Obama justifica la participación estadounidense en Libia

Marine Corps Training, Advisory Group Partners with Nicaraguan Military

Por Dialogo
março 30, 2011


El Presidente Barack Obama manifestó en la Universidad Nacional de Defensa que frenar una masacre en Libia era uno de los principales intereses de Estados Unidos.

Frente a una audiencia compuesta por el alumnado y cuerpo docente en Lincoln Hall, Fort Lesley J. McNair, Obama justificó la creación de una zona de exclusión de vuelos sobre Libia y así proteger a la población del régimen de Muamar el Gadafi.

Obama se refirió a la crueldad expuesta por Gadafi al reprimir a los libios que quieren otro gobierno para su país.

“A pesar de la condena internacional, Gadafi eligió aumentar sus ataques, iniciando una campaña militar contra el pueblo libio”, señaló Obama. “Muchos inocentes fueron asesinados. Se perpetraron ataques a hospitales y ambulancias. Varios periodistas fueron arrestados, sexualmente atacados y asesinados”, fustigó.

Gadafi ordenó a sus tropas que bloquearan el suministro de alimentos, agua y combustible a ciudades costeras, localidades y pueblos bombardeados. “Se libraron aviones militares y helicópteros de artillería sobre la gente, que no tenía medios para defenderse del ataque aéreo”, expresó.

“Confrontado por esta brutal represión y una crisis humanitaria inminente, ordené el envío de buques de guerra hacia el Mediterráneo”, indicó el jefe de gobierno. “Los aliados europeos confirmaron su disposición de ofrecer sus recursos y así detener la matanza. La oposición libia y la Liga Árabe pidieron ayuda al mundo para salvar vidas en Libia.

“Bajo mis órdenes”, continuó, “Estados Unidos llevó adelante un plan junto a nuestros aliados del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para aprobar una resolución histórica que autorice una zona de exclusión de vuelos con el objetivo de detener los ataques aéreos que realiza el régimen y autorizar todas las medidas necesarias para proteger al pueblo libio”.

Nueve días atrás, la coalición inició operaciones militares para aplicar la resolución de la ONU, luego de evidenciarse la presión de las fuerzas del régimen sobre Benghazi, bastión de la rebelión y hogar de más de 700.000 hombres, mujeres y niños.

“Sabíamos que si esperábamos un día más, Benghazi […] podría sufrir una masacre que repercutiría en la región y mancharía la conciencia del mundo”, puntualizó Obama.

“No estaba entre nuestros intereses nacionales que sucediera esto”, explicó el mandatario. “Me rehusé a que eso ocurriera”.

Luego de consultarlo con dirigentes del congreso, Obama ordenó los ataques para salvar a Benghazi. “Vencimos a las tropas de Gadafi en la localidad vecina de Ajdabiya, lo que permitió a la oposición expulsarlos”, puntualizó. “Atacamos sus defensas aéreas, lo que propició la creación de una zona de exclusión de vuelos. Nuestros objetivos eran tanques y recursos militares que venían afectando ciudades y pueblos. Bloqueamos gran parte del suministro necesario para estos recursos. Y esta noche puedo informar que hemos detenido el mortífero avance de Gadafi”.

Estados Unidos actuó como líder de la coalición de naciones. Reino Unido, Francia, Canadá, Dinamarca, Noruega, Italia, España, Grecia, Turquía, Qatar y Emiratos Árabes Unidos se congregaron en responsabilidad para defender al pueblo libio, destacó Obama.

“En solo un mes, Estados Unidos ha trabajado con nuestros aliados internacionales para movilizar una amplia coalición, estableciendo un mandato transnacional seguro para proteger a la población civil, detener el avance del ejército, prevenir una masacre y establecer una zona de exclusión de vuelos con nuestros aliados y socios”, afirmó.



Share