La Marina de Brasil avanza en la construcción de un submarino nuclear

La ceremonia de colocación de la piedra angular del reactor multipropósito brasileño y la integración de los turbogeneradores del Laboratorio de Generación de Energía Nucleoeléctrica son los principales eventos que impulsan el Programa Nuclear Brasileño.
Taciana Moury/Diálogo | 7 agosto 2018

Capacitación y Desarrollo

Los turbogeneradores del Laboratorio de Generación de Energía Nucleoeléctrica se encuentran en fase de integración. (Foto: Marina de Brasil)

Con la colocación de la piedra angular del Reactor Multipropósito Brasileño (RMB), el Programa Nuclear Brasileño dio un paso adelante en el desarrollo de capacitación y autonomía en el campo de tecnología nuclear y la construcción del primer submarino de propulsión nuclear de la Marina de Brasil (MB). El evento tuvo lugar en junio de 2018, cuando se iniciaron las pruebas de integración de los turbogeneradores del Laboratorio de Generación de Energía Nucleoeléctrica (LABGENE). 

La construcción del RMB es estratégica, ya que Brasil posee la quinta reserva de uranio del planeta. El proyecto pondrá a disposición un reactor nuclear de investigación multipropósito y toda una infraestructura de laboratorios e instalaciones para atender las necesidades nacionales vinculadas a la creciente producción de radioisótopos para la medicina nuclear. 

Según José A. Perrotta, coordinador técnico del RMB, el reactor apoyará el desarrollo tecnológico nuclear para las áreas de energía y propulsión. “Las instalaciones de investigación y desarrollo del RMB tendrán carácter de laboratorios nacionales, disponibles para la comunidad científica del país, para contribuir así a la formación de recursos humanos especializados”, destacó. 

La instalación del complejo del reactor multipropósito brasileño, coordinada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones (MCTIC), con el apoyo de otros sectores del Gobierno brasileño, va a funcionar en un área total de 2 millones de metros cuadrados, junto al Centro Industrial Nuclear de Aramar, en São Paulo. La MB donó la mayor parte del terreno, y el espacio faltante fue expropiado por el Gobierno de São Paulo.

“Se prevé construir el edificio del reactor de investigación de 30 megavatios, una unidad de procesamiento de radioisótopos, un laboratorio de radioquímica y análisis por activación neutrónica, un laboratorio de haz de neutrones y una unidad para tratamiento y almacenamiento de residuos, además de otras instalaciones de apoyo a la investigación y operaciones”, explicó Perrotta. El tiempo estimado de implementación y operación inicial es de seis años. 

Tecnología fundamental

Durante el inicio de las pruebas de integración de las turbinas de LABGENE, el Almirante Eduardo Bacellar Leal Ferreira, comandante de la MB, destacó la importancia de utilizar el funcionamiento del laboratorio como prototipo del sistema de propulsión del futuro submarino nuclear. “Si mejoramos el procesamiento del combustible nuclear en la industria brasileña podremos ayudar a la fuerza naval y a la sociedad”, aseguró. 

Según el Centro de Comunicación del MCTIC,  las pruebas de sistemas navales para propulsión a vapor se llevarán a cabo en el LABGENE. “El submarino nuclear brasileño tiene una importancia estratégica para la defensa del territorio brasileño. Además, el proceso de construcción se beneficia con el dominio que ha alcanzado la Marina sobre el ciclo completo del combustible nuclear y de la tecnología de construcción de reactores”, dijo el comunicado. 

Para el Contraalmirante Ingeniero Naval André Luis Ferreira Marques, director de Desarrollo Nuclear de la MB, la integración de los turbogeneradores representa la capacitación industrial en diseño, fabricación y montajes electromecánicos para espacios reducidos dentro del casco de un submarino, según los requisitos de seguridad industrial y militar-naval. El oficial destacó además la importancia de la tecnología para la salud. "El LABGENE fue formado para mejorar y manejar diversos sistemas comunes con el RMB, como por ejemplo el sector de instrumentación, controles y protección de sistemas nucleares asociados a reactores", afirmó el Contralmte. Ferreira Marques. 

El Almirante Eduardo Bacellar Leal Ferreira, comandante de la Marina Brasileña, destacó que LABGENE es un prototipo del sistema de propulsión del futuro submarino nuclear. (Foto: Marina de Brasil)

Según datos del MCTIC, Brasil posee cuatro reactores nucleares de investigación, de los cuales el principal es el reactor IEA-R1 del Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares, en São Paulo. El país gasta más de USD 15 millones en la importación de ese tipo de material, ya que aún no tiene capacidad para la producción de radioisótopos necesarios.

Cada año, Brasil realiza unos dos millones de procedimientos dedicados a la medicina nuclear, y el Sistema Único de Salud, el sistema nacional de salud, representa el 30 por ciento de la demanda nacional. “Además de ahorrar unos USD 15 millones, el reactor puede duplicar la cantidad de radiofármacos destinados a la sociedad”, explicó el comunicado del MCTIC. 

El coordinador técnico del RMB indicó que gracias al equipo, el país tendrá capacidad propia de investigación y producción de radiofármacos para el diagnóstico y tratamiento del cáncer y de otras enfermedades. “El RMB propiciará el aumento de la oferta a la medicina nuclear porque podrá garantizar sostenibilidad y ahorrar algunas decenas de millones de dólares al año en la importación de radioisótopos”, dijo Perrotta.

El LABGENE, que consta de un conjunto de edificios en las instalaciones de la MB en Iperó, São Paulo, albergará las turbinas, el presurizador y el combustible, y contará con un área de embalaje para desechos del submarino. Hasta la fecha, está completo cerca del 65 por ciento de la infraestructura industrial necesaria para la construcción, operación y mantenimiento de los submarinos. Cuando esté en operación, el LABGENE tendrá una planta nuclear de 48 MW de potencia, con capacidad para alimentar los subsistemas necesarios para la propulsión del submarino. 

Submarino nuclear

El Centro de Comunicación Social de la MB informó que la construcción del submarino nuclear está prevista para fines de 2029. El proyecto básico finalizó en enero de 2017 en el Centro de Desarrollo de Submarinos. “En las próximas fases se abordarán los detalles del proyecto de construcción”, aclaró.

 

Según el Centro de Comunicación, el submarino brasileño con propulsión nuclear llevará el poder naval del país a una nueva dimensión. “Por su gran movilidad y autonomía, el submarino con propulsión nuclear está capacitado para monitorear áreas marítimas lejanas en función de los intereses brasileños de proteger su enorme plataforma continental y disuadir propósitos hostiles”, explicó.

 

A diferencia de los submarinos convencionales, los submarinos nucleares tienen gran movilidad y capacidad de autonomía, por lo que son esenciales para operaciones de patrullaje en zonas alejadas en los océanos. Mientras los submarinos convencionales se desplazan a una velocidad media de 6 nudos (cerca de 11 km/hora), los de propulsión nuclear llegan a los 35 nudos –casi 65 km/hora.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 3
Cargando las Conversaciones