Colombia cuenta con el primer Sargento Mayor de Comando Conjunto

Colombia cuenta con el primer Sargento Mayor de Comando Conjunto

Por Geraldine Cook / Diálogo
octubre 07, 2019

Diálogo: Usted es el primer Sargento Mayor de Comando Conjunto de las Fuerzas Militares de Colombia. ¿Qué significa asumir este ascenso?

Sargento Mayor de Comando Conjunto de las Fuerzas Militares de Colombia Argemiro Posso Rivera: El ascenso se consolidó en marzo de 2018 y para mí es un honor y una responsabilidad muy grande al ser el primer suboficial a ser elevado a este rango. Al asumir este ascenso, me he trazado dos retos. El primero es posibilitar mayor educación y entrenamiento a las nuevas generaciones de suboficiales para que logren esta posición de liderazgo. El segundo es solicitar y lograr el ascenso de sargentos mayores de cada una de las ramas de las fuerzas militares del país.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia del suboficial?

Sgto. Mayor Posso: Los suboficiales somos la columna vertebral de la institución militar, ya que somos la mano derecha del comandante para poder cumplir con su intención y con la misión que imponga el Estado. Los suboficiales en Colombia somos privilegiados, ya que nuestros generales, almirantes y oficiales nos apoyan porque reconocen que un cuerpo de suboficiales educado y profesional permite el logro de misiones exitosas.

 Diálogo: ¿Cómo ha sido el avance de los suboficiales en Colombia?

Sgto. Mayor Posso: El desarrollo profesional del cuerpo de suboficiales de Colombia nació en 2003 cuando se nombraron los primeros Sargentos Mayores de Comando de manera honoraria. En 2006, se cambió el decreto de la carrera de los suboficiales y se crearon los grados de Sargento Mayor de Comando y el de Sargento Mayor de Comando Conjunto. Nuestro avance profesional se debe al apoyo de nuestro aliado estratégico, el Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM en inglés) y el Ejército Sur de los EE.UU. (ARSOUTH en inglés).

Diálogo: ¿En qué consiste el Programa Integral para Suboficiales de Alta Jerarquía (PISAJE)?

Sgto. Mayor Posso: PISAJE es un programa de 6 meses para poder ascender al grado de Sargento Mayor de Comando. El objetivo es brindar a los suboficiales nuevas técnicas, administración logística, liderazgo y manejo de conocimiento sobre seguridad y la defensa nacional para que puedan apoyar al comandante en la toma de decisiones. PISAJE tiene más de 13 años, realiza intercambio de visitas semestrales a los Estados Unidos y recibe suboficiales de la región. Esperamos que el programa de PISAJE se fortalezca aún más para permitir a las nuevas generaciones de suboficiales llegar a las posiciones de liderazgo.

Diálogo: ¿Qué proyecto existe para continuar con la capacitación de los suboficiales?

Sgto. Mayor Posso: Trabajamos en la consolidación de la academia de Sargentos Mayores en Colombia para que allí estudien todos los suboficiales de las fuerzas militares del país y convertirnos en un referente regional. Esperamos que esto se haga posible con la ayuda que nos otorga SOUTHCOM y ARSOUTH.

Diálogo: ¿Qué papel jugó el cuerpo de suboficiales en el proceso de paz en Colombia?

Sgto. Mayor Posso: La estrategia de haber podido sentar a negociar a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia fue un trabajo en equipo liderado por nuestros oficiales en las fuerzas militares de Colombia. En este trabajo, sin duda, el cuerpo de suboficiales jugó un papel importante. Nosotros entendimos la intención del comandante y su misión y le ayudamos a lograrla con éxito. Sin embargo, nos tocó pagar un costo muy alto para eso, ya que en 54 años de conflicto en Colombia interno, perdimos unos 6,000 soldados y tenemos más de 32,000 que dejaron alguna parte de su cuerpo en el campo de combate.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia del trabajo conjunto de los suboficiales de la región?

Sgto. Mayor Posso: Es importante que trabajemos en conjunto para compartir experiencias y lecciones aprendidas. Los suboficiales tenemos a los EE. UU. como aliado estratégico y juntos podemos brindar nuevos canales de profesionalización para tener suboficiales más capacitadas y educados que puedan enfrentar las amenazas comunes de la región como el narcotráfico, la minería ilegal, el tráfico de armas, el lavado de activos y apoyar las acciones de ayuda humanitaria.

Share