• Home »
  • Uncategory »
  • El Salvador’s Armed Forces, U.S. SOUTHCOM Provide Humanitarian Assistance to Rural Communities

Las Fuerzas Armadas de El Salvador y el Comando Sur de Estados Unidos prestan asistencia humanitaria en comunidades rurales

El Salvador’s Armed Forces, U.S. SOUTHCOM Provide Humanitarian Assistance to Rural Communities

Por Dialogo
outubro 08, 2015





Las Fuerzas Armadas de El Salvador (FAES) y el Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM) están uniendo esfuerzos para llevar asistencia humanitaria especializada y gratuita a las comunidades rurales más empobrecidas del país, en donde los servicios básicos como agua y electricidad, además de servicios médicos y hospitalarios, son escasos o precarios.

“Los Ejércitos de ambos países están unidos para ayudar a la población que más lo necesita, ya sea porque viven alejados de los servicios o porque no tienen para pagarlos”, expresó el Coronel Nelson Ramírez, representante del Destacamento Militar N.° 6 de la FAES y coordinador de las jornadas médicas en el departamento de La Unión. “Este trabajo es una muestra más de nuestros lazos de fraternidad y hermandad hacia las comunidades”.

Este programa de apoyo humanitario comenzó a desarrollarse en enero de este año y la FAES lo ejecuta a través de su Batallón de Sanidad Militar (BSM) y del Hospital Militar Central (HMC) con 400 elementos rotativos entre personal militar, médico y paramédico. Según el Coronel del Ejército de EE.UU. Robert A. Wagner, Jefe de la Oficina de Cooperación en Seguridad en El Salvador, “el aporte del Comando Sur es mínimo en comparación con los esfuerzos de la FAES para incluir y colaborar con organizaciones interagenciales del Gobierno de El Salvador y diversas ONG locales. Entre los organismos que respaldan la iniciativa cívica, médica y militar de la FAES cabe mencionar al Ministerio de Salud de El Salvador, la Policía Nacional Civil y las municipalidades locales”.

Diversidad de servicios de salud


Entre enero y agosto, las tropas de ambos países han llevado a cabo 29 campañas médicas, ofreciendo una amplia variedad de servicios, tales como odontología, ginecología, psicología, medicina general y pediatría a 20.000 personas de bajos ingresos de todo el país, incluyendo personas con discapacidades.

“Este es un ejemplo del tipo de esfuerzos necesario para asegurar que las comunidades que enfrentan serios desafíos en El Salvador reciban la atención que necesitan”, indicó la Embajadora de EE.UU. en El Salvador, Mari Carmen Aponte.

Uno de los ejercicios humanitarios más recientes se realizó el 31 de agosto en el Centro Escolar Colonia Bella Vista del municipio de Conchagua, en el departamento de La Unión. Tres mil personas llegaron desde las primeras horas de la mañana para recibir los beneficios de los equipos militares.

“Vine desde las 4:00 a.m. a hacer la fila para tener un cupo de atención y ser de las primeras en pasar la consulta con los militares”, relató Luisa Bonilla, ama de casa de 75 años y habitante del cantón El Ciprés, en Conchagua. “Me han atendido como reina, me dieron todos los medicamentos que necesitaba para controlar mi hipertensión y voy feliz. Ojalá siempre estuvieran aquí”.

María Rosario Pérez, un ama de casa de 64 años, caminó junto a sus nietos desde el cantón Buena Vista, a unos tres kilómetros del centro escolar, para recibir atención médica.

“Me levanté tempranito y preparé a mis seis nietos para venir, porque todos tienen problemas de la piel, un hongo en las plantas de los pies que nunca se les quita”, comentó. “Caminamos, hicimos la cola y ya nos explicaron cómo les vamos a aplicar los medicamentos. Vamos muy felices”.

Gratitud por el programa


La gobernadora de La Unión, Cricia Hernández, expresó su agradecimiento hacia el Comando Sur de EE.UU. por unirse a las fuerzas militares salvadoreñas y movilizar equipo hospitalario especializado y medicamentos para diversas áreas médicas. “Estamos muy agradecidos con el Comando Sur de los Estados Unidos por estar brindando este apoyo a la comunidad, porque han movilizado una gran cantidad de recursos para que todos reciban medicinas de calidad”.

El personal médico hizo mucho más que brindar tratamiento y medicamentos; la asistencia también incluyó charlas especializadas sobre prevención de riesgos ante eventos naturales, tales como inundaciones, que pueden causar deslizamientos de tierra. De igual forma los médicos enseñaron a los habitantes del lugar a prevenir enfermedades transmitidas por vectores, como el dengue o la chikungunya.

“Es un gran apoyo que vengan especialistas a orientar a nuestras personas sobre cómo proteger a las familias de enfermedades tan comunes como el dengue, que si no se cuidan, pueden ser hasta mortales”.
Share