Costa Rica lanza estrategia para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo

Costa Rica Launches Strategy to Combat Money Laundering, Terrorism Financing

Por Dialogo
agosto 21, 2015

Hay que poner más seguridad en pueblos ,cantones de costa rica pero buen ejemplo a adolescentes todos estamos agradecidos cn lo que están asiendo pero escuche a los ciudadanos para saber lo que ellos piensan


La estrategia nacional de Costa Rica para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo es una iniciativa de gran alcance que tiene por objetivo la creación de nuevas herramientas para luchar agresivamente contra dichos delitos.

Autoridades de gobierno la presentaron durante la XXXI Reunión Plenaria del Grupo de Acción Financiera de América Latina (GAFILAT), realizada entre el 9 y 10 de julio en San José, capital del país.

El plan se basa en 40 recomendaciones del grupo regional y, entre otras cosas, propone leyes para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

La estrategia se basa específicamente en los principios que integran el núcleo del sistema Anti-Lavado de Dinero y Control de la Financiación del Terrorismo (ALD/CFT) de GAFILAT: prevención, detección, inteligencia, investigación, y justicia penal.

A través de su plan de acción, el objetivo de la iniciativa es “proteger al país del lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo a través del cumplimiento de las cuarenta recomendaciones”, señaló Guillermo Araya, Director General del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD). “En general, los contenidos de la estrategia son los componentes del sistema contra el lavado de activos de GAFILAT”.

Paso siguiente: la implementación


El paso siguiente de la iniciativa es la implementación, que incluye la redacción de leyes específicas y el desarrollo de un sistema de medición, utilizando estadísticas, para medir su efectividad.

El ICD está trabajando para crear “un sistema de información y estadísticas [...] para monitorear y dar seguimiento tanto al cumplimiento como a la efectividad de las acciones y para fortalecer todo el sistema de control”, señaló Araya.

Como parte de la amplia estrategia para combatir el lavado de dinero y el terrorismo, el ICD también está trabajando en desarrollar una ley de confiscación de activos. La ley “va por los activos, más que nada el capital económico, de las organizaciones delictivas. No va tras las personas”, agregó Araya.

Al crear leyes específicas y otras medidas para implementar la estrategia, el ICD se está enfocando en las industrias y empresas que tienen riesgo más alto de ser penetradas por operarios del crimen organizado que se dedican al lavado de activos. Esto incluye casinos, estudios contables, la industria inmobiliaria, comerciantes de piedras preciosas y metales, y fideicomisos y proveedores de servicios a empresas, incluyendo abogados y notarios.

Este es un “enfoque basado en riesgos” en actividades que tienen mayores probabilidades de ser penetradas por una operación de lavado de dinero, añadió.

Este enfoque clasifica las actividades según niveles de riesgo, explicó Araya. Al mismo tiempo añadió que el ICD planea destinar el 80 por ciento de su personal para monitorear el 20 por ciento de las actividades en los niveles de más alto riesgo.

De esta forma, 78 integrantes del ICD serán asignados a las siguientes áreas: administración de activos, prevención, inteligencia, y control de precursores y químicos esenciales. Los otros 14 integrantes conforman la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que se encarga de monitorear transacciones e informes de operaciones sospechosas.

Apuntando contra las finanzas del crimen organizado


Desarrollar leyes específicas para apuntar contra los activos de los narcotraficantes y otros grupos del crimen organizado es un componente clave de esta iniciativa.

“Irá detrás de los aportes que les dan poder para penetrar en la estructura del estado, del sector privado y de las economías nacionales”, señaló Araya, quien añadió que la ley “procesaría capital económico ilícito”.

El rol del sector privado


El estado no se encuentra solo en sus esfuerzos por detener a los grupos del crimen organizado y los narcotraficantes; el sector privado es un gran aliado en este esfuerzo, según Araya, quien añadió que “existe una sinergia muy importante” como resultado del encuentro GAFILAT del mes de julio.

“Hemos visto y sentido el apoyo y la participación del sector privado con el estado, dando todo para blindar al país de forma tal de evitar la penetración del lavado de dinero, la corrupción y el crimen organizado”, afirmó.

GAFILAT es una rama del Grupo de Acción Financiera de Sudamérica (GAFISUD), creado en diciembre de 2000 por autoridades de seguridad del área para iniciar un combate regional contra el lavado de dinero.

Inicialmente integrado por nueve países sudamericanos, los ataques terroristas del 11 de septiembre en Estados Unidos llevaron a GAFISUD a ampliar su radio de acción e incluir el financiamiento del terrorismo.

Las autoridades cambiaron el nombre durante el encuentro del grupo llevado a cabo en 2014, cuando llamaron al grupo GAFILAT para ampliar el espectro de participantes e incluir a todos los países de América Latina.

GAFILAT está integrado por 16 países.
Share