Brasil fue sede de mundiales militares de voleibol de playa y natación

Brazil Hosts Military World Beach Volleyball and Swimming Games

Por Nelza Oliveira/Diálogo
diciembre 18, 2017

Brasil fue la sede del segundo Campeonato Mundial Militar de Voleibol de Playa, celebrado entre el 6 y el 13 de noviembre en Río de Janeiro. El país también fue escenario del 49.º Campeonato Mundial Militar de Natación, que se llevó a cabo del 11 al 15 de diciembre, y será anfitrión del Mundial Militar de Taekwondo, en 2018. Los campeonatos forman parte del calendario del Consejo Internacional del Deporte Militar (CISM, en francés) y en Brasil los organizan los ministerios de Defensa y del Deporte, por medio del Departamento de Deporte Militar. El objetivo de los campeonatos es impulsar la preparación de los atletas militares de alto rendimiento para su participación en los VII Juegos Mundiales Militares, en 2019, y en los Juegos Olímpicos de Tokio, en 2020.

“Brasil es miembro destacado del Consejo y es considerado una de las mayores potencias en el ámbito deportivo militar del mundo. El país aspira, con toda razón y mérito, a convertirse en una potencia olímpica. La continuidad de nuestro programa sin duda ayudará mucho al país en su búsqueda para realizar ese sueño”, afirmó el Vicealmirante de la Marina de Brasil Paulo Zuccaro, director del Departamento de Deporte Militar del Ministerio de Defensa. “Los Juegos Mundiales Militares contemplan en la actualidad 41 modalidades deportivas, de las cuales 34 son olímpicas. Los Juegos Mundiales Militares preceden las Olimpíadas intencionalmente. El consejo los realiza un año antes de las Olimpíadas, justamente para favorecer la planificación de distintos países para este evento”, detalló el Valmte. Zuccaro.

Dominio en medallas en voleibol de playa

Más de 50 atletas de Brasil y de otros países participaron en el segundo Campeonato Mundial Militar de Voleibol de Playa. Brasil dominó el podio, conquistando ocho de las nueve medallas en las dos categorías: masculina y femenina. En el rubro masculino, el dúo conformado por el Contramaestre Segunda Clase de la Marina de Brasil (MB) Álvaro Filho y el Sargento Tercero de la Fuerza Aérea de Brasil Saymon Barbosa Santos, se adjudicó el oro. La medalla de plata fue para el Sargento Mayor del Comando del Ejército Brasileño (EB) Gustavo “Guto” Albrecht Carvalhes y el Sargento Mayor del Comando del EB Vitor Araújo Gonçalves Felipe. El bronce quedó en manos del Contramaestre Segunda Clase de la MB Evandro Gonçalves Júnior y el Contramaestre Segunda Clase de la MB André Loyola Stein. En la categoría femenina, la Contramaestre Segunda Clase de la MB Ágatha Bednarczuk y la Sargento Mayor del Comando del EB Eduarda “Duda” Santos Lisboa, conquistaron la medalla de oro, y la Sargento Mayor del Comando del EB Larissa França Maestrini y la Sargento Mayor del Comando del EB Ana Patrícia Silva Ramos, la de plata.

Los juegos de la etapa clasificatoria se llevaron a cabo en el Centro de Capacitación Física del Ejército, en la zona sur de Río de Janeiro, considerado uno de los grandes espacios del desarrollo del deporte brasileño y cuya estructura se encuentra a disposición de los atletas de diversas modalidades que se preparan para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Las semifinales y las finales tuvieron lugar en el Parque Olímpico de Barra, aprovechando el legado olímpico que dejó Río 2016.

“Para mí es muy importante esta experiencia porque cada torneo, cada día a día que vivimos, es un aprendizaje. Formar parte del equipo de alto rendimiento es algo muy importante”, comentó la Sgto. May. Cdo. Lisboa, de la dupla que conquistó la medalla de oro. “Es un honor y un placer poder estar aquí representando a las fuerzas y a Brasil. Para nosotros es un placer enorme”, añadió la Sgto. May. Cdo. Larissa, de la dupla que se llevó la medalla de plata.

