RIMPAC, la Armada de Chile participó con la Fragata FF Almirante “Cochrane”, un helicóptero Cougar del Escuadrón de Helicópteros de Ataque de la aviación naval y 23 oficiales y suboficiales. “Es la oportunidad de incorporarse a un ejercicio multinacional de alta exigencia profesional, que además fomenta la cooperación entre fuerzas navales amigas”, dijo el Capitán de Fragata Juan Pablo Marín, comandante de la Fragata FF Almirante Cochrane de la Armada de Chile. RIMPAC se realiza cada dos años desde 1971, y tiene como objetivo protegerla Cuenca del Pacífico de cualquier amenaza de seguridad, ya que es una de las principales rutas comerciales de los países de la ribera Asía – Pacífico. En la versión No. 25 de RIMPAC participaron 28 países; 44 unidades de superficie, cuatro submarinos, más de 200 aeronaves y aproximadamente 25.000 efectivos militares que se ejercitaron en un conflicto bélico ficticio donde un país enemigo agredió a otro y se resistió a cumplir las resoluciones de las Naciones Unidas. Las fuerzas navales de los países participantes pusieron a prueba sus capacidades operando de manera combinada en fuerzas de tarea para mejorar la interoperabilidad y promover la estabilidad regional en maniobras marítimas y terrestres, que incluyeron ejercicios simulados de apoyo humanitario, seguridad marítima y ejercicios de manejo de crisis. “Sabemos de qué manera se organiza y se conduce una fuerza multinacional de gran envergadura, además de los procedimientos estandarizados entre las distintas naciones participantes”, destacó el Capitán de Navío Pablo Niemann, el integrante de más antigüedad en la delegación chilena participante en RIMPAC, quien por segundo año consecutivo fue designado como Segundo Comandante del Componente Marítimo Combinado. “Es un reconocimiento al trabajo que la Armada de Chile ha venido realizando desde hace dos décadas en este ejercicio”, afirmó. En este rol de mando, el Cap. de Nav. Niemann fue acompañado por cuatro militares del Estado Mayor Conjunto de Chile. Además de aprender más acerca del desarrollo del ejercicio, también aspiran a “un puesto de mayor importancia en RIMPAC en un futuro próximo”, agregó. Desde 1996, la Marina chilena, invitada por los Estados Unidos, ha participado ininterrumpidamente en este ejercicio. Primera experiencia El Ejército de Chile, participó por primera vez en el Ejercicio RIMPAC con un pelotón de 28 paracaidistas de la Brigada de Operaciones Especiales “Lautaro”. Los efectivos chilenos realizaron tareas conjuntas con los ejércitos de los EE. UU. y Canadá, integrando una Fuerza Expedicionaria Multinacional, cuya misión fue asistir a un país en guerra civil con crisis humanitaria. La primera fase del ejercicio fue de instrucción y entrenamiento, con operaciones costa a costa y técnicas de combate en zona hostil, realizado en la Base de Infantería de Marina en Camp Pendleton, San Diego. También ejecutaron operaciones militares en terreno urbano, y procedimientos tácticos y técnicos. Finalmente, en la fase de ejecución efectuaron embarque, travesía y desembarco de la fuerza expedicionaria en la isla San Clemente, en California. “Compartir e intercambiar experiencias profesionales fue muy relevante”, dijo el Teniente Coronel Raúl Rosas del Ejército de Chile. La fragata FF Almirante Cochrane y su tripulación integraron la Fuerza de Tarea 170 que encabezó el portaaviones estadounidense USS John Stennis, y participó en un ejercicio de visita, abordaje, búsqueda y decomiso junto al destructor de la clase Arleigh Burke USS Shoup y a la fragata de la Armada de India INS Saptura, entre otros. El buque chileno es una unidad esencialmente antisubmarina, que permite formar parte de las unidades que pueden brindar protección a un grupo de portaviones o donde sea requerido. Precisamente, el hecho de contar con cubierta de vuelo le valió la designación para RIMPAC 2016, pudiendo disponer de una aeronave SH-32. Para llegar a RIMPAC 2016, el personal de la Marina de Chile realizó un proceso de entrenamiento en el Centro de Entrenamiento de la Armada. La preparación del grupo participante en la conducción y control del ejercicio comenzó en 2015 con reuniones de coordinación y planificación para reunir a todos los participantes para entender e involucrarse en las diferentes tareas a desarrollar a partir de comienzos de 2016. “Nos permite estar preparados para participar de una fuerza multinacional en caso de ser requeridos”, afirmó el Cap. de Nav. Niemann.
Share