Médicos militares de EEUU atienden a pacientes de cataratas hondureños

Por Dialogo
fevereiro 15, 2011


Junto a oficiales de salud locales, médicos militares estadounidenses restauraron la vista de unos 200 hondureños durante un ejercicio de entrenamiento de oftalmología que duró una semana en Choluteca, Hospital del Sur.

El Programa de Ejercicios de Entrenamiento para Preparación Médica del Comando Sur de los Estados Unidos constituye un evento militar y esfuerzo de entrenamiento de la región, que otorga al personal de salud militar estadounidense la oportunidad de lograr un impacto positivo en miles de personas y a su vez reciben un entrenamiento invaluable de despliegue.

Durante este ejercicio, el personal del Elemento Médico de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo (JTF-B) realizó procedimientos quirúrgicos en pacientes hondureños que padecían cataratas y estrabismo, una alteración en la cual los ojos no se alinean en la misma dirección.

“Este es nuestro décimo año realizando esta misión en Choluteca”. El 2 de febrero en Choluteca, el Tte. Cnel. Dr. Darrel Carlton, jefe de cirugía, manifestó lo siguiente: “Realizamos unos 200 por año… por lo cual cerca de 2.000 personas han sido afectadas directamente en esta misión”.

El Coronel Carlton explicó el modo en que se selecciona a los pacientes y las condiciones que reciben tratamiento.

“Hasta el momento en la misión de este año, hemos examinado a 500 pacientes y realizamos 30 cirugías diarias. Las cataratas son una causa común de ceguera y la condición principal a tratar. En esencia, tomamos a una persona que padece ceguera y le restauramos la vista. Atendemos de 20 a 25 casos como éste por día”.

“También realizamos cirugías de estrabismo. Se trata de una condición en la cual los ojos del paciente enfocan en la dirección incorrecta. Ya que para esta cirugía los pacientes deben someterse a anestesia general, sólo podemos atender de cuatro a cinco casos por día”, manifestó el Coronel Carlton.

“La Fuerza de Tarea Conjunta—Bravo se viene desempeñando (en Honduras) por casi 30 años y nuestra relación con el pueblo hondureño es muy estrecha”, comentó. “Haremos todo lo posible para continuar con esta misión aquí en Choluteca”.

Hernán Vindel, administrador del hospital, dio por terminada la conferencia de prensa expresando su gratitud.

“Gracias, JTF-B. Gracias al gobierno estadounidense por el invaluable apoyo”, expresó. “Nuestras puertas están abiertas. Estaremos aquí, esperándolos. Su labor es realmente importante para nosotros. Les agradecemos y que Dios los bendiga”.



Share