Equipo De Cirugía De Fuerza De Tarea Conjunta Bravo Aspira A Mejorar La ‎Calidad De Vida

President Ortega “in Poor Health,” According to Nicaraguan Poet Cardenal

Por Dialogo
janeiro 27, 2009

Un equipo de cirugía perteneciente a la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo del Comando ‎Sur de Estados Unidos formado por cuatro personas, realizaron dos procedimientos ‎quirúrgicos en La Paz, Honduras el 13 de enero. Una de las operaciones consistió en ‎extirpar la vesícula a un hombre, y la otra consistió en la operación de una hernia en un ‎niño de cinco años. ‎ El equipo, incluyendo tres miembros del personal médico de la Fuerza Aérea y un ‎cirujano del ejército, trabajaron en conjunto con la Dra Blanca Dermith, la primera mujer ‎cirujana de Honduras, en el Hospital de Dr. Roberto Suazo Cordova. Las operaciones ‎fueron parte de los Ejercicios de Entrenamiento para Disponibilidad Médica, llevados a ‎cabo semanalmente en La Paz y Comayagua, Honduras. ‎ ‎ ‎ El Mayor del Ejército Ron Hyde, quien se desplegó desde Ft. Knox, Ky., es el cirujano ‎que lidera el equipo aquí. Exceptuando al anestesista, el grupo ha estado trabajando en ‎conjunto por casi tres meses. Durante ese tiempo, llevaron a cabo 20 cirugías ‎aproximadamente, con la Dra Dermith. ‎ ‎ ‎ Tal como un baile muy bien ensayado, la Dra Dermith y el Dr. Hyde se mueve con ‎facilidad durante los procedimientos que realizan juntos. A medida que ella completa un ‎paso, él se apresura a tomar la iniciativa. ‎ ‎ ‎ ‎“Es muy positivo trabajar con colegas tan excelentes,” expresó la Dra. Dermith sobre el ‎equipo militar. “Debido a la complejidad de algunos casos, no podríamos haber realizado ‎ciertos procedimientos sin su ayuda,” ella dijo, refiriéndose a la operación a la que se ‎sometió al niño de 5 años. ‎ ‎ ‎ Según la Dra Dermith, los anestesistas locales no trabajan con niños menores de seis ‎años, debido a la complejidad de los procedimientos y a las limitaciones de recursos ‎disponibles. Si por alguna razón los anestesistas de la Fuerza Aérea no hubiesen podido ‎completar la operación, el niño hubiese tenido que esperar como mínimo un mes y viajar ‎más de 50 millas a Tegucigalpa para que operasen su hernia. Si se hubiera quedado en La ‎Paz, probablemente tendria que esperar un año como mínimo. ‎ El enfermero certificado especializado en anestesia, Teniente Coronel Ritchie Grissett, ‎desplegado en la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo, procedente de la Base Aérea Wright-‎Patterson de Ohio, es nuevo en el equipo quirúrgico. Llegó la semana pasada y fue ‎directamente a rotación quirúrgica.‎ ‎“Después de terminar el caso, fue bueno saber que el niño y la madre no tuvieron que ‎esperar un mes extra para que el procedimiento se realizara,” dijo el Coronel Grissett. “Le ‎dio al niño un mes de ventaja para que se recupere y lleve la vida active de un niño ‎normal. ” ‎ ‎ ‎ Los Ejercicios de Entrenamiento para Disponibilidad Médica o MEDRETEs, se llevan a ‎cabo para que el personal militar tenga la oportunidad de mantener sus habilidades. Los ‎médicos también tienen la oportunidad de aprender de sus compañeros y de los ‎profesionales médicos locales con los que trabajan en el lugar. ‎ ‎ ‎ Al terminar sus actividades del día, el equipo ya estaba deseoso de saber sobre la próxima ‎misión a ser asignada en el lugar. ‎ ‎ ‎ ‎“Creo que este despliegue será diferente de mis otros despliegues,” dijo el Coronel ‎‎Grissett, veterano de la Operación Libertad Iraquí. “Tratar de salvar vidas en Irak es ‎estresante, exhaustivo y, después de unos meses, empiezas a sentir el desgaste ‎emocional.” ‎ ‎ ‎ ‎“Ésta experiencia es diferente, porque no solo estamos salvando muchas vidas, pero ‎también estamos mejorando la calidad de vida de las personas. Espero terminar esta ‎misión con un sentimiento positivo de que hemos ayudado a quienes lo necesitaban."
Share