Curso Mujer, Paz y Seguridad se realiza en escuela de paz de Uruguay

Argentina, Brasil, Chile y Uruguay participaron del curso Mujer, Paz y Seguridad en la Escuela Nacional de Operaciones de Paz del Uruguay.
Nastasia Barceló/Diálogo | 25 agosto 2017

Capacitación y Desarrollo

Un grupo de alumnos provenientes de las fuerzas armadas de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay que participaron del curso en la ENOPU. (Foto: Ministerio de Defensa del Uruguay)

En los días 26, 27 y 28 de julio se realizó el curso internacional “Mujer, Paz y Seguridad” en la Escuela Nacional de Operaciones de Paz del Uruguay (ENOPU), con alumnos provenientes de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. Todas las actividades se basaron en la aplicación de la Resolución 1325, sobre el mismo tema, del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El ministro de Defensa del Uruguay Jorge Edgardo Menéndez Corte entrega un certificado de participación a una alumna que participó del curso “Mujer, Paz y Seguridad” en la ENOPU, durante la ceremonia de clausura. (Foto: Ministerio de Defensa del Uruguay)

La República Oriental del Uruguay ocupa el onceavo lugar a escala mundial en cuanto a la participación femenina en los contingentes de misiones de paz de la ONU y el primer puesto a escala regional. En total son 122 países que participan en las misiones.

Mujeres en misiones de paz

“La primera vez en la historia en que una mujer de las Fuerzas Armadas uruguayas participó en una misión de paz fue en 1987, en la península del Sinaí. Este hecho significó el inicio de una práctica permanente, y las mujeres uruguayas han estado también en el Congo y Haití”, dijo la Capitán del Ejército de Uruguay Carina de los Santos, que se desempeñó como coordinadora del curso. “Sin embargo, aún continúan siendo una minoría dentro de los contingentes, entre un seis por ciento y un nueve por ciento, aproximadamente.”

En el curso participaron 28 alumnos provenientes de los cuatro países sudamericanos. Además participaron integrantes del Ejército Nacional de Uruguay y del Ministerio de Relaciones Exteriores de dicho país. En la jornada de clausura estuvieron presentes el General del Ejército de Uruguay Marcelo Montaner, director del Sistema Nacional de Apoyo a las Operaciones de Mantenimiento de la Paz, y el Coronel del Ejército de Uruguay Niver Pereira, director de la ENOPU.

Actividades del seminario

Alumnos del curso “Mujer, Paz y Seguridad” de la ENOPU, en el Palacio Legislativo del Uruguay. (Foto: Ministerio de Defensa del Uruguay)

La Cap. De los Santos indicó que el seminario contó con diversas actividades, como la conferencia de Angelina Vunge, autora del libro “Angelina: Las huellas que dejó Angola”. “Angelina Vunge es oriunda de una localidad rural de Angola; fue víctima de abusos, tanto morales como psicológicos, y sufrió violencia física y sexual. Actualmente, Vunge reside en Uruguay y en su libro relata que llegó a ese país por mera casualidad. Como pasa en la mayoría de los casos, su destino podría haber sido Portugal o Brasil por la proximidad cultural e idiomática, pero una mujer de los Cascos Azules uruguayos le tendió la mano y así fue que su destino cambió”, explicó la Cap. De los Santos.

“Bajo la premisa de que cada vez más debe haber más mujeres conformando los contingentes de las misiones de paz, fue que por cuarta vez consecutiva se realizó el curso Mujer Paz y Seguridad en el Uruguay”, agregó la Cap. De los Santos. El curso se realiza cada año, en la segunda mitad del año, entre los meses de julio y septiembre. Las clases son dictadas en inglés y español con traducción simultánea.

Resolución 1325

Entre los temas desarrollados en el seminario se destacó la temática relacionada con la inclusión de género en las misiones de paz y la violencia sexual que es ejercida sobre la población en las regiones anfitrionas de las mismas, como también la diferencia entre género y sexo. Todos los temas estuvieron orientados de acuerdo con la implementación de la Resolución (CS) 1325, que el Consejo de Seguridad adoptó por unanimidad en 2000, después de reconocer el impacto desproporcionado y único que el conflicto armado tiene sobre las niñas y mujeres.

La resolución es una de las primeras en consagrar legalmente la exigencia con las partes en conflicto sobre los derechos de las mujeres durante la repatriación y el asentamiento, y también en el proceso de rehabilitación y adaptación post-conflicto. Por otro lado, esta resalta el rol que desempeñan las mujeres en la prevención y solución de los conflictos así como en la consolidación de la paz.

El Cnel. Pereira enfatizó la relevancia de la participación de las mujeres en las misiones, y destacó su sensibilidad para abordar y tratar las distintas situaciones de riesgo que se presentan en el terreno. “Las mujeres se desempeñan en diferentes cargos por dentro de las misiones, que van desde capitanes a cargo como doctoras, cocineras, enfermeras, odontólogas, traductoras, conductoras de vehículos y radio-operadoras de centros de mensajes”, explicó.

“A lo largo de los años hemos ido ganando distintas aparcerías internacionales para la capacitación en el tema género que es tan importante para nuestras Fuerzas Armadas, como por ejemplo con la Escuela de Post Graduados Navales o NPS [por sus siglas en inglés] de los EE. UU., así como con alumnos de países miembros de la Asociación Latinoamericana de Centros de Entrenamiento para Operaciones de Paz. Por eso es que la realización del curso es fundamental para nosotros”, puntualizó el Cnel. Pereira.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 3
Cargando las Conversaciones