La muerte de bin Laden afectará las operaciones de al-Qaeda en Yemen

Por Dialogo
maio 04, 2011




SANÁ, Yemen – Investigadores y políticos yemeníes señalan que la muerte del líder de al-Qaeda Osama bin Laden representa un fuerte revés para la organización, paralizándola a corto plazo y fortaleciendo los esfuerzos contra el terrorismo y elementos terroristas en Yemen.
Bin Laden fue asesinado en las primeras horas de la mañana del 1 de mayo (2 de mayo en Pakistán) en una operación ejecutada por fuerzas de EE.UU. en la ciudad de Abbottabad, 60km al noreste de la capital pakistaní de Islamabad.
“La muerte de bin Laden en esta época de revoluciones árabes pacíficas puede realzar la manera de pensar de los que exigen la paz y el logro pacífico de los objetivos, en lugar de recurrir a la violencia que preconiza al-Qaeda”, dijo a Al-Shorfa Mohammad al-Ghabri, analista político y experto en grupos islamistas.
Al-Ghabri dijo que al-Qaeda puede sufrir de “locura histérica” luego de la muerte de su líder y puede perder mucho de su poder. Afirmó que muchos individuos que se han unido recientemente a la organización pueden dejarla y abandonar la vida de violencia que la organización preconiza.
“La confusión dentro de al-Qaeda puede revelar muchas de sus debilidades, particularmente en este tiempo sensible de revoluciones árabes que han dejado de lado la de la violencia como instrumento para lograr objetivos”, añadió.
Mohammed al-Qaidi, vocero oficial del ministerio del Interior Yemení, dijo que Yemen continúa sus esfuerzos y su asociación con la comunidad internacional en la lucha contra el terrorismo. La muerte de bin Laden es de capital importancia, dijo, y fortalecerá la lucha contra el terrorismo ya que se trataba del líder espiritual de al-Qaeda a nivel internacional.
Al-Qaidi dijo que la muerte de bin Laden originaría una gran confusión dentro de la organización a corto plazo a la vez que afectará sus operaciones.
“Sin embargo, su eliminación no representa la eliminación del terrorismo. El terrorismo constituye un distanciamiento de la ley y de la Sharia, así como de los hábitos, tradiciones y costumbres, por lo que los terroristas continuarán siendo el blanco del régimen hasta que sean eliminados”, afirmó.
Al-Qaidi enfatizó la necesidad de los esfuerzos internacionales duraderos para combatir el terrorismo.
Saeed al-Jamahi, investigador de organizaciones terroristas dijo a Al-Shorfa que la muerte de bin Laden representa un revés para la organización, que podría instigar a sus miembros a tomar represalias y ejecutar operaciones contra intereses occidentales.
Dijo Al-Jamahi: “La rama de al-Qaeda en Yemen será la más afectada porque algunos consideraban que el futuro de la organización estaba en Yemen”.
Añadió que la muerte de bin Laden desencadenará una fase de confusión.
“Pero el conflicto que la organización lleva adelante es un conflicto a la vez militar e ideológico. Mientras que el conflicto militar puede detenerse, el conflicto ideológico continuará con el reclutamiento y búsqueda de extranjeros para que se conviertan en miembros de la organización”, afirmó.
Al-Jamahi dijo que la organización ha recibido, directa e indirectamente, golpes severos de parte de las revoluciones árabes y que la muerte de bin Laden es una importante victoria en la lucha contra el terrorismo porque se trataba de un líder espiritual para los terroristas.
“La presencia de personalidades temerarias y violentas como las de (Ayman) al-Zawahiri alentará a la organización a responder y vengar a su líder en el menor tiempo posible para probar a sus oponentes que la organización continuará con mayor fuerza que antes”, afirmó.
Pero al-Jamahi añadió que esta posibilidad parece poco probable.
El juez Hamoud al-Hattar, ex ministro de Legado y Orientación, dijo que se necesita hacer más para confrontar el terrorismo. Afirmó que la muerte de bin Laden constituirá una gran sacudida para al-Qaeda y que todos los organismos deben cooperar en estos momentos para combatir intelectual e ideológicamente a esta organización.
Share