Durante la ceremonia de clausura, el Coronel del EB David Kabré, representante del CISM, felicitó a los atletas militares y habló sobre la importancia de la amistad y de superar las diferencias culturales en favor de la paz. “Al comienzo, pensé que se trataría de una competencia de buen nivel. Ahora, al final, me doy cuenta de que fue una competencia de excelencia”, destacó.

Campeonato de natación

El 49.º Campeonato Mundial Militar de Natación del CISM reunió en Río de Janeiro a más de 300 militares extranjeros, entre atletas y comisiones técnicas. Además de Brasil, al evento acudieron 11 países.

La ceremonia inaugural y todas las pruebas se desarrollaron en la Universidad de la Fuerza Aérea, en Campos dos Afonsos, en la zona oeste de Río de Janeiro. Para el Valmte. Zuccaro, la natación cuenta con importantes exponentes en el segmento militar y, al igual que sucedió en el Mundial Militar de Voleibol, la competencia reunió a los mejores atletas brasileños.

“En la natación contamos con nombres como Etiene Medeiros, que hoy en día es, de lejos, el máximo representante de la natación brasileña; además de João Gomes Junior y Daiene Marçal Dias, quienes recientemente se coronaron campeones en el Reto de Canal Rápido, competencia llevada a cabo hace poco y que agrupó a dos hombres y dos mujeres en una prueba bastante difícil contra un cuarteto norteamericano muy fuerte que también incluyó medallistas olímpicos. El nivel es muy alto”, recordó el Valmte. Zuccaro.

Todos los atletas que participan en los mundiales militares forman parte del Programa Atletas de Alto Rendimiento (PAAR), creado en 2008, un año después de que se escogiera al país para ser la sede de los Juegos Mundiales Militares de 2011 y que en aquel momento conquistó el primer lugar en la cantidad de medallas. El objetivo del PAAR es fortalecer al equipo militar brasileño en eventos deportivos de alto nivel tanto nacionales como internacionales.

“Brasil se adjudicó 19 medallas en las Olimpiadas de Río en 2016, 13 de ellas a cargo de atletas militares quienes representaban tan solo el 30 por ciento de la delegación brasileña, conformada por 145 atletas. Nuestro índice de conquista de medallas fue prácticamente cinco veces más alto que el promedio nacional. Se necesitaron 50 atletas de la delegación para poder conquistar una medalla olímpica. Entre los militares, se conquistó una medalla por cada 11 atletas militares”, afirmó el Valmte. Zuccaro. “Entonces, tenemos todas las señales que indican que debemos seguir adelante con nuestro programa, a pasos agigantados y con mucha energía, porque es importante para el país”.

El deporte como alternativa social

El Valmte. Zuccaro explicó que las Fuerzas Armadas también invierten en el deporte de base desde hace 14 años, por medio del Programa Fuerzas en los Deportes, creado por el Ministerio de Defensa en colaboración con los ministerios del Deporte y de Desarrollo Social y Agrario. En la actualidad, el programa, por medio del acceso a prácticas deportivas, atiende alrededor de 23.000 jóvenes y adolescentes de todo el país, comprendidos entre los 6 y los 18 años, que se encuentran en una situación social vulnerable.

“El objetivo central del programa es la inclusión social pero también estamos logrando descubrir talentos. Es uno de los aspectos que más hacen falta en Brasil: esa integración entre la base y el alto rendimiento”, afirmó el Valmte. Zuccaro. “Nos sentimos muy satisfechos y orgullosos de estos dos programas”, concluyó. Aprovechando los vientos favorables, el Valmte. Zuccaro afirmó que Brasil presentará su candidatura ante el CISM para ser la sede del Mundial Militar de Judo, que también se llevará a cabo en 2018.
Share