El Ejército Brasileño prueba simulador de guerra cibernética antes del Mundial 2014

Por Dialogo
febrero 25, 2013

Me parece espetacular me encanta jugar muy chido jajajajajaja es m y bueno conqistadordetodos los mundos es mui bn ummmmmmmmmmm es lo maximo este juego... QUE CALIDAD ES ESTE JUEGO esta chevere no puede jugar uno si no descagar y se decarga y no da noooo dejelo jugar sin descargalo Muy bueno, e interesante. me pareca u juego muy bueno para ju
gar que es un juego muy bonito y estupido porque el primer nivel si ay como pero el segundo no po eso como se juega El Ejército Brasileño tiene una nueva arma para combatir la guerra cibernética: el Simulador Nacional de Operaciones Cibernéticas. Este programa, conocido por sus siglas en portugués SIMOC, crea entornos de entrenamiento que simulan amenazas virtuales conocidas — así como amenazas que aún no han sido descubiertas.

Decatron, una compañía privada con 17 años en el mercado de la tecnología de la información, desarrolló SIMOC para el Centro de Instrucción de Guerra Electrónica (CIGE), que fue decisivo en su diseño. El Ministerio de Defensa de Brasil financió el proyecto con una subvención de $2,55 millones.

SIMOC es uno de los pilares de la Estrategia Nacional de Defensa de Brasil para construir equipo y plataformas para defensa cibernética. “Un equipo de especialistas en tecnología de la información está trabajando exclusivamente en este proyecto”, manifestó Carlos Rust, director de Decatron con sede en Río de Janeiro, el socio brasileño del gigante de las computadoras de EE.UU., Hewlett Packard.

Rust dijo que el programa tardó un año en desarrollarse e involucró a 30 profesionales brasileños. La parte central de la Estrategia Nacional de Defensa es fomentar el empleo y generar ingresos mediante la industria de defensa. “Este es uno de los proyectos más importantes desarrollados por el Centro de Comunicaciones y Guerra Electrónica del Ejército”, comentó el General Antonino dos Santos Guerra, comandante del centro, también conocido como CCOMGEX. El simulador SIMOC, agregó, “es una solución que promueve la tecnología nacional y contribuye a elevar el PIB de Brasil”.

Preparándose para el 2014 — y el 2016

Rust también destacó la importancia de un simulador nacional que prepara a Brasil para la defensa virtual mientras el país está a punto de ser anfitrión del Mundial FIFA el próximo año así como de los Juegos Olímpicos de 2016. Afirmó a Diálogo que la ventaja principal de SIMOC es que es muy ágil.

“Es flexible y permite la creación de prácticamente cualquier situación hipotética de defensa o ataque”, dijo. “Estas situaciones son creadas por el instructor y se almacenan en una base de datos de conocimiento para reutilizarlas. Todas las prácticas y acciones de ataque y defensa se almacenan para reutilizarse”.

Esta flexibilidad es un importante punto a favor de SIMOC, dado que los programas informáticos en el mercado que más se le asemejan incluyen solamente un número predefinido de situaciones y no permiten personalizar. Pero el sistema brasileño fue creado en base a experiencia internacional, debido a que las Fuerzas Armadas están involucradas en esta clase de proyectos “en todos los países del mundo”, expresó el Gral. Dos Santos.

El programa del simulador ayuda a analizar los puntos débiles de la red, lo que permite a los usuarios actuar en un entorno controlado al mismo tiempo que adoptan una estrategia de defensa activa, indicó. La capacitación se basa en situaciones reales de desastres y riesgos a la infraestructura básica de Brasil.

El sistema puede adaptarse a la capacitación militar y civil

SIMOC trabaja con nombres de usuario y contraseñas. Una vez que haya iniciado sesión, un usuario puede elegir la reproducción de una red de computadoras existente o crear una nueva. El programa permite reportes técnicos de todas las operaciones realizadas en el entorno virtual.

El simulador es de doble uso, “lo que significa que el programa puede utilizarse para capacitación militar y para capacitación civil en compañías grandes”, declaró Rust. “También puede usarse para efectuar análisis de los puntos débiles de la red, no solamente para entrenamiento”.

La aplicación utiliza tecnología de virtualización ejecutando varios sistemas operativos desde una terminal, y varios componentes de código abierto para reunir ciertos requisitos. Si bien el uso de programas de código abierto puede inquietar a algunos, Rust no lo ve como un riesgo de seguridad.

“Algunas de las funciones fueron creadas utilizando programas de código abierto, lo cual es una ventaja ya que tenemos el control del código”, señaló. “De esta manera generamos un producto completo al mismo nivel que las soluciones extranjeras más avanzadas, con control del 100 por ciento sobre él”.

Brasil decidido a no dejar ganar a los piratas informáticos

Ante la proximidad del Mundial en junio de 2014, además de los mismos atletas, por lo menos un grupo está trabajando arduamente para aprovechar el evento al máximo: los piratas informáticos. Pero el gobierno brasileño ha invertido US$ 20,4 millones para evitar ataques a redes estatales así como a sistemas de infraestructura informática tales como aeropuertos.

“La probabilidad de que Brasil sufra un ataque masivo es la misma que si alguien declara la guerra al país”, comentó el General José Carlos dos Santos, comandante del Centro de Defensa Cibernética (CDCiber) de Brasília, en una entrevista reciente con Correio Braziliense. “Es baja, pero existe”.

CDCiber se prepara para cualquier eventualidad. El Coronel Eduardo Wallier Vianna, del centro, advierte que un ataque cibernético realmente puede causar estragos en el Mundial.

“Supongamos que alguien invade la base de datos del sistema de ventas de entradas del Mundial y comienza a vender entradas duplicadas”, dijo al periódico Folha de São Paulo. “Cientos de personas llegarían al estadio con entradas falsas. Eso generaría confusión, multitudes enardecidas y muertes”.

Para evitar este caos y el daño resultante al prestigio internacional de Brasil, CDCiber “identifica las áreas más críticas, analiza la información y estudia casos anteriores”, agregó el Cnel. Vianna.

Cursos de guerra cibernética

En la presentación de SIMOC en el auditorio del CCOMGEX, las autoridades demostraron cómo usaron el programa durante un ejercicio del CIGE como parte de un curso de guerra cibernética — el primer curso de esa índole ofrecido por las Fuerzas Armadas de Brasil al personal del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea. También asistió al evento el gerente ejecutivo de Decatron, Bruno Mello, junto al Teniente Coronel del Ejército Márcio Ricardo Fava, del CCOMGEX, y otros oficiales militares.

En 2012, 24 oficiales de alto rango tomaron un curso de seis meses en el CCOMGEX para operar SIMOC, y ahora están calificados para enfrentarse a amenazas virtuales tales como piratas informáticos y grupos organizados que atacan sitios para llamar la atención a una causa — por no mencionar a criminales, espías y guerreros cibernéticos.

SIMOC también puede utilizarse de manera remota, lo cual lo coloca al alcance de otras instituciones militares brasileñas. “Solamente se necesita que un instructor vaya a la otra institución a coordinar las actividades del simulador”, explicó el Gral. Dos Santos, añadiendo que si bien la tecnología está disponible para instituciones educativas interesadas, “necesitamos tener cuidado con las personas que entrenamos”.
Share